Destaca la Santa Sede la creación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

sábado, 18 de marzo de 2006
* Deberá imponer sanciones a países que violen esos derechos: Tomasi México, D F, 17 de marzo (apro)- La Santa Sede, el Estado con mayor peso moral en las Naciones Unidas, calificó como un "paso positivo" la creación del nuevo Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el cual sustituirá a la ya agotada Comisión de Derechos Humanos de ese organismo internacional Monseñor Silvano M Tomasi, observador permanente de la Santa Sede ante Naciones Unidas, explicó: "El Consejo representa un paso positivo en la promoción de los derechos humanos Con su creación, se ampliará cada vez más el concepto, partiendo de los derechos de las personas hasta llegar a los derechos de los pueblos" El representante del Papa Benedicto XVI ante la comunidad internacional, señaló, sin embargo, que el nuevo organismo debe perfeccionarse para imponer sanciones a los países que violen los derechos de sus ciudadanos: "Me parece que un Consejo de los Derechos Humanos más fuerte, que dependa directamente de la Asamblea General y que tenga la capacidad de excluir incluso a países que violen los derechos humanos, podría funcionar y ofrecer una contribución mayor para promover relaciones humanas que se basen cada vez más en los derechos" En una entrevista a Radio Vaticano, el influyente jerarca italiano recalcó la postura de la Santa Sede, de apoyar abiertamente al nuevo Consejo, pero presionando para que amplié sus facultades: "A veces es necesario que la comunidad internacional tome medidas concretas para bloquear violaciones extremas, como las que están teniendo lugar en algunas regiones de África" Sin abandonar su tono diplomático, Tomasi, quien reside en Ginebra, abundó: "Es necesario que se ponga en las manos de la comunidad internacional instrumentos más claros, para bloquear esas fuerzas que utilizan su autonomía para violar los derechos de las personas" La creación del Consejo se aprobó el pasado miércoles, mediante una resolución de la Asamblea General de la ONU que obtuvo el voto afirmativo de 170 países, cuatro en contra ?Estados Unidos, Israel, Islas Marshall y Palau-- y tres abstenciones: Venezuela, Irán y Bielorrusia El nuevo Consejo nacerá en junio, y estará conformado por 47 miembros, en vez de los 53 que integraban la Comisión, la cual había caído en el descrédito por servir a los intereses estadunidenses La postura de la Santa Sede resultaba clave, pues aparte de ostentar la más vieja y hábil diplomacia a nivel mundial, es un Estado sui generis porque finca su poderío no en la fuerza militar ?ni siquiera tiene ejército--, sino en la influencia moral que obtiene por ser el asiento de la Iglesia católica La Santa Sede sigue siendo uno de los más demandados árbitros en los conflictos internacionales

Comentarios