Cambia EU política de deportaciones

sábado, 2 de julio de 2005
* Personas con residencia legal o mexicano-americanos están siendo expulsados de EU por la fuerza Tijuana, B C, 1 de julio (apro)- El padrón de deportaciones hacia esta frontera dio un giro de 180 grados a partir de que las autoridades migratorias estadunidenses comenzaron a expulsar a mexicano- americanos o a mexicanos residentes en Estados Unidos desde hace 10 o 20 años Así, la Casa del Migrante, que por lo general atendía a personas antes o después de intentar cruzar hacia el vecino del norte, hoy acoge en su mayoría a hombres y mujeres que han vivido en California y otros estados del aquel país, desde que tenían 10 o 20 años de edad y que hoy son adultos En entrevista, el director de la Casa del Migrante, el padre Luis Kendziersky, precisó que más del 70 por ciento de los actuales residentes de dicho centro, fueron deportados de Estados Unidos En tanto, el 30 por ciento restante, "vienen del sur y muchos de los que han sido deportados son personas que intentaron cruzar" Los hombres y mujeres provenientes del sur "siguen llegando, aunque no tantos porque cada día es más difícil cruzar" por la frontera de Tijuana con San Diego, agregó el entrevistado Anualmente, la Casa del Migrante o Centro Scallabrini, en honor al sacerdote jesuita que se dio a la tarea de atender a los migrantes de diversos países, recibe y atiende a más de 6 mil personas, lo que significa un promedio de unos 500 deportados y repatriados mensualmente Kendziersky indicó que desde hace 10 años en que la Casa del Migrante entró en operaciones, se atendía mayormente a personas que intentaban cruzar a Estados Unidos o que habían sido deportadas por primera vez, pero hoy el panorama cambió y se está recibiendo a gente "que ya vivió, incluso durante muchos años en ese país y que fueron sacados a la fuerza de sus hogares" De su deportación, Pedro Gutiérrez, nacido en Guerrero pero residente en Fresno, California, desde los 12 años de edad --hoy tiene 44--, dice que ha pasado toda su vida adulta "trabajando en la industria de la construcción como contratista" con un nivel de ingreso salarial que "no hay en México, pues la gente apenas puede pasarla con el sueldo que gana" Señala que toda su familia se quedó en Fresno: "Mis hijos, mi esposa, y no sé como le vamos a hacer para reunirnos" Aclara que su situación migratoria no era irregular, puesto que cuenta con un número de seguro social y con comprobantes de residencia que datan de hace casi 30 años Sin embargo, la deportación de mexicanos residentes en el extranjero incluso de mexicano-americanos tiene otra faceta, que es la del incremento de la violencia en esta frontera, ya que muchos de esos deportados han cometido delitos en Estados Unidos, de acuerdo con información de las autoridades policiales

Comentarios