Creel: El hundimiento

viernes, 1 de julio de 2005
México, D F, 30 de junio (apro)- Pese a la grosera exhibición de su rostro en la televisión y el talante vigoroso que desea transmitir, igual de fingido que los priistas Enrique Jackson, Arturo Montiel y Enrique Martínez, Santiago Creel enfrenta la era más negra de su trayectoria política, cuya responsabilidad es sólo de sí mismo El notable empuje que Creel tuvo desde que Carlos Castillo Peraza lo invitó a la política, y que arrancó con su participación en el plebiscito de 1993 para que los habitantes del Distrito Federal tuvieran calidad de ciudadanos --que hoy todavía no tienen--, solamente llegó hasta el inicio de el mayor cargo de su trayectoria: secretario de Gobernación del gobierno de la alternancia Desde el 1 de diciembre del 2000, Creel comenzó a edificar su candidatura para suceder a Vicente Fox; y ese fue precisamente su peor error: A la de por sí compleja realidad política de un gobierno dividido --algo que también deberían celebrar los pocos que acudirán este sábado 2 al Ángel de la Independencia, porque se trató también de la voluntad popular--, se sumó el despilfarro del apoyo y la legitimidad de que estaba dotado el nuevo gobierno Más allá de la exquisitez por su herencia y modo de vida, Creel se comportó siempre en su encargo de manera timorata, incapaz de correr los riesgos de la política con la formulación de iniciativas que dieran más lustre al arrojo que tuvo cuando, en 1998, enfrentó la insolencia de Roberto Madrazo en la Cámara de Diputados No fue culpa de Creel no proceder contra Madrazo, porque el sólo voto de Jorge Emilio González Martínez salvó a Madrazo de iniciarle juicio político por el despilfarro en su campaña de Tabasco Pero sí fue más que responsable, beneficiado, de convalidar el atraco del Fobaproa, el 12 de diciembre de ese mismo año, que posibilitó la llegada de él y Fox al Ejecutivo con la promesa de que habrían de revisarse las operaciones ilegales, cuyos costos vamos a seguir pagando los contribuyentes Se impuso la misma mafia que rechazaron los electores que votaron por Fox y ahora, aunque Creel pretende hacer creer que es el presidente que México necesita, ni a candidato del PAN llegará Es parte de la era negra que padece y que, salvo que existan los milagros, quedará como un monumento a la incompetencia Pero si, además de no entregar las mejores cuentas desde su cargo, salvo el placeo y reposicionamiento de imagen, entra en componendas con Televisa para entregarle casa de apuestas, Creel está en la peor de las circunstancias Primero, porque si la autorización que dio a Televisa para montar garitos no es ilegal --algo que este gobierno seguramente no esclarecerá--, es moralmente repudiable Si lo hizo a cambio de publicidad, tal como se aprecia, peor; y segundo, si sólo actuó conforme a sus facultades y no hay tal arreglo, ¿entonces quiénes lo dotan de tantos millones de pesos para financiar su costosa campaña en televisión? Obviamente tan generosos estipendios conllevan compromisos, tal como se hizo con Fox Y como se hace también con los aspirantes priistas, de una y otra facción: Si los recursos no son del erario, provendrán de quienes pretenden conservar o conquistar privilegios y, peor aún, del crimen organizado La política, lo saben ellos, se hace con dinero, de donde venga, tal como crudamente lo ha reconocido el aprendiz Jorge Castañeda en cuyo espejo debe verse Creel Como Creel, Castañeda, Roberto Madrazo, Andrés Manuel López Obrador, todos los políticos, tienen la legítima aspiración de ascender, pero suelen olvidar que los hechos son los que respaldan, la congruencia entre el hacer y el decir, la trayectoria de vida y acción, cualquiera que sea el ámbito en que se hayan desempeñado antes de incursionar en la política Creel afirma que quienes se han inconformado por la revelación de su trato con Televisa son personajes que ya habían sido favorecidos con garitos y que están vinculados al "crimen organizado", pero este es otros de sus ya memorables despropósitos: Como servidor público, ni más ni menos que el responsable de garantizar el respeto y la aplicación de la Constitución y de las leyes, fue omiso Ayer, en Tabasco, declara sobre la opaca y tramposa conmemoración ante el Ángel de la Independencia: "El día 2 de julio, voy a asistir como cualquier otro mexicano que asista, no voy a pedir ninguna intervención ni voy estar en un lugar especial ni nada que se le parezca Voy con mi gente a hacer la celebración" Si es sensato, no tiene a qué ir: Repudiado por la organización secreta que controla la organización del mitin, que tiene como candidato a Alberto Cárdenas Jiménez, recibirá rechiflas Creel, a quien comienzan a írsele los colaboradores, está hundiéndose y ni los promocionales por televisión, a cambio de garitos, lo podrán hacer flotar Pero, además, es preciso que nadie olvide las confesiones que hizo Carlos Ahumada en Cuba, que serán usadas en su oportunidad "Ellos", como dio a probar Fidel Castro, son los personajes que urdieron una trama que se frustró Creel lo sabe Apuntes Hace dos semanas me referí en este espacio a Raúl Salinas luego de su liberación por el homicidio de su cuñado José Francisco Ruiz Massieu, y escribí que ahora resulta que hay que pedirles perdón a él y a todo su clan por la herencia a México Hace cuatro días me envió su libro Diario del infierno de Almoloya, que ya había leído Gracias, pero sigo pensando lo mismo Y lo dicho la semana pasada: Marcos dijo adiós a las armas, pero no a la guerra, la de las ideas? Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios