Define Calderón al crimen organizado como su desafío más difícil

viernes, 10 de noviembre de 2006
Washington, 9 de noviembre (apro) - El presidente electo de México, Felipe Calderón Hinojosa, definió a la lucha contra el crimen organizado como "el desafió más difícil" que enfrentará su mandato que inicia el próximo 1 de diciembre, por lo que adelantó que requerirá "mucho dinero" para poder erradicarlo "Lo que hay que hacer en materia de la lucha contra el crimen organizado, que coincido, es probablemente el desafió más difícil que voy a tener como presidente, es una serie de medidas que van orientadas, precisamente, a ordenar y a poner en una ruta de éxito la lucha contra el tráfico de drogas y el crimen organizado", dijo Calderón Hinojosa en rueda de prensa, después de haber concluido su reunión con el presidente de Estados Unidos, George W Bush, en la oficina Oval de la Casa Blanca Para combatir al crimen organizado en México, el presidente electo de México subrayó que se requerirá "revisar y depurar todos los cuerpos policiales en todos los niveles", lo que por necesidad requerirá acceder a mejor tecnología para combatir el crimen; la unificación de estrategias y construir "un sistema único de información criminalística y de inteligencia" que permita poner al Estado y a su fuerza policíaca en una situación de ventaja Calderón subrayó que su encuentro con Bush, donde tocaron varios aspectos de la relación bilateral, "marcará una nueva era" en el entendimiento entre México y Estados Unidos Informó que le habló a su anfitrión de la necesidad de que en Estados Unidos se fortalezcan los programas para reducir el consumo de narcóticos "El presidente Bush reconoció la imperiosa necesidad de que Estados Unidos también haga su parte en términos de reducir la demanda por los estupefacientes que, a final de cuentas, es lo que impulsa precisamente estos flujos perniciosos para los países", señalo el presidente electo Sin desarrollar en detalle los planes de su gobierno para hacerle frente al desafió del crimen organizado, Calderón subrayó que en México los carteles del narcotráfico, gracias al enorme potencial económico que les genera la venta de drogas, en materia de tecnología y armamento, han rebasado la capacidad de las instituciones policiales del país que están dedicadas a erradicarlos "La medida implica una enorme dosis de coraje, de decisión del gobierno federal para enfrentar el crimen; y eso lo va a haber, por supuesto Ésta no será una batalla fácil, va implicar un enorme esfuerzo, va a implicar dinero; mucho dinero, quizá", añadió Empero, Calderón aclaró que "sería absurdo hablar de resultados" de corto plazo en la lucha contra el crimen organizado, aun contando en su gobierno con las herramientas que enumeró y consideró necesarias para afrontar al problema "Va implicar incluso, quizá, la pérdida de vidas humanas, como se ha perdido hasta ahora, pero es un batalla que tenemos que librar y que vamos a ganar", reiteró Calderón añadió que su gobierno requerirá de la cooperación de los actores involucrados en la lucha contra el crimen organizado, en alusión a la administración del presidente Bush, sobre todo para reducir el tráfico y la demanda de estupefacientes La lucha contra el crimen organizado en México, que ha suscitado una serie de fricciones y problemas en la relación con Estados Unidos durante los últimos dos años del sexenio de Vicente Fox, hasta ahora había sido un tema relegado en la relación bilateral El gobierno estadunidense, a través de su embajador en México, Tony Garza, criticó en varias ocasiones este año la estrategia foxista para combatir al crimen organizado, sobre todo lo relacionado al tráfico de narcóticos; y demandó acciones inmediatas para contener la ola de violencia que este problema desató en ciudades como Nuevo Laredo, Tamaulipas, que, de acuerdo con Garza, ha contagiado de violencia a algunas poblaciones de la frontera sur de Estados Unidos

Comentarios