El sindicalismo y el Yunque

martes, 7 de marzo de 2006
México, D F, 6 de marzo (apro)- Napoleón Gómez Urrutia es el prototipo del líder enriquecido hasta el embrutecimiento con las cuotas de sus agremiados y, salvo por el aspecto --sofisticado uno, sórdido el otro--, no se diferencia en nada de Víctor Flores Morales, dirigente de los trabajadores ferrocarrileros y patriarca en turno del sindicalismo oficialista Hijos de los regímenes priistas, serviles hasta la abyección, los líderes sindicales se acomodaron desde el principio al timorato gobierno de Vicente Fox, ante quien Morales se cuadró y lo llamó "jefe", la expresión que selló un entendimiento para la impunidad y el servilismo en la alternancia Desde la Secretaría del Trabajo, Carlos Abascal jamás encontró resistencia para dictarles a los líderes el adecuado comportamiento para sofocar demandas, y Francisco Xavier Salazar Sáenz, el sucesor en la dependencia, mantuvo la tónica del disimulo ante el saqueo al patrimonio de los trabajadores a cambio de la porfiriana paz Sólo hasta que sobrevino la tragedia de la mina de Pasta de Conchos, en Coahuila, la relación se alteró: Gómez Urrutia atizó la evidencia de que el gobierno de Fox manejó políticamente tan desgraciado acontecimiento y, en súbita respuesta, el dirigente fue señalado desde el poder por corrupción "en grado extremo" La veloz maniobra equivale a la acción de Carlos Salinas contra Joaquín Hernández "La Quina", en enero de 1988 La diferencia es que ahora es la Organización Nacional del Yunque la que instrumenta el operativo contra Gómez Urrutia, quien no es más su socio Salazar Sáenz en El Yunque lleva el seudónimo de "Capablanca" y tiene una larga trayectoria en la organización secreta, desde que ésta operaba en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) bajo el membrete del Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO), y él era estudiante en la Facultad de Química, a finales de los sesenta En esa escuela fue compañero de Jorge Kalfópoulos, el jefe de El Yunque en Jalisco hasta 1981, cuando fue asesinado junto con su hijo Cristos, un aborrecible doble homicidio del que Salazar Sáenz jamás ha dicho una palabra Al egresar de la carrera, por órdenes de Ramón Plata Moreno, "Dante", "Capablanca" fue enviado a San Luis Potosí para instaurar la organización secreta, y ahí se estableció para inaugurar membretes de afiliación y para penetrar, por la vía del fraude, a la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) y al Partido Acción Nacional (PAN) Fue Salazar Sáenz uno de los artífices del secuestro de la UNPF, en 1975, junto con Guillermo Velasco Arzac, "Jenofonte", jefe de El Yunque en Guanajuato; Arturo Nava Bolaños, en Querétaro, César Nava Miranda, el jerarca en Michoacán, y Gustavo Serrano Limón, en La Laguna En ese año, como parte de la lucha contra el libro de texto gratuito del régimen de Luis Echeverría, El Yunque infiltró a la UNPF desplazando a Francisco Quiroga y luego de que Salazar Sáenz y Gonzalo Robles Valdés viajaron a Europa para acusar al Episcopado Mexicano de ser cómplice "para comunizar y corromper a México" mediante esos libros de primaria Luego, mediante un fraude que ha documentado la investigadora Valentina Torres Septién, El Yunque impuso a Nava Miranda, padre del actual vocero del PAN y allegado a Felipe Calderón, como presidente de la UNPF Lo sucedió en el cargo otro miembro de esa organización secreta, Eduardo Turati, mientras que "Capablanca" ejercía la delegación en San Luis Potosí Salazar Sáenz, como jefe de El Yunque, ingresó al PAN potosino y desde ahí hizo carrera como diputado y senador, al mismo tiempo que articuló un sindicato blanco en la universidad estatal Públicos son sus principios moralistas, como cuando obligó, en 1992, al gobierno estatal a expulsar a Mexfam por impartir educación sexual Con esa trayectoria en la organización secreta --que es importante subrayar sigue vigente en todo el país--, "Capablanca" inició en la Secretaría del Trabajo como coordinador de asesores de Abascal, luego subsecretario y ahora titular por disposición del propio secretario, en acuerdo con Ramón Muñoz Gutiérrez, el vicepresidente de facto con Fox y cuyo seudónimo es "Julio Vértiz" Salazar Sáenz encabeza en la Secretaría del Trabajo un ejército de yunquistas, entre ellos el subsecretario Gerardo Mosqueda Martínez, "Beckemans", quien afilió a Ramón Muñoz en León, Guanajuato, donde todo el gobierno y el PAN están controlados por esta organización que, entre sus afiliados, se conoce como "La Orquesta" Esta es la trayectoria, de manera breve, de Salazar Sáenz, a quien los dirigentes sindicales han desconocido hoy lunes 6 de marzo tras la acción contra Gómez Urrutia, cuya "corrupción en grado extremo" debió haber perseguido el gobierno de Fox desde que inició Pero prefirió pactar, en todos los órdenes, con mafiosos Víctor Flores es la más elocuente prueba de ello Apuntes El candidato del PAN al gobierno de Jalisco, Emilio González Márquez, acaba de hacer una concesión a los ciudadanos del estado que aspira a gobernar: sus siete guaruras ya no cobrarán sueldo en el ayuntamiento de Guadalajara, que él presidió Tampoco usará más equipo --teléfonos, armamento, computadoras-- ni vehículos del erario municipal Tan gallarda y transparente decisión debe ser imitada por Demetrio Sodi, quien usa los recursos del erario del Poder Legislativo para, como "senador", hacer campaña en el Distrito Federal, por cuyas calles jamás se paró durante casi seis años Pero es el partido de la legalidad Ahora que, por disposición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, han quedado fuera del aire los promocionales de Fox, es prudente que se levanten encuestas independientes para medir la calificación del ciudadano presidente de la República Coincidirían con las de Los Pinos: reprobado Se verá que Francisco Ortiz Ortiz, el despedido publicista de Calderón: "La publicidad no hace milagros" Comentarios: delgado@procesocommx y wwwprocesocommx

Comentarios

Otras Noticias