El Ejército retira de Chiapas cuatro campamentos

sábado, 18 de junio de 2005
* El desmantelamiento inició sigilosamente desde mayo pasado Tuxtla Gutiérrez, Chis , 17 de junio (apro)- Con toda discrecionalidad, en menos de un mes, cuatro posiciones militares en la zona Altos y región fronteriza han sido desmanteladas en Chiapas por el Ejército Mexicano A fines de mayo pasado fueron retirados y destruidos los campamentos de Los Chorros; posteriormente, en los primeros días de este mes, el de Xoyep, ambos en el municipio de Chenalhó Fueron instalados en enero de 1998 a raíz de la masacre de 45 indígenas tsotsiles a manos de un grupo paramilitar, el 22 de diciembre de 1997, mientras rezaban en una ermita Hoy se dio a conocer el retiro de los militares en otros dos campamentos --pero fuera de la zona del conflicto--, en los municipios de Suchiate y Huixtla, región fronteriza del estado de Chiapas, de donde salieron unos 90 efectivos Estos municipios son considerados estratégicos debido a la presencia de bandas dedicadas al tráfico de armas, droga y personas, así como pandilleros de la Mara Salvatrucha Por su parte, el encargado de la 36 Zona Militar, Juan Manuel de la O, se limitó a señalar que se trataba de "situaciones internas de la institución" De acuerdo con fuentes extraoficiales, próximamente serán retirados más campamentos del Ejército Mexicano instalados en Chenalhó y en otros municipios como Ocosingo, en la zona de conflicto, donde los soldados del puesto colocado en la comunidad de El Calvario, estarían por abandonar el lugar Los simpatizantes del EZLN y organismos no gubernamentales se han pronunciado en favor de la salida de Ejército, porque, aseguran, los militares sólo han sido utilizados por el gobierno federal como parte de la guerra de contrainsurgencia, además de que se han documentado diversos abusos de los soldados

Comentarios