El juego detrás del juego

domingo, 3 de julio de 2005
Para la Organización Mundial de la Salud, el juego compulsivo o ludopatía es "un trastorno mental de control de los impulsos" El jugador compulsivo puede apostar en carreras de perros, loterías, bingos, máquinas tragamonedas, dados o cartas, lo mismo en las salas de juego que por internet y ahora ?con el otorgamiento de 130 permisos a una empresa filial de Televisa? a través de la pantalla He aquí el panorama del mecanismo que hay detrás del juego Son las 10 de la mañana de un martes nublado Esther, una mujer de 40 años, sola, llega, como la mayoría de los 120 jugadores del Sport Yak de Pabellón Cuauhtémoc, con la esperanza de que "ahora sí" pueda llevarse el premio acumulado de 678 mil 657 pesos La semana pasada, gastó 3 mil pesos en el juego compulsivo de los talones numerados y no ganó nada Un día antes fueron mil pesos Ahora está convencida de que la suerte le sonríe En menos de media hora cantó el monosílabo mágico de este sitio que no conoce la luz del día: "¡Yak!" Se ganó 540 pesos por apostar a un talón de 10 pesos Volvió a ganar la misma cantidad 15 minutos después La emoción le quitó el hambre, como a muchos de los asistentes que por 25 pesos desayunaron un bufette de chilaquiles y huevos a la mexicana La semana pasada, informa otro jugador, la promoción del desayuno era de 15 pesos "Así es esto Hay días que tienes suerte y otros no", se justifica Esther En una hora, los poco más de mil pesos ganados ya los había "invertido" en nuevos talones, con la esperanza de llevarse el "acumulado", un gancho mucho más suculento que el desayuno Su pasión por el juego llega hasta lo onírico, como suele sucederle a los ludópatas o jugadores compulsivos Ellos conforman 60% de la clientela rutilante de las 19 salas de juego distribuidas en el Valle de México "Me peleo con los números en mi sueños cuando no gano Sobre todo, una vez que no salió ese maldito cuatro que me faltaba para llevarme el acumulado", relata Esther, contenta y relajada, a diferencia de su amiga que lleva hora y media sin ganar una línea Ella "mantendrá así su ansiedad porque eso es lo que genera este juego", comenta Carlos Arturo del Moral, autor de un libro llamado Bingo y ahora dirigente de una pequeña asociación denominada Jugadores en Recuperación, fundada en diciembre de 2004 con apenas una veintena de personas que, a semejanza de los alcohólicos anónimos, se reúnen para tomar terapia "El gran negocio de los centros de apuestas remotas, como Caliente, o de las salas de juego, como el Bingo, el Yak?s o el Mío, somos los ludópatas", confía Del Moral, quien se asume como un jugador compulsivo Él se pasaba hasta cinco horas diarias en estos centros desde 1998, cuando se inauguró la primera sala de juegos de la empresa Caliente, propiedad de Jorge Hank Rhon, en la plaza Mundo E de Satélite "Se calcula que entre 60 y 70% de las utilidades de estos centros la aportan jugadores compulsivos ?abunda Del Moral? Aquí hay mucha gente solitaria; personas de la tercera edad que pueden pasar hasta 10 meses sin ganar un solo premio Eso sí, alimentan la esperanza de que un día podrán obtener un acumulado" ?¿Cuántos ludópatas se calcula que existen en el país? ?se le cuestiona ?No hay cifras exactas, pero creo que somos más de 2 millones de personas Y serán más si comienzan a operar los 400 permisos que autorizó la Secretaría de Gobernación para centros de apuestas remotas ?books? y salas de juegos ?bingos, yaks y mios? "El problema es el juego incesante porque no te da tiempo para tomar distancia entre una apuesta y otra Es compulsivo Lo importante no es ganar 580 pesos por un bingo o un yak, sino mantenerse con la esperanza de obtener más", refiere Del Moral Y en las salas de juego hacen todo para retener a la clientela En menos de dos horas, el número de apostadores del Sport Yak se elevó a 380 Su hora estelar, según un mesero, es después de las cinco de la tarde, cuando pueden juntarse más de mil personas, cifra que se mantiene hasta las tres de la madrugada A medio kilómetro, en la colonia Doctores, está otro salón de juegos, el Mio Games Hay menos personas, 155 apostadores, al filo del mediodía, porque el premio acumulado es de "apenas" 65 mil 220 pesos Sin embargo, tiene otro ingrediente que lo hace atractivo: la posibilidad de ganarse un Jetta color rojo Ahí se observa un ambiente más "familiar": una señora de 50 años va acompañada por su hija veinteañera; una pareja confiesa que asiste todos los días y que a veces han ganado mil 548 pesos por llenar el talón, aunque generalmente gastan más de mil pesos diarios Don Isaac, otro apostador de los books, señala que "ya no son los tiempos de los grandes premios acumulados" en las salas de juego Por ejemplo, según refiere el libro Bingo, el 6 de junio de 2000 el "acumulado" en Mundo E de Satélite llegó a 3 millones 732 mil 21 pesos Por supuesto, los "premios acumulados" no surgen de las ganancias de los permisionarios de las salas de apuestas, sino que se generan de las mismas apuestas de los jugadores Los permisionarios ya tienen reservada una ganancia de entre 40 y 50% por cada uno de los talones de 10 pesos que venden, según el estudio de la organización ¡Di no a los casinos! Una enfermedad Para la Organización Mundial de la Salud, el juego compulsivo o ludopatía es "un trastorno mental de control de los impulsos" El jugador compulsivo puede apostar en carreras de perros, loterías, bingos, máquinas tragamonedas, dados, cartas, lo mismo en las salas de juego que a través de internet y, ahora, con el otorgamiento de 130 permisos a una empresa filial de Televisa, a través de la pantalla "El juego compulsivo es una enfermedad progresiva que puede dañar la situación económica, la carrera, las relaciones y la vida misma de la persona También puede afectar a los seres queridos del jugador", señala el Florida Council on Compulsive Gambling, una de las decenas de organizaciones que se han formado en Estados Unidos para tratar esta enfermedad Los adultos mayores "son más propensos a caer en el juego compulsivo por cuatro razones: aburrimiento, soledad, escapatoria y necesidad de interacción social" Eso se observa claramente en los Sports Yak o en el Mio Games Más de 20% de las mesas son ocupadas por grupos de señoras de la tercera edad o por hombres jubilados que pueden "matar el tiempo" y hasta apostar su raquítica pensión De acuerdo con Rafael Tejeda de Luna, autor de un estudio sobre la ludopatía, "entre las principales características que se pueden observar en un ludópata encontramos: la preocupación por el juego, la necesidad de incrementar la cantidad gastada, pérdida de control sobre su conducta de juego, síntomas de abstinencia al no poder jugar, intentar recuperar siempre su pérdida, jugar para escapar de situaciones vitales agobiantes, en las cuales a veces miente a otros para encubrir su juego, incluso puede llegar a cometer actos ilegales "La ludopatía produce estados de gran placer y excitación ?abunda Tejeda de Luna? Siempre que tenga dinero, un jugador patológico puede estar de 24 a 48 horas jugando ininterrumpidamente, sin moverse de su sitio, sin ir al baño, sin comer, sólo bebiendo" En México no existe un estudio confiable de ninguna institución que aborde el problema de ludopatía y de los riesgos que conlleva la proliferación del juego intensivo Sólo se tienen datos de Estados Unidos, donde se calcula que entre 7 y 10% de los asistentes a las salas de juego y casinos tienen problemas de ludopatía Por ejemplo, en estados como Nevada se ha confirmado que 20% de los individuos que juegan patológicamente se ha intentado suicidar Sin embargo, existen otras experiencias internacionales El estudio de Tejeda de Luna cita el caso de Alemania, en donde hace dos años se estimó el costo social de la ludopatía en más de mil millones de marcos En España, a raíz de la legalización del juego en 1977, y hasta 1998, se registró un total de 50 mil jugadores patológicos adultos, que representan entre 1 y 2% de la población adulta, aunque 5% de la población de ese país presenta los rasgos de "jugadores problemáticos", que es la antesala a la ludopatía A raíz de estos estudios, en España, Estados Unidos y otros países de Europa las autoridades han tratado de regular y disminuir el otorgamiento de los permisos para operar salas de juego Falta regulación En ninguno de los 153 artículos que forman parte del controvertido Reglamento de la Ley de Juegos y Sorteos, expedido por la Secretaría de Gobernación en septiembre de 2004, se establecen medidas precautorias para detectar a los jugadores problemáticos o atender los efectos de la ludopatía Mucho menos en la Secretaría de Salud Carlos del Moral recuerda que ha escrito dos cartas a la Presidencia de la República