Visita Cárdenas a vascos detenidos en Reclusorio Norte

jueves, 20 de abril de 2006
* Les expresa su apoyo y solidaridad antes de que sean entregados a la justicia española México, D F, 19 marzo (apro)- Los seis presuntos integrantes de la organización terrorista vasca ETA que están en espera de ser extraditados a España, recibieron hoy una inesperada visita en el reclusorio Norte, donde se encuentran recluidos desde julio de 2003 Cuauhtémoc Cárdenas acudió a su encuentro para manifestarles su apoyo y solidaridad antes de que sean puestos a disposición de las autoridades judiciales españolas para ser juzgados por presuntos actos terroristas Entrevistado antes de ingresar al reclusorio, el dirigente moral del PRD explicó así el motivo de su presencia: "Vengo a manifestar con esta presencia el rechazo al proceso judicial que estuvo plagado de irregularidades, que no tomó en cuenta muchos hechos y condiciones que pudieron haber llevado a otro trato para quienes han estado aquí detenidos por casi tres años" A pesar de no ser día de visita, las autoridades capitalinas le ofrecieron todas las facilidades a Cárdenas para ingresar al penal ubicado en Cuautepec, delegación Gustavo A Madero El expresidente nacional del PRD ingresó en su auto por la aduana de vehículos y permaneció en el penal poco más de media hora con los detenidos A su salida, señaló que los ciudadanos vascos están a la espera de que se cumplan los trámites para su traslado a España, en donde son reclamados por las autoridades judiciales de ese país La Suprema Corte de Justicia de la Nación avaló la extradición de Félix Sebastián García, Ernesto Alverdi Elijalde, Asier Arronategui, José María Urquijo Borde, María Asunción Gorrotxategui y Juan Artola Díaz el pasado 6 de abril, bajo el argumento de que ninguno estaba en peligro de ser sometido a torturas o tratos degradantes en España Una vez que lleguen a su España, el juez Baltasar Garzón, de la Audiencia Nacional de España, intentará procesarlos por los delitos de asociación ilícita en organización terrorista, allegamiento de fondos con fines de terrorismo, y blanqueo de capitales Según Garzón, los acusados pertenecían a un colectivo de refugiados vascos en México, que operaba bajo órdenes de la directiva de ETA en Francia, para financiar las actividades del grupo que hace menos de un mes decretó una "tregua permanente" y aceptó negociar el cese definitivo de las hostilidades