"Robo" en ciernes

domingo, 12 de junio de 2005
La administración de George W Bush busca construir, en la parte de frontera situada entre California y Baja California, un canal con el que se pretende "robar" agua a las comunidades mexicanas del valle de Mexicali Organizaciones de ambos países dicen que el proyecto causará un fuerte impacto ambiental y económico en la zona, además de que viola tratados bilaterales, por lo que presentarán una demanda ante la justicia estadunidense para detener el proyecto, ante el cual, perciben, el gobierno de Fox se muestra condescendiente WASHINGTON- En una acción unilateral que viola los acuerdos con México, el gobierno de Estados Unidos pretende construir un nuevo canal en la zona fronteriza entre el valle de Mexicali, Baja California, e Imperial County, California El proyecto le arrebatará ilegalmente a los mexicanos el agua que les pertenece y, en consecuencia, pondrá en riesgo a la población de la zona "Lo más grave es que el gobierno del presidente Vicente Fox no está haciendo nada para evitarlo y, por el contrario, ha estado interviniendo para que la población de Mexicali no denuncie la acción ilegal y unilateral de George W Bush", dice en entrevista con Proceso William J Snape III Snape III es el abogado que a nombre de la comunidad de Mexicali, del Consejo de Desarrollo Económico de Mexicali (CDEM) y de la organización no gubernamental estadunidense Ciudadanos Unidos por los Recursos y el Medio Ambiente (CURE, por su sigla en inglés), presentó ante el gobierno de Bush la notificación de que pondrán una demanda en su contra si no detiene la construcción del canal Bautizado como All-American Canal II (AACII), el proyecto se construirá en Imperial County, California, adyacente a la frontera con México y al ya existente All-American Canal (AAC) El agua que está en juego se utiliza para irrigar los campos agrícolas del valle de Mexicali Por lo anterior, y ante la inacción de Fox, el pasado 17 de mayo, a nombre de sus clientes, Snape entregó en Washington la notificación o advertencia de demanda a tres secretarías federales y a la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) "La construcción del AACII provocará un grave impacto ambiental y económico, negativo para la región del valle Imperial-Mexicali, situación que no ha sido estudiada y que amenaza con la desestabilización de la región, que ya está enfrentando problemas significativos El defectuoso Análisis del Impacto Ambiental (AIA) que se hizo sobre este proyecto tiene ya 11 años de haberse realizado y su conclusión no es confiable", dice el documento presentado, cuya copia está en poder de Proceso Entregado a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice; al secretario de Seguridad Interior, Michael Chertoff; a la secretaria del Interior, Gale Norton, y a Steve Jonson, administrador de la EPA, el documento da a estas dependencias un plazo de 60 días para que detengan la construcción del ACCII y realicen un nuevo análisis de su impacto económico y ambiental, o de lo contrario, advierte, serán objeto de una demanda federal que podría acabar con el proyecto "Pertenezco a un grupo de abogados que fuimos contactados por miembros de la comunidad de Mexicali para que los ayudáramos a exponer las violaciones legales en las que está incurriendo el gobierno de Estados Unidos con su plan de construir este canal, tomando en cuenta que el gobierno del presidente Fox no les ha hecho caso y ni siquiera acepta que se demande al gobierno estadunidense", anota el abogado Snape El documento establece que los ciudadanos mexicanos y estadunidenses afectados por el proyecto "simplemente no han sido notificados adecuadamente sobre el proceso de la construcción del canal", lo que de entrada es una violación al Tratado de Aguas firmado entre México y Estados Unidos en 1944 Riesgo múltiple En Mexicali no es nueva la lucha por detener el plan del gobierno de Bush que, según Snape, se puede calificar como "robo de agua a México" De hecho, en 2002 el CDEM se opuso a la construcción del segundo canal cuando apenas empezaba a concebirse el proyecto, pero esa objeción fue rechazada por John Keys, comisionado del Buró de Reclamos del Departamento del Interior estadunidense Los denunciantes y eventuales demandantes sostienen que el AACII tendrá impactos muy serios en materia económica y ecológica para el valle de Mexicali: se perderán zonas pantanosas; se pondrá en riesgo la vida de miles de aves migratorias; aumentará la inmigración indocumentada de trabajadores de la región, porque se incrementará el desempleo en el sector agrícola y en la industria pesquera, y se violarán los derechos de México