Abre IFAI archivos sobre espionaje de Elena Garro

jueves, 13 de julio de 2006
La escritora fue informante del gobierno mexicano entre 1962 y 1970 México, D F, 12 de julio (apro)- El Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), ordenó la apertura de una parte de los archivos clasificados como "secretos", en los que consta que la escritora Elena Garro, fungió como informante del gobierno mexicano y, continuamente, elaboraba reportes sobre las actividades de la izquierda, así como de sus principales dirigentes Por decisión unánime, los cinco comisionados del IFAI eliminaron los candados que, hasta el momento, impedían a cualquier persona conocer el contenido de alrededor de 60 páginas elaboradas por la propia Garro para la desaparecida Dirección Federal de Seguridad (DFS) entre los años 1962 y 1970, durante la última parte del sexenio de Adolfo López Mateos (1958-1964) y durante todo el mandato de Gustavo Díaz Ordaz El IFAI decidió quitar los candados que impedían conocer información sobre la escritora, debido a que el Reglamento de la Ley Federal de Transparencia prohíbe la difusión de datos personales El consejero ponente Alonso Lujambio argumentó que la información solicitada permitiría conocer más sobre los movimientos sociales y políticos del pasado La información entregada al gobierno por quien fuera la esposa del Premio Nobel de Literatura, Octavio Paz, incluye datos, nombres, detalles de asambleas del Partido Comunista, así como reportes sobre el movimiento estudiantil de 1968 que concluyó con la matanza de estudiantes en Tlaltelolco por parte del Ejército Mexicano En los expedientes del IFAI clasificados con los números 412/06 y 413/06, se detalla que en los reportes de Elena Garro hay información recogida por boca de sus amigos, de personas que visitaron en un reclusorio, así como otra serie de detalles sobre personajes que estaban siendo investigados de cerca por el gobierno federal Además, incluyó una serie de nombres ?con direcciones, preferencias sexuales, números de teléfono y hasta de pasaportes? de otras personas que, aunque no eran perseguidas por el gobierno, sí estaban vinculadas de alguna manera con quienes eran realmente investigados En esas 60 páginas aparecieron también nombres de líderes campesinos, dirigentes del movimiento estudiantil de 1968 y la identidad de agentes extranjeros, así como de intelectuales y artistas que apoyaban dicho movimiento de diversas maneras Para el comisionado ponente en este caso, Alonso Lujambio, en este apartado hay datos concretos que permiten analizar lo sucedido durante una época importante en México, concretamente, sobre los movimientos sociales y políticos del pasado El ahora presidente del IFAI, Alonso Lujambio, explica así el contenido de estos informes de Elena Garro: "En este sentido, se considera que, por lo que se refiere a los nombres de personas en relación con su calidad de estudiantes, maestros, servidores públicos, etcétera, así como los nombres de personas que en su momento fueron procesadas o investigadas, y los nombres de las personas con ellas relacionadas, en este caso en particular, permiten conocer las circunstancias que rodearon los movimientos sociales y políticos del pasado, así como la información con que contaban las autoridades al respecto" Uno de los aspectos incluidos en los expedientes trata sobre supuestos enviados de la desaparecida Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas para apuntalar los movimientos sociales en México contra el gobierno Incluso, la escritora aportó detalles personales de los opositores, como sus domicilios, sus números de pasaporte, números telefónicos y placas de automóviles La conexión Oswald En el documental alemán titulado Cita con la Muerte, se sostiene que el régimen cubano de Fidel Castro planeó en 1963 el asesinato del presidente de Estados Unidos, John F Kennedy Para ello, presuntamente, contrataron los servicios del sicario Lee Harvey Oswald En esta cita del realizador Wilfired Huismann aparece el testimonio de Elena Paz Garro ?hija de los escritores Elena Garro y Octavio Paz?, quien asegura que conoció a Oswald en una fiesta con los comunistas mexicanos; además, que estuvo en contacto con intelectuales de la época y diplomáticos cubanos En el documental se asegura que al asesino material del presidente de Estados Unidos estuvo escondido en México Una pieza clave en este rompecabezas es el fallecido exresponsable de la Dirección Federal de Seguridad, Fernando Gutiérrez Barrios De acuerdo con los expediente del IFAI, Elena Garro fungió como espía del gobierno mexicano, por lo menos entre 1962 y 1970, época que coincide con el testimonio de su hija, Elena Paz Garro, en el sentido de que alguna vez vio en una fiesta a Lee Harvey Oswald El gobierno de Estados Unidos estableció que estos archivos serán abiertos hasta el año 2038 En México, el IFAI decidió este miércoles abrir los expedientes de Elena Garro que, de acuerdo con la información disponible, podrían arrojar detalles al respecto "Era católica, no comunista" Inmediatamente después de que se conociera la decisión del IFAI, la poetisa y ensayista Helena Paz, hija de los célebres escritores Octavio Paz y Elena Garro, ya fallecidos, desmintió tajantemente; incluso con ironía, las acusaciones de que su madre elaboraba reportes para la Dirección Federal de Seguridad durante el movimiento de 1968 "Es ridículo", refutó desde su casa de Cuernavaca; señaló que su madre y ella eran católicas, no comunistas, y por lo tanto, ajenas al mundo donde se reunían los dirigentes de la izquierda en México: "El único comunista al que frecuentábamos en la cárcel era a Víctor Rico Galán, quien desde la cárcel combatía con sus escritos el movimiento por pequeño burgués, y en eso coincidía con mi madre, en que ambos estaban en contra, mi madre porque ella era anticomunista, como yo A Rico Galán lo habían aislado y estaba en peligro de muerte y él temía mucho por su vida, por lo cual mi mamá amenazó al subjefe de la policía de entonces, Mendiola Cerecero, con armar un escándalo internacional si no le quitaba del aislamiento, y lo quitó" En declaraciones a la agencia Apro informó que sólo dos veces estuvieron en reuniones del movimiento, sin embargo, aclaró que fue en el llamado entonces auditorio Ché Guevara de la Facultad de Filosofía de la UNAM, a las que fueron invitadas por el escritor Carlos Monsiváis: "Mi mamá se puso en contra de ellos Norma Carrasco, una comunista, denunció a mi mamá desde el foro como una católica y fascista ?¿Con quién estás, con Pío XII o con Juan XXIII??, le preguntó en público, y mi mamá respondió que con Pío XII, que era el reaccionario Ahí estaba el pintor Felipe Ehrenberg Como ves, no podíamos espiar mucho, ¿verdad?" También contó que Sócrates Lemus fue el único líder del movimiento estudiantil al cual su madre conoció, luego de que, con un grupo de jóvenes armados con metralletas se la llevó un día de su casa y en el interior de un Valiant rojo le propuso que su amigo Carlos Madrazo encabezara el movimiento, y ella, como era su amiga, podía convencerlo Garro le contestó que era católica, y el líder, molesto, le respondió que ella era una señora "chic" y la regresaron a su casa Lo más ridículo, dijo Helena Paz, es la afirmación de que su madre dio direcciones, números de pasaportes y nombres de los intelectuales a la policía: "Como si la policía mexicana necesitara espías para saber esos datos"

Comentarios