Pierde Canadá reclamo por clausura de locales de juego

jueves, 2 de febrero de 2006
* La disputa, ante el TLCAN; México fue absuelto de pagar cien mdd México, D F, 1 de febrero (apro)- En lo que fuera el primer arbitraje puesto en práctica desde que se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994, México fue absuelto de pagar cien millones de dólares exigidos por una empresa canadiense que reclamó el cierre de dos locales de Tamaulipas donde funcionaban máquinas tragamonedas o "de habilidades" La resolución fue dictada el 26 de enero por un panel de tres árbitros, establecido al amparo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que señaló que el gobierno federal mexicano no violó este acuerdo ni expropió ilegalmente la inversión de la empresa Thunderbird Gaming Corporation Los árbitros condenaron además a Thunderbird a reembolsar a México 12 millones de dólares por gastos de representación legal y otros costos del proceso, que duró casi tres años La empresa canadiense invirtió 10 millones de dólares para instalar estas máquinas en locales de Nuevo Laredo, Matamoros y Reynosa, y operó entre agosto del 2000 y octubre del 2001, cuando sus instalaciones fueron cerradas por orden del director de Juegos y Sorteos de Gobernación, José Guadalupe Vargas Barrera, quien consideró que las máquinas son del tipo "tragamonedas" El local de Matamoros, conocido como "La mina de oro", y el de Nuevo Laredo, fueron cerrados el 11 de octubre del 2001, en un espectacular operativo donde participaron decenas de agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP) A finales del sexenio pasado, Gobernación había notificado por escrito a Thunderbird que, en su opinión, las máquinas de habilidades no están prohibidas por la Ley Federal de Juegos y Sorteos A partir de este "visto bueno", la empresa abrió tres locales, y consiguió autorizaciones municipales para otros tres Según la demanda, la actitud de Gobernación cambió "dramáticamente" con la llegada de Vargas En julio del 2001, la empresa fue citada a una audiencia administrativa para demostrar que sus máquinas no eran tragamonedas Pero en el laudo arbitral se estableció que Thunderbird no podía tener expectativa de operar estas máquinas en México, debido a las prohibiciones legales existentes "El tribunal no descarta la posibilidad de que los procedimientos de Gobernación puedan haberse visto afectados por ciertas irregularidades", dice la resolución, "sin embargo, del expediente no se desprende ninguna irregularidad administrativa de tal gravedad que conmueva el sentido de corrección judicial y, por lo tanto, dé lugar a la violación del principio del nivel mínimo de trato"

Comentarios