para alertar sobre el problema Le contestó el entonces director de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, Ezequiel González Matus, quien le dio las "gracias por preocuparse del problema" y le indicó que todo lo relacionado con este tema lo tendría que ver con la Secretaría de Salud El otro ángulo del problema es la vigilancia y la regulación, sobre todo de las propias salas de sorteos de números donde se realizan apuestas intensas a pesar de la prohibición expresa que en este sentido se mantiene en la anticuada Ley Federal de Juegos y Sorteos de 1947 Ni siquiera existe un apartado que regule expresamente a este tipo de instalaciones, a diferencia de los centros de apuestas remotas o de los hipódromos, galgódromos y frontones Ni en el Sport Yak de Pabellón Cuauhtémoc o de Plaza Universidad ni en el Mio Games de la calle Doctor Navarro se observó en los días de recorrido a alguno de los escasos 77 inspectores con que cuenta la Dirección General de Juegos y Sorteos que tienen en sus manos la responsabilidad de supervisar a los más de 200 establecimientos que operan en la actualidad 11 permisionarios autorizados para la explotación del sorteo de números en tarjetas De acuerdo con la información del área jurídica de la Dirección General de Juegos y Sorteos, entre 2000 y 2004 en el país sólo han sido cerrados 11 centros de apuestas y salas de sorteo de números por operar ilegalmente, pero hasta ahora no se han clausurado los que ya tienen permiso, a pesar de que el execretario de Gobernación, Santiago Creel, en declaraciones realizadas el pasado miércoles 29, acusó al Partido Revolucionario Institucional de haber creado "un monopolio en donde hay funcionarios públicos involucrados, perseguidos por la justicia" Acosado por el escándalo del otorgamiento de 176 nuevos permisos para la instalación de books y cerca de 200 salas de sorteo o bingos unos días antes de dejar la Secretaría de Gobernación, y con un claro favoritismo hacia la empresa Apuestas Internacionales SA ?propiedad de Televisa?, Creel interpretó que "todos estos ataques que me está haciendo el priismo, las familias y los grupos que desmantelé rompiendo el monopolio que habían creado las familias priistas, pues que se den cuenta que cuando salga toda la verdad, se les va a caer por encima" El mayor número de clausuras no afectó a los centros de apuestas remotas ni a las salas de sorteo de números, sino a los de carreras de caballos, peleas de gallos y galgódromos (400 entre 2000 y 2004), los cuales no son considerados como centros de juego intenso En el mismo lapso, se clausuraron 2 mil 700 máquinas tragamonedas, la mayoría instaladas en billares y salones de videojuegos Hasta el momento, la empresa Apuestas Internacionales SA, sólo tiene la anuencia para operar, durante el primer año de los 25 que durará su permiso, en cinco establecimientos que se abrirán en el Estado de México, Distrito Federal y Puebla Según información de la Dirección de Juegos y Sorteos, en la capital del país sólo tienen la anuencia de la delegación Benito Juárez "No se permitirá que se abran si no cuentan con la autorización de los municipios y los estados", subrayó Isamel Urzúa, subdirector jurídico Según el inciso IX del artículo 22 del Reglamento de la Ley de Juegos y Sorteos, los permisionarios deben presentar la "documentación que acredite que el solicitante cuenta con la opinión favorable de la entidad federativa, ayuntamiento o autoridad delegacional que corresponda para la instalación del establecimiento cuyo permiso se solicita" Llama la atención que este requisito es previo al otorgamiento de los permisos y no posterior Hasta el momento, tanto el secretario de Gobierno capitalino, Alejandro Encinas, como el gobernador de Yucatán, Patricio Patrón Laviada, han manifestado públicamente que no aceptarán la instalación de nuevos centros de apuestas y sorteos porque no se les consultó antes No obstante, el comunicado del exsecretario de Gobernación, Santiago Creel, difundido por su oficina de campaña, presumió que "la expedición del nuevo reglamento (de Juegos y Sorteos) contempla una clara intención federalista que antes no existía, puesto que la operación y establecimiento depende de la anuencia de la autoridad local, que es independiente a las licencias de uso de suelo y a las autorizaciones relativas al giro mercantil del que se trate"

Comentarios