Arremete la Iglesia contra narco y violencia

martes, 5 de julio de 2005
* Anuncia renovación interna para combatir pobreza y desempleo * Inauguran 79 asamblea plenaria de la Conferencia del Episcopado Lago de Guadalupe, Edomex, 4 de julio (apro) - La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) hizo hoy una fuerte denuncia contra la violencia, el narcotráfico, la corrupción, la pobreza y el desempleo que padecen los mexicanos, por lo que se comprometió a renovar su estructura interna para afrontar estos "males" con mayor eficacia Durante la inauguración de la 79 asamblea plenaria de la CEM, el presidente de este organismo, monseñor José Guadalupe Martín Rábago, dijo en su discurso que uno de los "males" más visibles que aquejan al país "es la violencia en sus diferentes formas", como "la violencia criminal que, por robo o por venganza, ensangrienta nuestras calles y nuestras casas, provocando temor e inseguridad" Y agregó que los obispos "vemos, con indignación y dolor, la acción criminal de quienes especulan con la droga y de ella obtienen ganancias inmensas, superiores a las de las más grandes empresas productivas" Martín Rábago se refirió de esta manera a la corrupción: "Nos afecta una enfermedad que, como peste malsana y crónica, vicia el aire que respiramos: me refiero a la corrupción que destruye el tejido social y, degradándolo, se enriquece de su descomposición La corrupción de los que se organizan impunemente para robar, extorsionar o secuestrar personas La corrupción que ejercen quienes se apropian de los dineros que son de todos, valiéndose de trampas administrativas de todo género" En medio de estos males, señaló la máxima autoridad del episcopado mexicano, existe "otra herida que permanece abierta: el deterioro de la capacidad adquisitiva de la mayoría de las personas; la falta de empleos bien remunerados, que genera migración de amplios sectores de la población; la caída de la calidad de vida, especialmente de las clases medias y su paulatina disolución como grupo social" En el auditorio de la sede de la CEM, situada en esta localidad mexiquense, Martín Rábago les dijo a los obispos y arzobispos del país que lo escuchaban atentos: "Mientras nosotros nos encontramos aquí, disfrutando la alegría del encuentro fraterno y el gozo de la comunión episcopal, afuera el mundo sigue el curso diario de la vida? con una carga de amargas frustraciones y sufrimientos Amplios sectores de nuestra sociedad mexicana sufren golpes y heridas que los tienen en dolorosa postración" Por ello, dijo, es necesario hacer "hacer una revisión de las estructuras de nuestra conferencia" que se ajusten a esta "dolorosa" realidad Y agregó: "La novedad de los tiempos que nos toca vivir, la rapidez con que se producen los cambios, la complejidad de los fenómenos culturales y su interrelación, nos confirman el dicho evangélico: ?A vino nuevo, orden nuevo? Las estructuras son como los odres, el vino nuevo es la fuerza vivificante del Espíritu" Con esta exhortación arrancaron los trabajos de la 79 asamblea plenaria del Episcopado, que concluirá el próximo viernes 8 de julio y cuya principal finalidad será hacer una amplia reestructuración de la CEM Entre estos cambios, se planea realizar una drástica reducción de las comisiones episcopales: de las 26 que actualmente conforman la estructura de la Conferencia, se tiene proyectado dejar solamente nueve Según un anteproyecto elaborado por un grupo de obispos, se respetarán las comisiones que tienen mayor importancia para la Iglesia en México, como la de Doctrina, la de Pastoral Social y la de Diócesis, aunque a algunas se les puede cambiar de nombre, pero respetando su función actual Una de las propuestas es darle mayor importancia a las relaciones de la Iglesia con el Estado, por lo que se tiene planeado crear una comisión episcopal que se avoque exclusivamente a esta finalidad Pero será hasta el término de la asamblea plenaria, luego que los obispos lleguen a un acuerdo, cuando se dé a conocer la nueva estructura Por lo pronto, en su discurso inaugural, Martín Rábago señaló que "nosotros no nos movemos como técnicos, ni tomamos decisiones en base a pura eficacia operativa? En la Iglesia siempre las estructuras son servicios, están en función de las personas? de los sufrimientos de los hombres" Al concluir la ceremonia, en una breve entrevista con los medios, Rábago informó que los obispos sostuvieron hoy un encuentro con representantes de Courage, una institución que da tratamiento psiquiátrico y atención pastoral a los homosexuales para que dejen esta tendencia, considerada por la Iglesia como una "desviación sexual" Actualmente, Courage ?fundada por el sacerdote John Harvey y con sede en Nueva York? tiene un centro de atención en la ciudad de Cuernavaca Planea abrir uno nuevo en la basílica de Guadalupe Rábago dijo que los representantes de Courage simplemente les "expusieron" su proyecto y los "resultados" que han obtenido Pero no pidieron ningún tipo de apoyo al Episcopado

Comentarios