La transparencia se debate

jueves, 23 de febrero de 2006
México, D F, 22 de febrero (apro)? La candidata Patricia Mercado declaró el 21 de febrero que los debates entre candidatos presidenciales son necesarios para darle a la ciudadanía la oportunidad de conocer las respectivas propuestas, confrontarlas y diferenciarlas Si algún candidato no quiere participar, agregó, "pues que no lo haga y deje a los demás ayudar a salir del juego sucio y los escándalos, y a entrar a la propuesta" Claro, a ella le conviene que se realicen muchos debates, incluso propone uno por semana Sin embargo, creo que al justificar así su petición cae en lo mismo que sus colegas: tratar de vender gato por liebre a la opinión pública Ella no quiere debates para no darle ninguna oportunidad a la gente Se supone que todo acto de campaña sirve para difundir las propuestas, e incluso los denuestos a los contrarios forman parte del mensaje y así deben ser leídos por los ciudadanos, que ya sabremos si elegimos o no a quien así se comunica con nosotros El debate es la forma en la que ella puede presentar su propuesta con cierta ventaja, y muy probablemente en forma de regaño a sus rivales por sus luchas en el lodo Y si un candidato se resiste a debatir, puede ser porque no importa en ellos comparar propuestas, sino construir una percepción de debilidad o de fortaleza de los contendientes En el caso actual, hay que recordar que las primeras en reunirse para tratar detalles de un debate formal fueron Josefina Vázquez Mota y Rosario Green, representantes de candidatos interesados sin duda en hacer sándwich a Andrés Manuel López Obrador Claro, no calculan que a estas alturas el equipo del perredista ya debe saberse aunque sea el ABC de la victimización y, lo más peligroso, que el excede del gobierno capitalino ya construyó una credibilidad "en vivo", muy diferente de la que pueda lograrse con spots, por numerosos que sean Hay circunstancias específicas que muestran la enorme distancia entre los discursos y la práctica, y no sólo en el caso de los candidatos El caso Nacif?Marín ha incendiado muchos velos retóricos Cada quien ha puesto supuestamente a salvo lo que más le importa y dejado de lado los asuntos de agenda nacional que planteó el escándalo de las grabaciones telefónicas entre el empresario y el gobernador Emilio Chuayffet recordó que la periodista Lydia Cacho también mencionaba en su libro al neofoxista Miguel Ángel Yunes, y éste lo retó a duelo, no sin antes acusarlo de "desviado" ¿Qué significará eso dentro de un contexto acusatorio? ¿La utilización del puesto público para operar políticamente? Yunes fungió brillantemente como jefe de prensa de "El Flama" cuando controlaba los reclusorios desde la Secretaría de Gobernación Para responder al golpe de Chuayffet sobre la calidad moral de los funcionarios gubernamentales, pero sin atizar el frente ya abierto con el PRI, el secretario de Seguridad Pública alabó tanto a su subalterno como a su exprofesor de derecho ¿Y sobre el caso Lydia Cacho? Ya se sabe: respeto absoluto a la libertad de expresión, protección a comunicadores y demás etcéteras del discurso ¿Y sobre el caso Succar Kuri? Nadie quiere que se siga el hilo de complicidades que le ayudaron a escapar del país, ni siquiera para investigar las retractaciones de sus víctimas, tan al estilo de los testigos en procesos contra mafiosos El cardenal Norberto Rivera Carrera exigió castigo a quien haya cometido los delitos de los que se acusa a Nacif y Succar, pues una vez que pasó la tormenta mediática de las acusaciones a sacerdotes pederastas, ya puede exigir tranquilamente la aplicación de la miserable justicia humana Por cierto, el obispo Onésimo Cepeda salió con que criticarlo a él es "atacar a la Iglesia de Dios" El caso es utilizar a la santa Iglesia como escudo contra las acusaciones que le hizo a él personalmente el PRD sobre su cercanía con priistas corruptos Y de nuevo es el presidente Fox quien proporciona una referencia central para comprender la dinámica de ocultamientos y escamoteos que ha sustituido a la política El pronto exmandatario inaugura obras a un ritmo acelerado justamente en los meses electorales, anuncia seguros populares y presume dos o tres programas sumamente cuestionables como resultado de su sexenio, para decir a continuación que vomita el populismo y no abre las llaves del gasto presupuestal, porque trabaja con "pasión por México" Sin duda confía en que la autoridad que ha logrado construir el actual Consejo General del IFE es endeble, ya que pese a todos sus llamados ha tenido una actitud abiertamente militante, en una falta de respeto a los votantes no panistas que le dieron la victoria en el año 2000 y que según las encuestas le dieron la espalda desde la mitad del sexenio o antes Es lícito que quiera quitarle golpes a su candidato ?el de las manos limpias porque nunca hizo nada más que burocracia partidista?, y hasta es válido como picardía electoral (igual que mandar levantar el adoquín de una plaza donde se programen mítines de candidatos rivales), lo malo es que si alguno de ellos responde a la provocación, va a volver a su lloriqueo: son ataques personales y malintencionados Y va a seguir diciendo que siempre ha respetado los llamados del IFE y que cumple los acuerdos Nada más para recordar un caso de la devastadora intromisión de la realidad en los procesos políticos proclamados dolosamente como transparentes, hay que recordar que la definición del candidato del Tucom fue vigilada y finalmente certificada por Transparencia Mexicana Que el candidato de ese grupo de priistas desplazados haya sido el impoluto Arturo Montiel no dice mal de la organización civil, sino de la creencia en que un procedimiento determinado garantiza por sí mismo que la gente no caiga en engaños monumentales como ese O bien, como el otro que se anunció el propio 21 de febrero, al sustraer al Infonavit del ámbito de competencia del IFAI Por supuesto, dirá el vocero presidencial, nada tiene que ver esa medida con los hermanos Bribiesca Sahagún y socios Valiosa tramparencia del gobierno foxista Creer en ella sería como aceptar como bueno el furor académico que se apoderó súbitamente de Bernardo de la Garza, el que presumía en televisión de que no era priista y terminó siendo el rostro joven de Madrazo Por eso, mil debates no ayudarán a salir del juego sucio Al contrario, en esta circunstancia esa aparente primacía de los temas "de altura" puede desviar la atención de las nefastas consecuencias de ese juego sucio que jamás se ha interrumpido en la política real

Comentarios