En retroceso, acuerdos de paz

lunes, 16 de enero de 2006
San Salvador, 16 de enero (apro) - En El Salvador actual apenas hay huellas de la guerra civil que padeció este país hace 14 años Por ejemplo, las ruinas que existían en la bombardeada Universidad Estatal (UES) fueron reemplazadas por modernos edificios e instalaciones deportivas Las pintas en las paredes de las calles capitalinas, que denunciaban la represión dictatorial de las décadas de 1970 y 1980, hoy están cubiertas por publicidad comercial o propaganda electoral Las armas callaron, se esfumó el olor a pólvora y sangre, pero "a 14 años de los Acuerdos de Paz, existe un franco retroceso democrático, porque se ha roto el estado de derecho", reconoció Schafik Handal, líder de la otrora guerrilla y uno de los constructores del pacto que puso fin a la contienda bélica que duró 12 años, con un saldo de 75 mil muertos Los acuerdos de paz entre el gobierno de Alfredo Cristiani y el liderazgo del insurgente Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ?conocidos como los Acuerdos de Chapultepec-- fueron firmados el 16 de enero de 1992 ante la presencia varios mandatarios latinoamericanos como testigos, entre ellos el expresidente mexicano Carlos Salinas de Goltari En aquel año, el contenido de tales acuerdos significaba una muy progresista reforma política, de la cual quizá quede como posibilidad histórica "En lo esencial logramos ponerle fin a la dictadura militar, desmontamos sus cuerpos represivos, reformamos la Constitución y, con ello, se abrió el camino democratizador y el FMLN se incorporó como partido político a la lucha electoral", aseguró Handal a Apro en su evaluación del proceso pacificador Desde 1932, cuando el entonces presidente Maximiliano Hernández Martínez ahogó con una masacre --de más de 30 mil campesinos e indígenas-- una revuelta popular, El Salvador vivió hasta 1992 una dictadura militar, en la que se sucedías los gobiernos, a través de fraudes electorales o golpes de Estado castrenses Los militares determinaban la vida política de la pequeña república cafetalera El FMLN consideraba que militares, la oligarquía y Estados Unidos sostenían la dictadura Ello acabó el 16 de enero de 1992 cuando las Fuerzas Armadas se sometieron al poder civil "Catorce años después de la firma de la paz, lo que ahora está planteado es un retroceso en el proceso democratizador", dijo Handal, quien argumentó su posición con tres realidades y contenidos: la Constitución vigente, el texto de los Acuerdos de Chapultepec y la forma en que se ejerce el poder actualmente Ello, sin ahondar en el tema de derechos humanos, cuya violación hace de El Salvador a la nación más impune por negar justicia a todas aquellas víctimas de crímenes de lesa humanidad durante la guerra civil, tanto por militares como guerrilleros, según la directora de Tutela legal del Arzobispado de San Salvador, María Julia Hernández En tanto, Handal enfatizó: "Se ha roto el estado de derecho, especialmente porque el sistema político se sustenta en un modelo neoliberal que es inconstitucional" Explicó: las privatizaciones de la propiedad del Estado y la creación de monopolios privados, como el de la distribución eléctrica y la telefonía fija, "conllevan que el fin del Estado sea para garantizar la ganancia de la empresa privada y, en especial, de las trasnacionales" Un ejemplo claro de violación constitucional fue la "dolarización" de la economía local en 2001, durante el gobierno de Francisco Flores, cuando el dólar sustituyó a la moneda nacional, el colón Tal proceso se gestó entre un grupo reducido de personas, encabezado por Flores Fue un hecho realizado con total secretismo Luego, el proyecto se envió al legislativo, donde se aprobó con mayoría simple por el llamado bloque de derecha, que es compuesto por la oficialista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Partido de Conciliación Nacional (PCN) y Partido Demócrata Cristiano (PDC) "La pensiones están monopolizadas por la empresa privada, se viola el derecho a la sindicalización, se irrespeta la soberanía del pueblo en las urnas, se compran voluntades A través de este sistema, ARENA y el gran capital controla la institucionalidad del Estado por medio de todos sus órganos", explicó Handal En los 14 años del proceso de paz, El Salvador mantiene en su territorio una base militar antidrogas de Estados Unidos Ha enviado tropas militares a Irak en apoyo a la guerra que encabeza Washington y, recientemente, abrió un instituto de Estados Unidos para la preparación de policías, fiscales y jueces de América Latina "Nada más parecido a la Escuela de las Américas, donde Estados Unidos preparó a los oficiales de las dictaduras latinoamericanas", expresó el líder político En contraste, para los gobiernos de ARENA, los acuerdos de paz fueron finiquitados Así lo certificó también la Organización de Naciones Unidas (ONU), que medió para que se lograra la pacificación La ONU se complace en presentar a El Salvador como un país al que la guerra no retornó "¿Frustrado? No, lo que estoy es indignado Avanzamos hacia un régimen dictatorial de corte civil En esto están contribuyendo también los grandes medios de prensa de El Salvador", aclaró Handal, quien dijo que su partido continuará haciendo conciencia de que la situación debe cambiar "Es el pueblo el que asume e impone sus métodos de lucha Ya vivimos una experiencia después de tantos fraudes electorales y masacres El pueblo se alzó en armas Entonces, hubo un viraje que no lo forzaron los líderes políticos", acotó el dirigente histórico, que se inició en la lucha popular a los 13 años de edad en la llamada Huelga de Brazos Caídos, que derrocó al dictador Hernández Martínez "Reconozco que quizás fuimos ingenuos respecto de los acuerdos en los temas económicos y sociales porque, la verdad, es que no conocíamos la magnitud de lo que sería el neoliberalismo en El Salvador El país sería otro, no la perfección, pero sí avanzaríamos a estadios superiores de desarrollo de haberse cumplido a cabalidad los acuerdos de paz y los salvadoreños no tuvieran hoy, como válvula de escape, el tener que irse del país, como lo ha hecho más de un tercio de la población, en busca de bienestar", finalizó Handal

Comentarios