Medio Oriente: Cambio de ruta

lunes, 6 de febrero de 2006
México, D F, 6 de febrero (apro)- Que la política no es una ciencia exacta, ya se sabe Pero que con frecuencia los errores de cálculo de quienes la practican sean garrafales y lleven a resultados justamente opuestos, es digno de contarse Y esto es lo que está ocurriendo en Medio Oriente, donde la gran fantasía occidental de una región pacífica, democrática, libre de extremismos y terrorismo, se está viniendo rápidamente abajo y, lo que es más paradójico, por vía de las urnas Después de la invasión de Irak y el lanzamiento de la llamada "Hoja de Ruta", por un tiempo pareció que las piezas del tablero podrían efectivamente acomodarse conforme a los intereses de los actores no árabes en la región; es decir, Estados Unidos, Israel y la Unión Europea (UE) Pero este espejismo duró poco La soberbia, la preferencia de la fuerza sobre la diplomacia, los favoritismos, la falta de tacto hacia la sensibilidad de la población y la miope visión de futuro, rápidamente cobraron su cuota Sin considerar el pantano de Irak, que fue un error de cálculo desde el principio, en los últimos 14 meses todo el plan trazado para la región se desdibujó Los estrategas israelíes y occidentales simplemente no tomaron en cuenta las leyes naturales ni las emociones colectivas Así, el líder palestino Yaser Arafat murió; el premier israelí Ariel Sharon quedó inhabilitado; Hamas ganó las elecciones legislativas en Palestina, y el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad la presidencia en Irán Ni hablar de los ánimos cada vez más caldeados en Líbano y Siria Eje del descontento árabe-musulmán, el conflicto entre palestinos e israelíes se vio como el siguiente paso a dar después de las ocupaciones de Afganistán e Irak Para ello, el denominado Cuarteto (Estados Unidos, la UE, Rusia y Naciones Unidas) lanzó la "Hoja de Ruta", que en principio contemplaba una serie de concesiones de ambas partes, supervisadas por la comunidad internacional, para retomar el camino hacia un acuerdo de paz Pero Ariel Sharon vio en la coyuntura una oportunidad de lograr un plan a su medida Aunque fingió aceptar la propuesta, condicionó las concesiones para ganar tiempo y, mientras, actuó en beneficio de su propio proyecto Uno de los ejes de su estrategia fue descartar como interlocutor a Arafat y aislarlo en una especie de arresto domiciliario Aunque por él, hubiera preferido eliminarlo, cosa que lamentó no haber hecho mucho antes Lo que Sharon no hizo, poco tiempo después lo hizo por él la ley biológica, aunque muchos todavía tienen sus dudas Trasladado a París, en noviembre de 2004, Arafat murió de una enfermedad no precisada Sin duda, para el viejo general israelí fue una satisfacción ver finalmente enterrado a su enemigo de casi toda la vida Sin él, valoró, sería más fácil doblegar a una debilitada dirigencia palestina Sin embargo, ni antes ni después su valoración fue del todo acertada Aunque durante el tiempo que estuvo acorralado Arafat ciertamente perdió capacidad operativa El histórico líder se mantuvo como la argamasa que daba cohesión al fragmentado movimiento de resistencia palestino --que nunca dejó de operar-- y como representante legítimo de su pueblo hacia el exterior, lo que le confería la condición de interlocutor internacional que Sharon le negaba Su desaparición, contrariamente a lo que éste pensaba, tampoco iba a mejorar las cosas Mahmud Abbas fue elegido como líder de conciliación para suceder a Arafat, mientras la verdadera lucha por el poder palestino se desarrollaba bajo la mesa Ciertamente, sin mucha fuerza, pero con mucho pragmatismo, el nuevo presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) intentó retomar la "Hoja de Ruta", pero también fue desairado por Sharon, quien evidenció así que, en realidad, poco le importaba quién encabezara la ANP, sino sacar adelante su propio plan En ningún momento, el Cuarteto supervisor hizo nada para frenar esta política unilateral Luego vendría el golpe de efecto de la retirada de Gaza Celebrado internacionalmente y aun por sectores de oposición de su país como el guerrero que finalmente se convenció de que había que conciliar, Sharon decidió tomar toda la iniciativa por su cuenta Luego de que su eterno rival, Simon Peres, fue desbancado de la cúpula del laborismo, él mismo se deslindó del Likud que había cofundado tres decenios atrás, porque sus elementos más conservadores también se habían convertido en un lastre para su proyecto personal La salida de los dos líderes históricos de sus respectivas formaciones, provocó un sacudimiento en la estructura política israelí, pero generó una presunta opción de "centro": el partido Kadima, creado por y para Sharon En forma inusitada, sectores que siempre lo habían impugnado, y hasta el propio Peres, anunciaron su decisión de sumarse a este esfuerzo, y las encuestas le auguraban un triunfo rotundo para las próximas elecciones legislativas de marzo El gran Arik estaba a punto de alcanzar su meta Pero otra vez la biología intervino y, a principios de este año, Sharon se derrumbó víctima de un derrame cerebral masivo, dejando en la orfandad política al país El diario Jerusalem Post editorializó que, en realidad, el viejo general nunca reveló cuál era exactamente su proyecto, pero con una hábil combinación de mano dura y guante de seda, logró crear en los últimos tiempos una percepción de "indispensabilidad", que