El rescate de la Catedral Metropolitana

lunes, 13 de noviembre de 2006
México, D F, 13 de noviembre (apro)- Tiene razón el arquitecto Sergio Zaldívar cuando declaró en un texto publicado en el número de esta semana (1585) de la revista Proceso, que la recuperación de la Catedral Metropolitana no es logro de la administración foxista ni de Sari Bermúdez, como titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) Si la señora Bermúdez revisara los archivos que obran en el área de prensa del organismo que dirige desde hace casi seis años, se enteraría de que el 14 de octubre de 1997, mediante una nota firmada por quien esto suscribe, el arquitecto Zaldívar, a quien realmente se debe el logro, dio a conocer a los medios que se había alcanzado la meta prevista en los trabajos de rectificación geométrica de la Catedral Los hundimientos diferenciales que aquejaban al monumento construido por el arquitecto valenciano Manuel Tolsá (1757-1816), intentaron corregirse hace tiempo Entre algunas de las intervenciones, puede mencionarse la del arquitecto Jaime Ortiz Lajous, quien entre 1972 y 1985 colocó 516 pilotes de control (383 de ellos en la Catedral y 133 en el Sagrario Metropolitano) Pero fue en 1993 cuando, al frente de gran equipo de especialistas en diversas disciplinas, el arquitecto Zaldívar, entonces titular de la Dirección de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural (ahora dependiente del Conaculta), inició el proyecto de corrección geométrica con el método de subexcavación Se integró un comité técnico en el cual participaron los doctores Enrique Tamez, Roberto Meli y Fernando López Carmona, y los ingenieros Hilario Prieto y Enrique Santoyo Villa, entre otros especialistas Se cavaron 31 pozos de tres metros de diámetro y de entre 20 y 25 metros de profundidad para extraer tierra del subsuelo Así se logró corregir el hundimiento al ritmo de un centímetro por mes En un principio los trabajos fueron duramente cuestionados pues, como resultado del método, se abrieron algunas grietas en el edificio, pero el arquitecto Zaldívar destacó en su momento lo esencial que era atender primeramente la estructura del inmueble y sus problemas de subsuelo, antes de "restaurar" o dar lo que sería una "manita de garo" a las partes visibles o artísticas Por el logro del equipo encabezado por Zaldívar, el especialista en geotécnica Michele Jaiolkowsky, presidente de la Comisión de la Torre de Pisa, felicitó a los ingenieros mexicanos e invitó al profesor Enrique Tamez, quien dirigió los trabajos de geotecnia en Catedral, para dictar una conferencia en el XIV Congreso Internacional de Geotecnia y Mecánica de Suelos, realizada en Alemania en 1997 No deja de sorprender, pues que ahora el Conaculta informe en un comunicado de prensa que la Catedral requerirá de cuidados permanentes "para evitar problemas como los que enfrentó en el pasado reciente" No, los problemas geotécnicos de Catedral se remiten a prácticamente la época de su construcción, han sido históricos, como histórico ha sido el proceso de recuperación que sólo hasta las obras emprendidas por Zaldívar vio los resultados satisfactorios Es necesario insistir pues, que el resultado de los trabajos del proyecto de corrección geométrica ya se había alcanzado antes de que Bermúdez llegara al Conaculta Bermúdez puede atribuirse tal vez, haber logrado que el gobierno de España aportara fondos para la restauración del Altar de los Reyes La restauración de las obras de Catedral era ciertamente el paso siguiente en la lógica de la restauración, una vez que se había comprobado que el edificio no tenía más riesgos estructurales Pero no se olvida los errores en la administración foxista Por ejemplo, que a un mes de la llegada de Vicente Fox estuvo a punto de colocarse en el templo un altar metálico con el cual se habría dado al traste con el altar de alabastro y el espacio del presbiterio Sólo por el rechazo de especialistas como el historiador Guillermo Tovar de Teresa y el padre Luis Ávila Blancas pudo evitarse ese atentado contra la arquitectura del inmueble histórico Vale recordar también que luego se creó toda una polémica por la pretensión de retirar los vitrales realizados por Mathias Goeritz en la nave central y naves procesionales, y que también la movilización de miembros de la comunidad cultural impidió A lo que nunca ha dado respuesta la actual administración del Conaculta, la de la Dirección de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural a cargo del arquitecto Xavier Cortés Rocha, la del Instituto Nacional de Antropología e Historia, ni el ahora llamado Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, es al asunto de la venta y administración de nichos funerarios en el recinto catedralicio a cargo de la agencia funeraria Gayosso

Comentarios