Ultrajan PFPs a una mujer en Oaxaca

sábado, 18 de noviembre de 2006
Oaxaca, Oax , 17 nov (apro)- La Liga Mexicana de Defensa de Derechos Humanos (Limeddh) exigió al secretario de Seguridad Pública federal, Eduardo Medina Mora, inicie una investigación sobre el caso de una mujer que fue ultrajada por elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) La presidenta estatal de la Limeddh, Yésica Sánchez Maya, no descartó que esta agresión sea el arranque "de una escalada" de abusos sexuales contra mujeres de Oaxaca, como aconteció en el municipio mexiquense de San Salvador Atenco, dado "el patrón de conducta de este cuerpo policiaco" Recorrido de Amnistía Adelantó que la Limeddh presentará el caso de manera confidencial a la misión de Amnistía Internacional (AI), la que comienza una visita este lunes en la entidad, para la emisión de una acción urgente en beneficio de la víctima y su familia La mujer de 48 años relató que fue abusada sexualmente por agentes de la PFP destacamentados en el centro histórico desde el 29 de octubre Luego de aclarar que no simpatiza con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) ni ha respaldado al gobierno estatal, relató que al pretender pasar al zócalo de Oaxaca, fue revisada en uno de los retenes: "No les falté el respeto, ni siquiera voltee a mirarlos; hubiera preferido que me golpearan, no esto" La agresión ocurrió ayer alrededor de las tres de la tarde, en que pasó por el puesto de revisión ubicado en la esquina de Morelos y Macedonio Alcalá La señora, que se dedica a la venta de telas, confió: "Uno de ellos (agentes de la PFP) me paró y me dijo, 'voy a revisarla', pero les contesté que por qué lo iban a hacer si no traía nada ?La vamos a revisar porque puede traer un charpe (resortera) y canicas?", y en eso se le acercaron otros dos "Uno me jaló y me empezó a tentonear Le dije ?¿qué le pasa??, pero me estrechó y me intentó besar, me dio asco, huelen mal; luego comenzó a tocarme los senos, los glúteos y la vagina en forma lasciva", narró Entre sollozos, la mujer dijo que no dio motivo alguno a los agentes de la PFP para ser víctima del ataque "¡Cómo se les ocurre que, a mi edad, voy a llevar un charpe, es ilógico; además no los insulté ni voltee a verlos No visto provocativa, la gente que me conoce lo sabe, soy una señora!" Ante el abuso, gritó para pedir auxilio a los transeúntes, pero nadie acudió en su ayuda, pues "quienes pasaron por ahí se asustaron" "Quéjese a derechos humanos" "Grité, ?¡ayúdenme por favor?!, y me soltaron, les dije que no iba sola, les hice creer que atrás venía mi familia y que estaban viendo Me dejaron y se empezaron a reír y, burlonamente, me decían, ?quéjese a derechos humanos, no nos importa? "Y empecé a caminar, para pasar por el zócalo e ir a la tienda de telas, (pero) las piernas no me respondían, tenía ganas de llorar y de vomitar", rememoró Sin embargo, al retirarse del establecimiento también fue objeto de acoso y hostigamiento sexual por otro agente de la PFP que se ubica en el punto de revisión situado en la esquina de Las Casas y Bustamante "Pensé que todo ya había terminado, pero parece que están sincronizados, porque un güero feo se me quedó viendo y me empezó a decir que tenía ganas, deseos sexuales, con palabras obscenas, vulgares "?Mamacita linda, desde ahí te ves apetitosa? ¡Ay, Dios mío!, ¿por qué me tiene que pasar esto? Hay mujeres que se dedican a la prostitución, por qué no las buscan en lugar de denigrarnos?", cuestionó "Me siento peor que una prostituta, nunca en la vida alguien me había faltado el respeto Me siento sucia, manchada", soltó entre sollozos La señora está por decidir si presenta una denuncia penal por los hechos, ya que teme sufrir represalias, ella y su familia Además, no confía en las instituciones de procuración de justicia locales o federales: "No confío en la justicia; he visto cosas muy injustas donde antes trabajaba, la gente sufre mucho y nadie hace nada", finalizó

Comentarios