Entierra el PRI los "candados" contra la privatización

martes, 8 de marzo de 2005
* Nuevo Plan de Acción abre las puertas al capital privado en petróleo y energía eléctrica México, D F, 7 de marzo (apro)- El PRI suprimió del Programa de Acción varios preceptos que lo obligaban a respetar los artículos 27 y 28 de la Constitución en materia de energía Los nuevos principios que aprobó la reciente Asamblea Nacional, propuestos por Roberto Madrazo, manifiestan la intención de “encontrar alternativas” de modernización o de financiamiento, aunque manteniendo la rectoría del Estado La redacción de los nuevos enunciados del Programa de Acción del PRI no expresan abiertamente la posibilidad de privatizar Pemex o la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pero ya no contiene las precisiones o “candados” que tenía el anterior y que restringían a los priistas de cualquier intención de reformar la Constitución para abrir a la inversión privada la explotación del petróleo o el suministro de la energía eléctrica El párrafo que fue suprimido por los priistas en la reciente Asamblea Nacional es el siguiente: “La Constitución General de la República establece que los hidrocarburos son propiedad de la Nación, y reserva al Estado la responsabilidad de su explotación, transformación y distribución, así como la de generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer energía eléctrica cuando tiene el carácter de prestación de servicio público El PRI se pronuncia por la defensa a lo establecido en los artículos 27 y 28 de nuestra Carta Magna en materia energética, y que los organismos responsables de estas actividades, Pemex y CFE, deben ser fortalecidos y operados con eficiencia para el desarrollo y beneficio de la Nación” En su lugar, los delegados del tricolor aprobaron el siguiente texto: “Para el PRI es necesario concebir al sector energético como una cadena de producción integrada, por lo que es fundamental integrar primordialmente la producción del petróleo, gas y energía eléctrica para que se constituya en una cadena de valor que pueda fomentar el desarrollo y la industrialización del país” De esta manera, sin que se manifieste en los nuevos principios la privatización energética, como lo propuso el presidente Vicente Fox desde el inicio de su gobierno, lo que hicieron los priistas en su asamblea fue eliminar los “candados” que se establecían en el anterior programa, y anclar en la redacción la posibilidad de la participación de la iniciativa privada en la “construcción de un nuevo modelo en la industria energética” Uno de los párrafos importantes que fueron eliminados era el que se refería a los criterios que debían seguirse en la próxima década para la revisión de la política energética Que “la viabilidad de la economía mexicana en las condiciones de inestabilidad, característica dominante de la economía internacional al menos por la próxima década, refuerza la necesidad de que Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad permanezcan en el ámbito del sector público” El PRI, en estos documentos, manifestaba en distintas ocasiones la necesidad de mantener la rectoría del Estado sobre el sector energético como única alternativa de modernización, En la nueva versión ya se especifica la posibilidad de encontrar “alternativas”, y por esa vía establecer una “política integral en materia de energía” Con esta nueva redacción del Programa de Acción, el presidente nacional del PRI, Roberto Madrazo, declaró el domingo anterior, a través de un boletín, que no estaban a favor de la privatización de Pemex o de la CFE, sino por esta política integral “con visión de largo plazo, rectoría del Estado mexicano, y fortalecimiento de las empresas paraestatales del sector”

Comentarios