sobre la parte de agua de la zona que le corresponde "En estos momentos, la estimación más confiable señala que Estados Unidos, con este segundo canal, le estaría quitando a México y a la población del valle de Mexicali unos 70 mil acres-pie de agua por año, equivalente a 863 millones de metros cúbicos", destaca el abogado Agrega que la construcción del canal, así como el hecho de apoderarse de una parte del agua que le pertenece a México, violan incluso las leyes ambientales de Estados Unidos "Lo más grave es que viola los derechos de agua que tienen los agricultores de Mexicali, que tienen acceso al agua y la han venido usando para su desarrollo económico por más de 80 años", precisa En vista de los antecedentes del proyecto, en particular la actitud del Departamento del Interior, y del desinterés que ha mostrado el gobierno foxista al respecto, Snape da por sentado que presentará la demanda a finales de julio El documento entregado a nombre de los quejosos indica que "las alternativas al proyecto fueron arbitraria, caprichosa y severamente limitadas bajo lo establecido en el Acta Nacional de Política Ambiental (NEPA) de 1994 para el análisis de impacto ambiental que se realizó en la construcción del AAC (el primer canal), en el que de forma irracional se limitaron las alternativas existentes que defendían los derechos de agua y ambientales del CDEM" Como otro ejemplo de la violación a las leyes estadunidenses, la notificación sostiene que con la construcción del nuevo canal (AACII) se destruirían de manera ilegal zonas pantanosas de México y Estados Unidos, acción que está en contra de lo definido en los capítulos 33 y 1344 del Acta de Agua Limpia de Estados Unidos Como uno de los anexos a la notificación y para fortalecer sus advertencias respecto de los daños ecológicos y económicos a los valles Imperial y de Mexicali, se entregó el estudio realizado por Ed Glenn, profesor del Departamento Ecológico de la Universidad de Arizona El canal, advierte el académico, dañaría el ecosistema del río Colorado con un impacto inmediato sobre las aves migratorias y otras especies animales y vegetales, incluidas algunas en peligro de extinción, como el pájaro ferrocarrilero de Yuma Los planes del gobierno estadunidense para construir el segundo canal incumplen también con el mandato estipulado en el capítulo II del Acta de Acuerdo de los Derechos de Agua de los Indios de San Luis Rey, que lo obliga a compensar cualquier pérdida incidental de la vida marina, salvaje y silvestre, y por daños ecológicos causados por la realización de trabajos como la construcción de un canal o vías ferroviarias "No aceptamos las condiciones y medidas identificadas en la Opinión Biológica emitida en 1996 para la construcción del AAC que adecuaron legalmente para omitir que ponían en riesgo de extinción a varios animales, como la lagartija cornuda de cola plana "Por otro lado, argumentamos que la construcción del segundo canal, paralelo al primero, elimina a las aves migratorias identificadas en los artículos 16 y 703 del Acta del Tratado de Aves Migratorias de Estados Unidos, así como de la Convención México-Estados Unidos para la Protección de Aves Migratorias establecida en 1936 y enmendada en 1972", anota el documento De este lado En cuanto a los efectos negativos sobre la población en México, el Consejo de Desarrollo Económico de Mexicali alega que el análisis del impacto para la construcción del segundo canal es "insuficiente", entre otros motivos porque se realizó en 1994 El CDEM señala en su notificación que en dicho análisis se omite mencionar efectos de la pérdida de agua, como la desestabilización económica, y la manera en que afectarán a la población local las obras de construcción Entre éstas destaca la instalación de una valla en la zona limítrofe de San Diego, California, que forma parte de las precauciones de seguridad interna de Estados Unidos en reacción a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 El documento agrega: "La vasta mayoría de trabajadores agrícolas del valle Imperial son residentes de Mexicali Con la reducción de los programas distritales de irrigación por la construcción del AACII, muchos de estos trabajadores serán desplazados Simultáneamente, eliminará un nivel importante del agua que utilizan los campesinos del valle de Mexicali, y esto será potencialmente un detonador de la pérdida masiva de empleos, que podría resultar en un incremento en el flujo de la inmigración indocumentada hacia Estados Unidos" Por eso se le pide al gobierno de Bush que tome en cuenta el impacto del segundo canal sobre sus programas de seguridad nacional en la frontera con México, en