Son explotados cinco mil jornaleros en fincas de Chiapas: Guatemala

sábado, 19 de marzo de 2005
* Investiga a siete ingenios donde presuntamente se violan los derechos laborales de sus paisanos Tuxtla Gutiérrez, Chis , 18 de marzo (apro)- El vicecónsul de Guatemala en Ciudad Hidalgo, Carlos Chopen, estimó que, por lo menos, cinco mil jornaleros guatemaltecos, aproximadamente, son susceptibles de ser explotados laboralmente en, por lo menos, siete fincas ubicadas en territorio chiapaneco a lo largo de la frontera sur mexicana Chopen acudió a Tuxtla Gutiérrez a asesorar y representar a los más de 100 indígenas que fueron rescatados de las fincas Nueva Esperanza (86) y la Delgado (32), ambas ubicadas en el municipio serrano de La Concordia, y logró que, por fin, los trabajadores recibieran su pago que les había sido retenido “con engaños” por los patrones Ayer jueves, miembros del Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración (INM) “rescataron” de las fincas mencionadas a los indígenas que fueron contratados por “enganchadores” en Guatemala y traídos a la Sierra Madre de Chiapas, con la promesa de que estarían “bien pagados y con buenas atenciones”, además de que tendrían “casa, salud y alimentación”, sin embargo, la realidad fue otra y vivían en condiciones infrahumanas Los más de 100 indígenas guatemaltecos que entraron a territorio mexicano bajo el programa gubernamental de jornaleros agrícolas temporales, se encontraban en paupérrimas condiciones; únicamente comían arroz, frijoles y tortillas, y dormían en barracas --al estilo de los campos de concentración nazis--; los que tenían esposa e hijos contaba con una casa de adobe con techo de barro y piso de tierra, sin camas ni muebles A bordo de dos camiones fueron trasladados a esta ciudad donde pernoctaron en el patio de la delegación regional del INM, para esperar que este día sus patrones les liquidaran sus pagos por los días que trabajaron cortando café Algunos tenían 24 días trabajando y otros, más de dos meses Pese a que el corte ya había terminado, con argumentos evasivos la dueña de la finca Nueva Esperanza, Celia Moreno Corzo, se había rehusado pagarles a los trabajadores, quienes ya tenían más de 10 días esperando su liquidación Los representantes legales de Moreno Corzo pagaron hoy cerca de 200 mil pesos a todos los trabajadores, cuyos sueldos acumulados oscilaban entre dos mil y seis mil pesos “Nuestra preocupación es que se sigan violando los derechos laborales de los trabajadores migrantes, nosotros informaremos a la Cancillería guatemalteca de este y otros casos que se han registrado para ver si se suspende o cancela la contratación de personas a través del programa de jornaleros agrícolas”, dijo Chopen Señaló que no sólo en esta finca se han violado los derechos laborales de los trabajadores, sino en muchas que hay en Chiapas “Son como cinco mil jornaleros agrícolas que podrían estar siendo victimas de violación a sus derechos laborales en, al menos, siete fincas de todo el estado, la mayoría de ellas ubicadas a lo largo de la frontera sur “Por ejemplo, en la finca Charly, que está muy cerca de Ciudad hidalgo, sede del consulado, no se firman contratos, hemos recibido denuncias sobre violaciones a los derechos laborales”, dijo Chopen Apuntó que hay otras en las cuales se han detectado irregularidades, pero se abstuvo de mencionarlas porque está en proceso una investigación, pues las autoridades guatemaltecas están programando visitas sorpresas a esas fincas Dijo que por su parte enviará un informe general de las condiciones infrahumanas en las cuales trabajan sus paisanos en las fincas de Chiapas y la Cancillería guatemalteca decidirá si envía una protesta diplomática, pide revisión de programa o una explicación de lo que acontece

Comentarios