Prospera el trámite para la extradición de Salvador Gámez

martes, 24 de octubre de 2006
México, D F, 23 de octubre (apro)- A más tardar en un mes concluirán los trámites de extradición del líder sindical Salvador Gámez Martínez, acusado de corrupción de menores, según confió hoy el procurador capitalino, Bernardo Bátiz Después de ser localizado en Estados Unidos, en que cometió el error de solicitar una licencia de manejo, la Procuraduría capitalina aceleró el proceso para que el exlíder sindical sea entregado a México y cumpla una condena de 16 años de prisión El 20 de abril del año pasado, agentes de la PGJDF detuvieron a Gámez Martínez en compañía de dos jovencitas: Norma y Yunué Gámez Martínez estuvo preso en el Reclusorio Oriente pero, por orden del secretario de acuerdos del juzgado penal 18, Miguel Ángel Pérez, recuperó su libertad y huyó hacia el vecino país del norte Sin embargo, los magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal revocaron la libertad y ordenaron a la Policía Judicial capitalina localizarlo, pues lo declararon culpable de haber corrompido a dos menores que trabajaban en tiendas de autoservicio Informes de la Procuraduría capitalina indican que las víctimas ya identificaron al exlíder sindical a través de una licencia de conducir En un amplio reportaje publicado por la revista Proceso, en mayo del año pasado, el reportero Raúl Monge describe al dirigente sindical como un "profesional del abuso" Destaca que en la cúspide de su riqueza ilícita, creada con ayuda oficial en los últimos gobiernos priistas y consolidada con la política laboral del "gobierno del cambio", el líder de sindicatos al servicio de los patrones, Salvador Gámez Martínez, cayó en manos de la policía capitalina por su "pasatiempo": el abuso sexual contra menores de edad El 20 de abril, poco antes del mediodía, un grupo de agentes de la PGJDF detuvo al influyente dirigente sindical cuando salía del inmueble ubicado en la calle de Doctor Olvera 119, colonia Doctores, en compañía de dos jovencitas, Norma y Yunué Al "zar de los sindicatos blancos" se le dijo que tenía no menos de tres denuncias penales relacionadas con el presunto delito de corrupción de menores; el fundador de la Federación Sindical Coordinadora Nacional de Trabajadores (FSCNT) --que ostenta la titularidad de 2 mil contratos colectivos de "protección", que benefician más a los patrones que a los trabajadores, y representa a casi 350 mil empleados en todo el país-- fue entonces detenido, luego excarcelado y finalmente huyó Dueño de amplias propiedades en México y en el extranjero --tiene su residencia en Isla Mujeres, Quintana Roo, y suele pasar largas temporadas en Miami--, Gámez Martínez mantenía en secreto su proclividad a relacionarse sexualmente con adolescentes, de preferencia vírgenes En los departamentos que el líder ocupaba en la colonia Doctores, la Procuraduría capitalina encontró, además, una computadora en cuyo disco duro había varias fotografías de jóvenes desnudas, así como fotos impresas y revistas pornográficas, lo que hace suponer a las autoridades que el llamado "zar de los contratos de protección" podría formar parte de una red de proxenetas dedicada al tráfico, comercio y explotación sexual infantil De acuerdo con las declaraciones ministeriales de tres de las denunciantes, Gámez Martínez utilizaba a su secretaria particular, Virginia Leticia Rico Arce, y a las hermanas Verónica y Elsa Serrano, esta última cajera en una tienda de autoservicio, para enganchar a las menores

Comentarios