Eleva Hank Rhon su salario en 200%

jueves, 7 de abril de 2005
* El millonario alcalde de Tijuana percibe 120 mil pesos de sueldo más 30 mil de compensaciones; el de su antecesor era de 54 mil Tijuana, B C, 6 de abril (apro)- Aún no le cumple a esta frontera las promesas de campaña –sobre todo en materia de seguridad, cuando suman ya más de 110 las ejecuciones en lo que va del año--, y ya el alcalde Jorge Hank se elevó en un 200 por ciento el sueldo que percibe, así como el de sus funcionarios Hank Rhon señaló que el incremento salarial entró en vigor desde hace dos meses, aunque el “destape” del tema que hizo el periódico Frontera de esta ciudad, evidenció a sus subalternos quienes reprobaron la sugerencia de elevar los sueldos, cuando la medida ya había entrado en vigor Por impericia e inexperiencia política, Hank ofreció al electorado que su gobierno no permitiría que Tijuana siguiera siendo tiradero de cadáveres, no obstante que las ejecuciones del crimen organizado son competencia estatal Al respecto, Hank señaló que se buscó poner a Tijuana en el mismo nivel de ingreso de otros municipios, así como “transparentar” el ingreso de los funcionarios, al decir que “no hay compensaciones”, pero la página de Internet del ayuntamiento que encabeza –tijuanagobmx--, lo contradice al revelar que él mismo percibe un sueldo de 120 mil pesos y una compensación de 30 mil más Este ingreso supera en 200 por ciento el ingreso de 52 mil pesos que devengaba su antecesor, el panista Jesús González Reyes, advierte el dirigente municipal de Acción Nacional, José León Ramos, quien ejemplificó con los cargos de síndico municipal, que de percibir 56 mil pesos pasó a ganar 120 mil, o el secretario general, que de percibir un ingreso de 44 mil pasó a los 142 mil pesos, aunque la página de Internet le atribuye un sueldo de 120 mil pesos León Ramos consideró que la medida afecta las finanzas públicas, al punto en que el sueldo de funcionarios se comerá buena parte del presupuesto que debiera estar destinado a servicios y obras, e ilustró con el hecho de que el alcalde Jorge Hank percibirá más de 1 millón 800 mil pesos por concepto de salario en un año, aunque lo done al DIF, como lo ha dicho el propio Hank Entre los mayores beneficiados con esta medida, se encuentran el secretario de Seguridad Pública, Ernesto Santillana Santillana; y el director de la Policía Municipal, Genaro Carrillo Elvira, ambos jefes policíacos importados del Estado de México, y cuyo desempeño ha sido tan mediocre que en los corrillos del Palacio Municipal se menciona su salida para ser relevados por el exprocurador de Justicia, José Luis Anaya Bautista Santillana Santillana, quien cuenta con una larga trayectoria policial pero que se perdería en las calles de Tijuana sin su chofer, ha reconocido las dificultades y retos que implica darle seguridad a una población donde los robos domiciliarios y de vehículos, los secuestros y “levantones” de implicados en el crimen organizado, el narcomenudeo y sus consecuencias, son pan de cada día Hasta el momento, el mayor logro de la administración de Jorge Hank ha sido el dotar de 100 patrullas que, por cierto, no pasaron por el proceso de licitación, a la Policía Municipal El incremento salarial que ha atraído la atención de la opinión pública, se da en momentos en que los actuales funcionarios intercambian acusaciones con sus antecesores –panistas--, sobre las irregularidades detectadas durante la gestión del expresidente municipal Jesús González Reyes Entre dichas irregularidades destacan el desvío de recursos destinados a apoyo social para “liquidar” a regidores y exfuncionarios, así como la asignación de casi 500 placas de taxi a exfuncionarios panistas, familiares, periodistas y otros elementos que ayudaron en la pasada campaña electoral a Acción Nacional Incluso entre los beneficiados se cuenta el conductor del noticiero local de Televisa, Fernando del Monte, según las autoridades a cargo de la investigación de las listas de beneficiados, integradas con prestanombres Al respecto, se solicitó la opinión de Del Monte, quien no respondió a la petición La revancha entre panistas y priistas que vuelven al poder después de 15 años, ha convertido los edificios públicos como el Palacio Municipal y delegaciones, en terreno de una “guerra de colores” en la que los actuales gobernantes han desterrado el color azul que predominó en dichas instalaciones, ya que hasta los botes de basura, barandales de puentes y otras instalaciones fueron pintados con el color del emblema del Partido Acción Nacional, y que hoy son recubiertos con el color rojo que caracterizó la campaña de Jorge Hank en pos de la alcaldía

Comentarios