Toman Ejército, PFP y AFI control de Nuevo Laredo

martes, 14 de junio de 2005
* El edil revela que fue él quien solicitó la intervención de las fuerzas federales Nuevo Laredo, Tamps , 13 de junio (apro)- Con el acuartelamiento de los integrantes de la Policía Preventiva Municipal, elementos de la Policía Federal Preventiva, de la Agencia Federal de Investigaciones y Gafes del Ejército, apoyados por la Preventiva Estatal, tomaron a su cargo la vigilancia de esta ciudad La totalidad de los agentes municipales serán sometidos a una serie de pruebas toxicológicas, de aptitudes y a investigaciones por parte del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y del Ejército, para realizar una depuración total de ese cuerpo policial, informó el secretario general de Gobierno, Antonio Martínez Torres Conforme fueron llegando a cubrir su turno de trabajo, los preventivos municipales fueron acuartelados en el edificio de Seguridad Pública, el cuál se mantuvo bajo una fuerte vigilancia por parte de policías federales y elementos del Ejército A su llegada se les retiró las armas de cargo y los teléfonos móviles que llevaban De igual forma, las oficinas base de esa corporación permanecen sitiadas En entrevista en la capital del estado, Martínez Torres explicó estas acciones forman parte del programa "México Seguro", que en Tamaulipas se aplicará en Nuevo Laredo, Matamoros y Reynosa El funcionario descartó que la acción de depurar la policía y acuartelarla, se haya acordado luego la agresión de municipales contra agentes de la AFI registrada el pasado sábado en esa ciudad fronteriza, en la que resultó herido un policía federal En relación a esos hechos, por los cuales fueron detenidos y trasladados a la Ciudad de México 41 policías municipales, Martínez Torres precisó que la postura del gobierno estatal es "de que quien tenga responsabilidad penal, tiene que responder" "El proceso de depuración tiene como objetivo, el contar con una nueva policía ?indicó--; quien sea útil podrá seguir sirviendo a Nuevo Laredo y quien no, será separado, independientemente de las responsabilidades penales que tanto los mandos medios u operativos puedan tener ante las imputaciones que le haga la Federación a cualquiera" Explicó que el programa "México Seguro" contempla tres vertientes, de las cuales la primera es la operativa y que tiene como propósito, precisamente, la evaluación y depuración de las policías La segunda etapa del programa es "investigativa" e incluye aduanas, agregó, y tiene que ver con actividades relacionadas con el ámbito federal, como sería el lavado de dinero La tercera es la persecutoria, la cual que tiene como objetivo hacer efectivas órdenes de aprensión de tipo federal Martínez Torres indicó que las corporaciones estatales participarán en la primera y tercera vertientes de este programa Esta depuración, señaló, ya se venía instrumentando desde una de las reuniones de coordinación institucional realizada el pasado 20 de abril La primera etapa consistió en exámenes toxicológicos y de aptitudes, realizados por el Seguro Social y por el Ceneval entre más de 200 policías En éstos, dijo que 13 agentes resultaron positivos y más de 100 no pasaron la prueba de aptitudes, pero ahora que están acuartelados se continuará con las etapas de pruebas entre unos 560 elementos restantes de esa corporación Además, el Cisen y el Ejército participarán con un análisis de los antecedentes de cada uno de los elementos y del registro de armas a su cargo Por eso, explicó, las policías estatales y federales han tomado el control de la seguridad de la ciudad, mientras que se realice este proceso que, en un principio, se tiene contemplado que dure 10 días, pero que podría extenderse más, si es necesario La Secretaría de Seguridad Pública hará un diagnóstico para determinar el número de elementos necesarios para vigilar preventivamente a Nuevo Laredo y con base en eso se hará el proceso de selección de los nuevos elementos, añadió El funcionario indicó que a los 200 elementos de la Policía Preventiva Federal que ya estaban en ese municipio, se han unido otros 200 entre agentes de la AFI y del Ejército Mexicano, El secretario de Seguridad Pública, Ives Soberón Tijerina, expuso que en total serán mil los elementos federales y estatales que tendrán a su cargo la seguridad de ese municipio, en tanto que los preventivos seguirán acuartelados conforme se vaya realizando la depuración y se decida "cuántos se requieren y cuántos serán despedidos o recontratados" Por su parte, el alcalde de Nuevo Laredo, Daniel Peña, dijo que el operativo instrumentado por el gobierno federal tendrá el apoyo del municipio, pero advirtió que el ayuntamiento también vigilará que no se violen los derechos humanos de los policías municipales, en especial de los 41 que fueron detenidos y trasladados a la Ciudad de México Explicó que la mañana del domingo se reunió con el Consejo Estatal de Seguridad Pública, y al igual que los alcaldes de Reynosa y Matamoros, firmó un acuerdo para que la seguridad en la ciudad sea resguardada por fuerzas federales, estatales y municipales A diferencia de Martínez Torres, Peña aseguró que el acuartelamiento de policías, incluyendo personal administrativo, fue solicitado por él, para evitar nuevos "roces" con los agentes federales que llegaron a esta ciudad, como ocurrió el pasado sábado

Comentarios