Rescatan a 80 guatemaltecos "secuestrados" en una finca cafetalera

viernes, 18 de marzo de 2005
* Desde el 18 de enero se les impedía la salida, no se les pagaban sus salarios y eran obligados a trabajar 12 horas al día Tuxtla Gutiérrez, Chis , 17 de marzo (apro)- Unos 80 jornaleros agrícolas guatemaltecos fueron rescatados hoy por personal del Instituto Nacional de Migración (INM), de una finca cafetalera en el municipio de La Concordia, donde prácticamente se les mantenía secuestrados, no se les pagaba su salario y eran víctimas de abusos laborales por parte del administrador Máximo Dionisio Pérez y Ramón Molina López lograron escapar de la finca y presentaron una denuncia en el Centro de Derechos Humanos “Fray Matías de Córdova” Señalaron que en el lugar había poco más de 80 jornaleros guatemaltecos desde el pasado 18 de enero Los jornaleros fueron contratados para trabajar en el corte de café; una vez que venció el contrato exigieron el pago de sus salarios, pero en respuesta fueron agredidos con gas lacrimógeno por los guardias de la finca, quienes, según las denuncias, los mantienen vigilados y amenazados de muerte El Centro de Derechos Humanos “Fray Matías de Córdova” exigió inmediatamente la intervención de las autoridades Este día llegó a la finca, enclavada en la sierra de Chiapas, personal de la Secretaría de Seguridad Pública y del Grupo Beta del INM a rescatar a los jornaleros, quienes ratificaron sus denuncias La propietaria del lugar, Celia Moreno Corzo, se comprometió a pagar el adeudo, aunque las autoridades no precisaron si se hará acreedora a alguna sanción por los abusos cometidos contra los trabajadores Los guatemaltecos denunciaron que eran obligados a trabajar 12 horas al día, lapso en el que deberían cortar, por lo menos, dos canastas de grano de café Para cumplir con la exigencia patronal, los jornaleros debían ser ayudados por sus mujeres e hijos, sin recibir un pago extra por este trabajo Denunciaron también que únicamente recibían dos alimentos al día, consistentes en frijol y tortillas; cualquier alimento extra que desearan comer les era descontado de su salario Los jornaleros fueron sacados del lugar y llevados a la capital de Chiapas, a donde esperarán el pago de sus meses de trabajo, para ser llevados posteriormente a Guatemala

Comentarios