Madrazo o las trampas del tricolor

miércoles, 31 de mayo de 2006
México, DF, 30 de mayo (apro) - Enemigo a vencer hasta enero de este año, el candidato presidencial priista Roberto Madrazo se ha ido desinflando de manera acelerada, hasta el grado de quedar en un lejano tercer lugar en las encuestas, incluyendo las elaboradas por su propio equipo Ahora, Madrazo mantiene una doble y peligrosa estratagema: promover la noche de los cuchillos largos al interior de su partido para todos aquellos que promuevan el "voto útil" a favor de Andrés Manuel López Obrador o de Calderón Hinojosa, al mismo tiempo que firma desplegados donde declara sus "coincidencias" con su paisano tabasqueño y viejo rival político De manera simultánea, se arma un Consejo de Honor y Justicia para expulsar de las filas priistas a personajes como Manuel Bartlett, que ha manifestado su simpatía por López Obrador, o a los recién llegados al equipo calderonista ?Diódoro Carrasco, que renunció antes que lo expulsaran, el exdirigente nacional Genaro Borrego o los exsecretarios zedillistas Carlos Ruiz Sacristán y Jesús Reyes Heroles--, y se promueve a plana entera en los periódicos un desplegado donde Madrazo declara: "Yo coincido con López Obrador en algo más importante: tenemos que eliminar la pobreza" La trampa es más que evidente Por un lado, Madrazo pretende erigirse en una especie de Luis XIV del PRI para decretar ante las elites del tricolor que "el partido soy yo", y emular a una triste Inquisición priista que ya no evitará el acelerado proceso de balcanización del otrora partidazo, al tiempo que busca colgarse del mensaje hacia las bases y clientelas tradicionales del Revolucionario Institucional, donde más ha calado la campaña de López Obrador, pidiendo un cambio de modelo económico Según el mismo desplegado, la única diferencia entre Madrazo y López Obrador es el método: "Los actos y palabras de López Obrador y el PRD nos han comprobado que ellos piensan que conflicto, desacuerdo y hasta violencia son soluciones permisibles en la lucha contra la pobreza "Nosotros en el PRI rechazamos el radicalismo de la izquierda conflictiva México no puede arriesgarse a este tipo de inestabilidad" ¡Lo suscribe el mismo candidato que ha iniciado una cacería de brujas al interior de su partido y que en sus spots televisivos promueve la mano dura como solución a la delincuencia! Lo suscribe el político que ha sido acusado, desde Elba Esther Gordillo hasta Manuel Bartlett, como un dirigente y candidato poco confiable, sin credibilidad, y que en otras épocas se presentó como un radical para enfrentar a Zedillo y a su entonces candidato Francisco Labastida "Dale un Madrazo al dedazo", fue aquel famoso spot del rebelde con causa que ahora es casi Santa Clós en la pantalla El dilema, evidentemente, no es Madrazo sino el PRI Existe una paradoja casi trágica: es el partido con mayor número de votantes cautivos ?"voto duro" le llaman--, con una extensa red corporativa y clientelar construida a lo largo de más de siete décadas de ejercicio del poder, y alimentada por los 17 gobernadores que se han convertido en los auténticos jefes reales del partido, incluso por encima de la dirigencia formal encabezada por un triste Mariano Palacios Alcocer A pesar de esta aparente fortaleza como maquinaria electoral, su candidato es el más débil de los tres partidos principales, es el que más inversión publicitaria ha realizado en spots y en apariciones mediáticas ?si tomamos en cuenta la precampaña del 2005 en la que se enfrentó a los precandidatos del Tucom--, incluso es, de los tres, el político de más amplia trayectoria en los entretelones de la burocracia y las artes y magias electorales Sin embargo, ninguno de estos "atributos" le ha ayudado a Madrazo para remontar la pendiente en la que cayó su campaña, pero sí han convertido al PRI o a los distintos PRIs que coexisten en un factor determinante, no sólo en el desenlace electoral sino en la construcción de un futuro gobierno La peor trampa en la que cayó Madrazo es asumir de manera indirecta que las propias bases de su partido lo están abandonando antes que se realice la elección del 2 de julio, y que su única fortaleza radica en un golpe de mando tardío, ineficaz, que sólo ahondará el antimadracismo circundante entre los propios priistas Comentarios: jenarovi@yahoocommx

Comentarios