Bajo lupa, labor de antimigrantes en la frontera de San Diego

sábado, 16 de julio de 2005
* El lunes, embestida de Auxiliares de la Border Patrol y Amigos de la Patrulla Fronteriza Tijuana, BC, 15 de julio (apro) - A partir de este próximo lunes 18, grupos como los Auxiliares de la Border Patrol, así como los Amigos de la Patrulla Fronteriza, comienzan sus tareas de "vigilantismo" en la frontera con San Diego, donde serán esperados por diversos grupos de activistas que formaron la San Diego Legal Observer Coalition A diferencia de las labores de vigilantismo efectuadas por el grupo Minuteman Project, en la frontera Tijuana-San Diego se registra una problemática diferente, que va desde el hecho de que "los vigilantes serán vigilados", hasta las amenazas que dicen haber recibido los dirigentes de dichas agrupaciones por parte de "narcotraficantes, que pusieron precio a sus cabezas", o la propuesta de usar francotiradores que apoyen esta nueva fase del "vigilantismo" La de James Chase, de acuerdo con sus propias denuncias, vale 15 mil dólares y ha sido lanzada por aquellos que han aprovechado el tráfico de indocumentados para introducir drogas ilegalmente a Estados Unidos Chase, jefe de seguridad del Minuteman Project, propuso apenas el pasado 1 de junio en Los Angeles, el uso de francotiradores para apoyar las tareas de vigilancia que comenzarán el próximo día 18 Pero este tipo de propuestas han distanciado a grupos como el de Minutean Project y a James Chase, lugarteniente del líder de la agrupación, James Gilchrist, del grupo Amigos de la Patrulla Fronteriza que comanda Andy Ramírez, por lo que las fuerzas han menguado Ramírez, director del grupo Amigos de la Patrulla Fronteriza, arremete en la página del grupo, wwwfriendsoftheborderpatrolcom, contra "la política de fronteras abiertas" del presidente George Bush, a quien acusa de simular una batalla contra la migración indocumentada, mientras "on the other hand", recorta el presupuesto de la Patrulla Fronteriza, cuyos jefes prohíben detenciones de vez en cuando para reducir la presión del área Los agentes de la Patrulla Fronteriza, dice, "no son un grupo de individuos, como usted ve en Hollywood, o deportistas profesionales Son una familia Déjeme decir esto, si estuviera en una batalla, yo desearía a los agentes de la Patrulla Fronteriza en mi trinchera Nunca tendría que preocuparme de mirar a mi parte posterior" Por su parte, activistas en defensa de los derechos de los migrantes, como Enrique Morones, de Angeles de la Frontera; Esmeralda Siu, de la Coalición de Defensa del Migrante, y Claudia Smith, de la California Rural Legal Assistance, se dicen preparados para esperar la llegada de los vigilantes, "para vigilarlos", incluso con cámaras, videocámaras y binoculares Pero más que el equipo técnico, se cuenta "con recursos legales para atender cualquier denuncia de abuso y canalizarlo a las instancias correspondientes" Estas son la Comisión Nacional de Derechos Humanos del lado mexicano, y del norteamericano, las diversas organizaciones integradas por abogados, jueces y activistas latinos, como La Raza Lawyers de San Diego, el American Civil Liberties Union y otros Morones señala a su vez que el grupo que comanda no permitirá abusos ni humillaciones contra los migrantes indocumentados, en acciones "que se escuden bajo una idea de patriotismo" Aunque inicialmente los promotores de esta nueva fase de vigilancia esperaban el arribo de cien a 300 vigilantes, sólo ha respondido a las convocatorias una treintena de miembros que se dicen dispuestos a patrullar la frontera equipados con armas, bates de beisbol y celulares y videocámaras para apoyar a la Patrulla Fronteriza en todo lo que puedan

Comentarios