ahora se tornaba en máxima incertidumbre Nadie sabe a ciencia cierta hacia dónde caminará Israel Mientras esto ocurría en el terreno israelí, otro cambio se gestaba en el campo palestino Pese a la unidad de fachada, la muerte de Arafat disparó la lucha de poder que desde siempre enfrentó a los grupos integrantes de la OLP y dejó particularmente descubiertos el autoritarismo, la corrupción y el amiguismo que caracterizaron al movimiento Al Fatah La incapacidad del nuevo liderazgo para frenar la represión israelí y avanzar hacia la creación de un Estado palestino, abonaron además las opciones violentas y el radicalismo religioso En un artículo publicado por la revista Newsweek con motivo de la enfermedad de Sharon, el periodista libanés Rami G Khouri atribuyó este giro en buena parte a la belicosa conducta del general Él, dijo, fue el creador de sus propios demonios: "Sus más acérrimos enemigos son su progenie Hamas surgió sobre todo a raíz de sus brutales intervenciones en Cisjordania y Gaza; Hizbolá evolucionó como un movimiento armado de resistencia a la ocupación de Líbano Sus actos terroristas son el fruto de su credo de expansión, ocupación y colonización con la espada" Khouri centró la responsabilidad en Sharon, pero concretamente el ascenso de Hamas fue producto de una política de Estado equivocada La mayoría no sabe y, los que saben, parecen no querer recordar, pero Israel apoyó en sus inicios a Hamas como un contrapeso a la OLP, entonces su peor enemiga y la que protagonizaba los principales atentados en su contra Eran, además, tiempos de la Guerra Fría, y Washington vió con buenos ojos el apoyo a una organización religiosa para minar a los otros grupos palestinos, seculares y de izquierda Así, escindida de la Hermandad Musulmana de Egipto, en los años 70 y 80, Hamas recibió ayuda financiera israelí, directa e indirecta El movimiento fue, inclusive, registrado legalmente en Israel en 1978 como asociación islámica, nada menos que por el jeque Ahmed Yassin, quien después caería en uno de los asesinatos selectivos ordenados por Sharon Con todo este apoyo, Hamas creó en los territorios ocupados una amplia infraestructura social, educativa y religiosa, que se dedicó a aliviar las carencias de los refugiados palestinos Pero con el tiempo, esa base comunitaria se convirtió en política, sobre todo ante el desplazamiento de la OLP, primero a Beirut y, luego, a Túnez La cerrazón de Israel a avanzar hacia la creación de un Estado palestino, la continuación de la represión y el estallido de la primera Intifada, hicieron el resto Hamas se radicalizó y se transformó en grupo militar También empezó a hablar de la creación de una teocracia en los territorios ocupados La historia que siguió es la más reciente y conocida: encendidos llamados a la Yihad para luchar contra Israel, atentados suicidas, asesinatos Aunque no por ello abandonó su trabajo comunitario, que conservó así intacta su base social Si el apoyo inicial a Hamas resultó a la larga una estrategia fallida, el cálculo de Washington y Tel Aviv hacia la actual coyuntura no fue más acertado Pese a que los islamistas ya se habían alzado con la mayoría en las anteriores elecciones municipales y Abbas, el presidente de la ANP, había alertado sobre el riesgo de que también ganaran las legislativas, la administración Bush se negó a aceptar su postergación, porque consideró que se vería como una debilidad política y un fracaso en su lucha por crear un Medio Oriente "democrático" Pero, al parecer, también insistió otra vez guiada por informes de inteligencia equivocados Esta vez, cosa rara, provenientes de los eficientes servicios secretos israelíes Según el Jerusalem Post, la inteligencia militar de Israel calculó que Hamas tendría un buen desempeño electoral, pero "nunca" ganaría los comicios Los israelíes se lo creyeron y los estadunidenses, por añadidura, también, lo que, en opinión del diario, no hace sino demostrar la distancia entre las élites gobernantes y la "calle" palestina No es el único lugar En julio del año pasado, los analistas también se vieron sorprendidos cuando, después de una timidísima apertura de ocho años, los electores iraníes opinaron que querían "menos reformas y más pan", y para ello eligieron con un 62 por ciento de los votos al exGuardián de la Revolución y ultraconservador Mahmud Ahmadineyad como presidente de la República Islámica Considerado como un "moderado", su antecesor Mohamed Jatami nunca logró que Irán fuera excluido del llamado "eje del mal", ni que Estados Unidos tomara la mano que le ofrecía Al contrario, su programa nuclear con fines de abatecimiento energético fue otra vez objeto de una campaña de presión que, inclusive, enfrentó a la UE y a Rusia con Estados Unidos Tampoco obtuvo apoyo para avanzar en las reformas internas que objetaba la clerecía conservadora Ahora, tanto en Palestina como en Irán el radicalismo llegó al poder, y Occidente e Isreal están asustados No pueden cuestionar su triunfo, porque fue limpio, apabullante y por la vía electoral que exigieron Han empezado entonces a aplicar las mismas prácticas coercitivas de siempre El gobierno de Teherán está a punto de ser llevado ante el Consejo de Seguridad de la ONU para estudiar posibles sanciones Y la ayuda económica a Hamas ha sido condicionada a que el grupo abandone su ideología violenta De negociaciones no se ha hablado Ojalá no vuelvan a equivocarse

Comentarios