Un nuevo paradigma para comprender el mundo de hoy, de Alain Touraine

lunes, 10 de julio de 2006
México, D F, 10 de julio (apro)- Alain Touraine busca un nuevo paradigma para enfrentar la confusión del hombre contemporáneo, y ése es un paradigma cultural El filósofo francés, director de estudios de la École des Hautes Études en Sciences Sociales desde 1960, y autor de ¿Cómo salir del liberalismo? y A la búsqueda de sí mismo, publica ahora, también en Paidós, Un nuevo paradigma para comprender el mundo de hoy La editorial presenta este estudio así: "En los primeros siglos de su modernización, Occidente describió y pensó la realidad social en términos políticos: el desorden y el orden, el rey y la nación, el pueblo y la revolución Luego, con la Revolución industrial, el capitalismo se emancipó del poder político Pensamos y actuamos entonces en nombre de un nuevo paradigma, económico y social, y hablamos de clases, riquezas, desigualdades y redistribución "Hoy, en la hora de la economía global y el individualismo feroz, la modernización ha hecho saltar en pedazos esos antiguos modelos de sociedad Cada uno de nosotros, inmerso en la producción y en la cultura de masas, se esfuerza por escapar de ellas y construirse como sujeto de su propia vida El nuevo paradigma con el que damos cuenta de estas preocupaciones nuevas es cultural De ello dan testimonio los grandes interrogantes de nuestra época: ¿qué lugar hay que conceder a las minorías? ¿Debe la sexualidad situarse en el centro de todo? ¿Asistimos al retorno de las religiones? "Los antiguos paradigmas se dirigían hacia la conquista del mundo; con el nuevo, somos nosotros los protagonistas Y mientras levantamos el acta de la descomposición de un universo dirigido por los hombres, entramos en una sociedad de mujeres "Como en todos los libros de Alain Touraine, la preocupación por dar forma teórica a nuestras prácticas sociales está fecundada por la vida tal como la vivimos, y todo lo que se piensa remite a la experiencia cotidiana del universo globalizado, en el que, a partir de ahora, vamos a movernos" El autor explica su trabajo en la introducción, de la que entresacamos fragmentos esenciales * * * (?) El objetivo de este libro es presentar el paso de un paradigma a otro, de un lenguaje social sobre la vida colectiva a un lenguaje cultural Este paso se acompaña de una mutación provocada por el rápido desarrollo de una relación directa del sujeto consigo mismo, sin para por los intermediarios metasociales derivados de una filosofía de la historia Esta mutación, tan importante por sí misma, tiene un significado todavía mayor: las colectividades, vueltas hacia el exterior y hacia la conquista del mundo, son reemplazadas por otras, vueltas hacia el interior de sí mismas y de cada uno de los que viven en ellas El último capitulo de este libro describirá ese gran giro, en el que las mujeres son actrices principales El itinerario aquí seguido sorprenderá, al menos al principio, o parecerá difícil de comprender Desajuste que es fácil de evitar: que el lector se deje por el texto A medida que la lectura avance se hará más fácil, y las reacciones críticas se expresarán con más facilidad, porque se habrá comprendido ya que todos los temas de este libro están estrechamente ligados entre sí sin que por ello se imponga al razonamiento una disciplina demasiado rigurosa Un paradigma no es un rompecabezas Este libro está dividido en dos partes La primera analiza el final de lo social y desocialización Su título es: "Cuando hablábamos de nosotros en términos sociales" La segunda parte se titula: "Ahora que hablamos de nosotros en términos culturales", y encontraremos ahí las dos nociones que están en el centro del nuevo paradigma: el sujeto y los derechos culturales Esta introducción se ha limitado a definir el paso de un modo de análisis y de acción a otro, para evitar las preguntas sin fin sobre la relación entre la verdad y las diversas maneras de construirla Se comprende cada vez mejor la impaciencia con la que Michel Foucautl quiso alejarse de categorías muy generales que han paralizado en parte la filosofía política Foucault se sumergió en los actos concretos de creación y de conservación de un orden Construyó como objeto principal de su propio trabajo la noción de discurso Y lo hizo con tal éxito que ya no se habló en Estados Unidos más que de narrativas Un discurso es un modelo de dominación que incorpora la palabra, los reglamentos, las clasificaciones, en un sistema de dominación o de "microfísica del poder" El discurso es el instrumento de una dominación cada vez más estrecha Ya para Marx, las categorías económicas eran el discurso de la clase capitalista en el poder Si no he utilizado discurso en el título de este libro, sino paradigma, es para indicar de entrada que mi objetivo es iluminar conjuntos históricos que no pueden ser nunca reducidos a formas de dominación, donde las protestas, los conflictos, las reformas ocupan un lugar tan grande como (e incluso mayor que) las coacciones de la gobernabilidad y la enumeración Un paradigma no es sólo un instrumento en las manos del orden dominante, sino igualmente la construcción de defensas, críticas y movimientos de liberación Todas estas formas de resistencia se basan en principios no sociales de legitimación Todo paradigma es una forma particular de apelación a una figura u otra de lo que yo denomino el sujeto y que es la afirmación, de formas cambiantes, de la libertad y de la capacidad de los seres humanos para crearse y transformarse individual y colectivamente La subjetivación, es decir, la creación del sujeto, no puede nunca confundirse con la sujeción del individuo y la categoría No estamos encerrados; nunca estamos reducidos a decir que no podemos hacer nada La idea de paradigma deja lugar a la luz tanto como a la sombra Si se puede consagrar todo un discurso a vigilar y a castigar, el paradigma valora tanto la libertad como la alineación, tanto los derechos humanos como la obsesión por el dinero, el poder y la identidad

Comentarios