La ONU, al borde de la asfixia financiera

miércoles, 28 de junio de 2006
Ginebra, 27 de junio (apro) - Este viernes 30 de junio se habrán agotado las reservas financieras de la Organización de Naciones Unidas (ONU) De no intervenir un acuerdo de última hora con Estados Unidos --el país que más recursos aporta-- la maquinaria del sistema interestatal que maneja el planeta quedará paralizada La crisis estallaría dos semanas antes de que Estados Unidos deba presentarse en Ginebra para rendir cuentas por presunta violación de derechos humanos en su lucha antiterrorista Dicha comparecencia debe realizarla ante los 18 expertos del Comité de Derechos Humanos, quienes vigilan el cumplimiento del Pacto de Derechos Civiles y Políticos Es costumbre en Naciones Unidas que los Estados aprueben su presupuesto bianual durante la Asamblea General, pero en diciembre pasado las divergencias fueron tales que sólo se definió un presupuesto provisional para los próximos seis meses, periodo en el que se debía negociar el año y medio restante Estados Unidos manifestaron entonces que recortaría sus aportes si la ONU no avanzaba en sus reformas Pero detrás del debate que suscitan las mismas, tanto en el Consejo de Seguridad, como en la puesta en marcha del Consejo de Derechos Humanos, parece subsistir el rencor del gobierno estadunidense por no haber tenido el respaldo de Naciones Unidas para desencadenar la guerra en Irak Peor aún, el Comité contra la Tortura de la ONU condenó firmemente a Washington en mayo pasado, exigiendo el cierre de la prisión de Guantánamo El próximo viernes 30, cuando se acabe el dinero en la ONU --y de no lograrse un mágico consenso para el presupuesto hasta fines del 2007--, la Asamblea General podría anunciar soluciones periódicas de tres o seis meses En cualquier caso los 18 expertos que deben examinar la política de derechos humanos de la administración Bush el mes entrante en Ginebra, se vieron obligados a suspender sus viajes desde sus lugares de origen, previstos a partir de este jueves 29 De continuar esta situación podría incluso anularse la comparecencia de Estados Unidos ante el Comité de la ONU que controla el respeto de libertades publicas y derechos individuales, prevista para el 17 y 18 de julio venideros

Comentarios