Fox y su familia: La inútil defensa

martes, 14 de febrero de 2006
México, D F, 13 de febrero (apro)- La enjundiosa defensa que hace el ciudadano presidente Vicente Fox de sus hijastros, los precoces y prósperos Bribiesca Sahagún, se encamina a ser una cuenta más de la larga cadena de descalabros de causas personales y de la República El Presidente de la República no escarmienta ni aún en el ocaso de su administración, que terminará en nueve meses; y como un cruzado incursiona en férrea defensa de las andanzas de los hijos de Marta Sahagún, cuyos "santo y seña" dice conocer para exonerarlos de plano Con inaudita pasión, Fox se empeñó en negar las irregularidades en el financiamiento de su costosa campaña por la Presidencia de la República; las ambiciones de su mujer de ser su sucesora en el cargo; y la confabulación para inhabilitar a Andrés Manuel López Obrador como candidato presidencial Al final, pese a la falta de profundidad en la investigación por parte del consejero filopanista Alonso Lujambio, el Instituto Federal Electoral (IFE) multó con 545 millones de pesos a los partidos Acción Nacional (PAN) y al Verde (PVEM) por irregularidades en el financiamiento de la Alianza por el Cambio que triunfó en las elecciones del 2 de julio del 2000 El ciudadano presidente tuvo que asumir, al cabo de negarlo de manera sistemática, que incurrió en falta de probidad en el uso de recursos en su campaña, a tal punto que hasta se ufana de que es preciso imponer rígidos controles al financiamiento para evitar otro caso como los "Amigos de Fox" o el Pemexgate priista Algo análogo ocurrió con el propósito político de Marta Sahagún de edificar su candidatura presidencial desde el mismo momento que contrajo matrimonio, como aquí se informó en su momento Ese afán tan groseramente ostensible siempre fue negado por Fox Sólo hasta que se produjo la sonora renuncia de Alfonso Durazo, en junio del 2004 y luego de una intensa discusión pública que incluyó al propio PAN, Sahagún tuvo que leer --con lágrimas en los ojos por la furia-- un pronunciamiento para anunciar que no sería candidata a su ceder a su marido Fox siempre negó, también, tener un propósito político en el proceso de desafuero de López Obrador, pese a numerosas evidencias de que se trató de una confabulación disfrazada de cumplimiento del Estado de derecho, instrumentada por el ministro Mariano Azuela, el procurador Rafael Macedo y su subalterno Carlos Vega Memije, ahora "matraquero" de Roberto Madrazo Al cabo de una confrontación que amagaba con salirse de cauce, en las instituciones e inclusive en las familias, Fox tuvo que recular y, en tácito reconocimiento de la inquina --la "decisión más difícil" de su gobierno--, despidió a quienes no fueron capaces de cumplir el propósito que les ordenó Esto mismo está ocurriendo con sus hijastros, a quienes defiende no sólo con sus palabras, sino con los instrumentos todavía poderosos del Poder Ejecutivo del que es titular y cuya institución ha lesionado gravemente con sus disparates Ahora afirma, con enjundia, que el súbito enriquecimiento de los Bribiesca Sahagún es producto de fantasías y que, como son parte de su familia, están francamente exonerados "Tengo plena confianza, porque conozco la vida, obra y milagro de mis hijos y de los hijos de Marta, y sé que no hay nada, así que le sigan buscando hasta cansarse, que no le van a encontrar", retó hoy lunes, como ya lo había hecho antes en dos ocasiones Una investigación seria desde la Procuraduría General de la República (PGR), que no sucederá en esta administración, conduciría a cargos penales de los muchachos por sus andanzas que el ciudadano presidente dice desconocer Pero gane quien gane las elecciones del 2 de julio deberá esclarecer este escándalo Aun si es Calderón, el candidato del partido de Fox y Sahagún, habrá resultados que harán, otra vez, comerse sus palabras al para entonces expresidente Aunque todavía lo diga en voz baja, Calderón lo afirma: "Fox sí, foxismo no Comentarios: delgado@procesocommx y wwwprocesocommx

Comentarios