El Papa echa de la Iglesia a Marcial Maciel, líder de los Legionarios

sábado, 20 de mayo de 2006
* Concluye así el proceso que se le siguió por pederastia, abierto en 2004 México, D F, 19 de mayo (apro)- Después de un proceso de más de un año de duración, la Santa Sede determinó hoy quitarle el ministerio sacerdotal a Marciel Maciel, líder de los Legionarios de Cristo, en castigo por haber abusado sexualmente de menores de edad La noticia fue dada a conocer a través de un comunicado, difundido por la sala de prensa del Vaticano, que textualmente dice: "Tras haber sometido los resultados de la investigación a un estudio atento, la Congregación para la Doctrina de la Fe decidió ?teniendo en cuenta tanto la edad avanzada del padre Maciel, como su delicada salud? renunciar a un proceso canónico, e invitar al padre a una vida reservada de oración y de penitencia, renunciando a todo ministerio público El Santo Padre aprobó estas decisiones" Antonio Roqueñí, experto en derecho canónico, indica que se trata de una suspensión a divinis, lo cual significa que el padre Maciel "ya no podrá celebrar misas en público, ni oír confesiones, ni tampoco dar la absolución" Además, dice, la sentencia también impide a Maciel ocupar "cargos de gobierno en la Iglesia, incluso dentro de la misma congregación de los Legionarios de Cristo" En el comunicado del Vaticano se señala que, desde 1998, la Congregación para la Doctrina de la Fe empezó a recibir "acusaciones" contra Maciel Y éste, en 2002, "publicó una declaración para negar las acusaciones y para expresar su descontento por la ofensa recibida por algunos exlegionarios de Cristo" Todos estos elementos ?agrega el comunicado? fueron "objeto de un examen maduro" que precedió al fallo del papa Benedicto XVI Por su parte, los Legionarios de Cristo dieron a conocer otro documento en el que dicen acatar la sentencia vaticana: "Con el espíritu de obediencia a la Iglesia que siempre lo ha caracterizado, (Maciel) ha aceptado este comunicado con fe, con total serenidad y con tranquilidad de conciencia, sabiendo que se trata de una cruz que Dios, el padre de misericordia, ha permitido que sufra y de la que obtendrá muchas gracias para la Legión de Cristo" El documento de los Legionarios agrega que Maciel, a lo largo de su vida, ha sufrido diversas acusaciones, ante las cuales "él afirmó su inocencia, y siguiendo el ejemplo de Jesucristo, optó siempre por no defenderse de ninguna manera" Por último, los Legionarios señalan que "acogeremos siempre todas las disposiciones de la Santa Sede con profundo espíritu de obediencia y fe", así como con un compromiso renovado para seguir "sirviendo a la Iglesia" De esta manera, concluyó el proceso contra Marcial Maciel, que fue abierto a fines de 2004

Comentarios