lo referente al creciente flujo de trabajadores indocumentados, pues actualmente el valle de Mexicali registra escasa emigración de este tipo En este mismo tenor, el alcalde de la ciudad de Calexico, California, David Ouzan, advierte que debido a los efectos negativos del segundo canal, su ciudad, cuya fuerza laboral está constituida en 75% por ciudadanos mexicanos residentes en Mexicali, perderá anualmente unos 4 millones de dólares en ingresos fiscales "Uno de los aspectos más curiosos de esta situación no es el hecho de que unilateralmente Estados Unidos vaya a apoderarse del agua de México, acción que por sí misma ya es causa de vergüenza aunque no sorprende, sino que el gobierno mexicano no esté peleando por el agua que le quieren quitar Tampoco entiendo, ni me suena lógico, que el gobierno de México se esté oponiendo a la demanda que seguramente estaremos presentando a finales de julio", anota Snape El abogado, uno de los más reconocidos en Washington por su experiencia en litigios ambientales, señala en entrevista con Proceso que en las comunicaciones que ha mantenido con el Departamento de Estado, el del Interior y el de Seguridad Interior, funcionarios de estas dependencias le han confesado que hasta ellos están sorprendidos por la actitud del gobierno de Fox "Les llama la atención que incluso no apoye al CDEM ni a los agricultores de Mexicali que podrían ser afectados", precisa Al documento presentado por Snape se anexan 35 estudios realizados por organizaciones no gubernamentales, universidades, sindicatos e incluso gobiernos locales, acerca de los efectos ecológicos, económicos y sociales de la eventual construcción del canal La notificación señala: "Por lo caduco de los análisis que se han realizado del impacto ambiental, no se ha tomado en consideración un número importante de acciones que impactarán las hipótesis de los gobiernos federales, locales y del sector privado Por ejemplo, este desarrollo de infraestructura no ha tomado en cuenta la reciente sequía registrada al oeste de los valles, y el Departamento del Interior no toma en consideración lo que esto significará para la distribución anual de agua determinada en los acuerdos con México, país que seguramente protestará una vez que su población y la ecología regional se vean altamente dañadas por la reducción importante de agua" Ante la decisión del gobierno foxista de ocultarle a los medios de comunicación la determinación del gobierno de Bush de robarle a México el agua que le corresponde, el CDEM y CURE se unieron para buscar la representación legal de abogados estadunidenses La experiencia de Snape en este tipo de litigios le dio a los denunciantes las herramientas necesarias, ajustadas a las leyes de México y a las de Estados Unidos, para pedir la anulación de los contratos que pretende firmar el gobierno de Bush con el sector privado para la construcción del AACII, por lo menos durante el proceso legal, una vez que se interponga la demanda Cuando esto suceda, la Corte Federal que la reciba suspendería automáticamente los contratos que se hayan emitido hasta entonces para la construcción del proyecto "Si no logramos tener un acuerdo y un proceso de diálogo claro, el CDEM y CURE no tendrán otra opción más que iniciar este verano un litigio federal" contra el gobierno de Estados Unidos, remata la notificación La advertencia fue presentada en Washington por Snape, René X Acuña, director ejecutivo del CDEM, y Federico Prieto Gaxiola, presidente de la mesa directiva de esta agrupación -¿A qué atribuye esta actitud de ignorancia y desinterés del gobierno de México frente a la determinación unilateral de Estados Unidos? -se le pregunta a Snape -Por los 10 años de experiencia que tengo en asuntos de la relación México-Estados Unidos, puedo decir que este caso no ha llegado al nivel de importancia necesario dentro del Congreso federal mexicano, e incluso en el gobierno foxista, pero honestamente se me hace muy raro el que el gobierno mexicano no esté peleando por defender sus derechos y el de sus ciudadanos Es posible que mis comentarios sean tomados como tendenciosos porque estoy representando a una parte afectada, pero sería importante y esperanzador que el gobierno federal de México se uniera a esta lucha "Lo que es una realidad, porque además está documentado, es que el Departamento de Estado y el Buró de Reclamos (del Departamento del Interior, que es la agencia oficial a cargo de los asuntos del agua) le han pedido al gobierno de México, y en particular a la Comisión Nacional del Agua (CNA), que les hagan propuestas o comentarios; y hasta donde sé, la CNA, inexplicablemente, no lo ha hecho" l

Comentarios