Al final, concesiones...

domingo, 25 de junio de 2006
Seguros de obtener una victoria en la elección presidencial del 2 de julio por un mínimo de 1 millón de votos y un máximo de 4 millones, Andrés Manuel López Obrador y su más cercano equipo de colaboradores se preparan para asumir el poder, destaca la edición 1547 de Proceso El candidato de la Coalición por el Bien de Todos ?PRD, PT y Convergencia? ya dio las primeras instrucciones para conformar un equipo de transición El candidato, que recuperó terreno en las últimas encuestas electorales, también ajusta los detalles de su plan nacional de desarrollo, se reúne con grandes empresarios y manda mensajes conciliatorios con los sectores que antes confrontó, como los banqueros Parte de la estrategia del equipo de López Obrador para el próximo domingo 2 consiste en alistar un ejército de 5 millones de partidarios ?entre perredistas y simpatizantes--, listo para movilizarse en todo el país tras el cierre de casillas en caso de que ?desde su perspectiva-- las autoridades electorales y el gobierno pretendan arrebatarle el triunfo En medio de su optimismo, esperan una votación cerrada y no tan limpia como la imaginan las autoridades electorales La reñida competencia está influyendo incluso en niveles altos y medios de oficinas del gobierno federal, que empiezan a desfilar por las oficinas de personas cercanas a López Obrador, unos con la pretensión de preservar sus cargos y otros con la intención de llevar la fiesta en paz durante la transición de gobierno Sin que haya de por medio una línea institucional, funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Banco de México, Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, entre otras paraestatales, han empezado por tender puentes y filtrar información al equipo de campaña del candidato de la coalición Por el Bien de Todos, destaca Proceso en su edición que circula a partir de este domingo 25 de junio

Comentarios