Una ínsula para el fiel escudero

martes, 14 de junio de 2005
México, D F, 13 de junio (apro)- Qué enternecimiento provoca el fiel vocero presidencial Rubén Aguilar, cuando todas las mañanas intenta destrabar los acertijos dialécticos de su jefe, el presidente Vicente Fox Da ternura verlo tratando de aparentar una calma que ?su semblante y gestos lo delatan-- está lejos de sentir, al pretender --un día sí y el otro también--, justificar los gazapos en los que diariamente incurre el ciudadano jefe del Ejecutivo Como el fiel escudero Sancho Panza, a quien don Alonso Quijano --Don Quijote de la Mancha el "Caballero de la triste figura"-- prometió hacerlo gobernador de la ínsula de Barataria, el señor Aguilar todos los días, en punto de las ocho de la mañana, se apresta a rescatar a su "señor" de las garras de sus enemigos, los periodistas, quienes intentan obtener una aclaración de lo que dijo el presidente, que no quiso decir con lo que dijo La entereza con la que soporta las embestidas de los periodistas ?como los molinos de viento a Don Quijote--, lo hace merecedor de su ínsula Faltaba más Y es que, quién si no el señor Aguilar merece un reconocimiento por la audacia que tuvo de aceptar defender lo indefendible; aclarar lo confuso para "proteger al presidente de la República" Aunque suene irónico, es admirable la valentía que a diario demuestra el señor Aguilar No ha de ser nada fácil intentar convencer que el festejo por el quinto aniversario del triunfo de Fox no tiene tintes electoreros, pese a que la convocatoria es un día antes de las elecciones del Estado de México y Nayarit; que se trata de una celebración, cuando la ciudadanía desaprueba la gestión del presidente Qué difícil ha de ser tratar de aclarar que la Presidencia de la República no tiene injerencia alguna en la demanda que la señora Marta Sahagún interpuso contra la revista Proceso y la periodista argentina Olga Wornat, cuando el propio Vicente Fox lo admitió así el pasado 3 de junio ?"?nunca una Presidencia de la República, una primera dama?"--; que difícil ha de ser para él tratar de explicar a la prensa que entendió mal las palabras del presidente; qué difícil ha de ser? Supongo que sus convicciones sobre el gobierno de Vicente Fox son firmes, pese a que antes trabajó para Cuauhtémoc Cárdenas y poco antes fue un fiel seguidor de las doctrinas comunistas Este giro de 180 grados, que lo ha llevado a sufrir penas ajenas, bien merece una ínsula, lástima que no sea la famosa Barataria de Sancho Panza, sino Foxilandia, que, para su desgracia, el presidente ya aclaró que no existe jperez@procesocommx

Comentarios

Otras Noticias