Narcos y no militares, los del incidente fronterizo: México a EU

miércoles, 8 de febrero de 2006
* Da SRE a EU resultado preliminar de la supuesta incursión militar * Uniformes, insignias, armas y vehículos no corresponden a las Fuerzas Armadas Mexicanas, determina la Procuraduría Militar México, D F, 7 de febrero (apro)- La Secretaría de Relaciones Exteriores comunicó oficialmente al gobierno de Estados Unidos los resultados preliminares de las indagatorias sobre el incidente fronterizo del pasado 23 de enero, en las proximidades del condado de Hudspeth, en Texas La cancillería dio a conocer que de acuerdo con dichas investigaciones, ningún miembro del Ejército Mexicano participó en la presunta incursión a territorio estadunidense ni en el supuesto enfrentamiento con la policía texana En un comunicado difundido esta mañana, la SRE sostuvo que se trata de narcotraficantes liderados por Rodolfo Escajeda, mejor conocido como Z-1 "El día de hoy en Washington D C, el subsecretario para América del Norte, Gerónimo Gutiérrez, y el embajador de México, Carlos de Icaza, se reunieron con funcionarios de los departamentos de Estado y Seguridad Interior, entre otros, así como con miembros del Congreso, con quienes compartieron la información mencionada", informó la cancillería Más aún, se apuntó que la investigación por parte de la Procuraduría General Militar determinó que los uniformes, insignias, vehículos y armas que aparecen en el video original no corresponden a los utilizados por las Fuerzas Armadas Mexicanas También la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en coordinación con la Procuraduría General de la República (PGR) determinaron que quienes fueron protagonistas de este hecho lamentable son miembros de organizaciones delictivas dedicadas al tráfico de estupefacientes Como resultado de la investigación, se estableció que Rodolfo Escajeda utiliza para la comisión de sus actividades ilícitas vehículos tipo Hummer, como el que aparece en el video "Sin menoscabo de las conclusiones obtenidas por la Procuraduría Militar, la PGR continuará a cargo de la investigación", precisó el comunicado Sobre el tema de los cruces involuntarios, los gobiernos de México y de Estados Unidos coincidieron en que en el curso de la última década se han registrado incidentes en ambos lados de la frontera, que, en ningún caso han resultado en agresiones o episodios violentos