Presentan "La libertad de expresión en la Iglesia", un libro de Enrique Maza

miércoles, 19 de julio de 2006
México, D F, 18 de julio (apro)- "Una sociedad sin libertad de expresión ni opinión pública es una sociedad enferma", destacó el periodista y escritor Enrique Maza, durante la presentación de su libro La Libertad de Expresión en la Iglesia, editado por Océano Los periodistas Rafael Rodríguez Castañeda, director de la revista Proceso, y Carmen Aristegui, conductora de la sección mexicana de CNN en español, fungieron como presentadores y comentaristas del libro ante un auditorio que saturó la librería "Rosario Castellanos", del Fondo de Cultura Económica, El autor consideró que la Iglesia es la representante del poder, mas no del amor y del padre, como cita el Evangelio Así, con esta afirmación, dijo, se ha manifestado a través de la historia "en miles de actos que no tienen nada qué ver con la definición de amor y padre" "El evangelio es una forma de ser que se convirtió en Iglesia y ahí empezó su poder", afirmó el escritor, sacerdote jesuita, quien recordó que ha enfrentado cuatro juicios y 90 acusaciones de herejía en su historial por el ejercicio de su libertad de expresión Con una carrera periodística y literaria que va de la mano de la historia de la revista Proceso, de la que es cofundador, Maza consideró que este libro responde a la necesidad de tener libertad contra el poder ejercido por la Iglesia, la cual, afirma, actúa lejos de la comunidad y, por ende, produce un alejamiento de sus seguidores Es necesario "coordinar el poder y el amor, porque somos hijos libres en la casa de nuestros padres; no somos esclavos", destacó Maza con una prosa con tintes evangélicos "La Iglesia define a Dios como poder ¿Qué significa esto? Jesús dijo: ?Mi reino no es de este mundo? El Papa es Jefe de Estado, de este mundo Y esa es una cosa que nadie me ha podido aclarar Cómo concuerda que la obra de Jesús y su reino no sean de este mundo y que el Papa sea Jefe de Estado Eso nadie me lo ha podido contestar", indicó No hay posibilidades de una libertad de opinión debajo del poder, aseguró "Por eso digo que no es Dios poder, sino es amor" Citó al Papa Pío XII cuando habló de la sociedad de la Unión Soviética que no tenía libertad de expresión y la calificó como una sociedad enferma "Y esto se aplica también a la Iglesia, palabras de Pío XII y (que) retoma Pablo VI, y hace toda una encíclica sobre esa frase: la libertad de expresión en la Iglesia" Esto, añadió, no es estar en contra de la Iglesia, sino todo lo opuesto Tras hacer un recorrido histórico de la Iglesia y la libertad de expresión, Maza condenó el uso de los medios de comunicación para introducir en la sociedad un mensaje religioso, tal como lo hizo el Papa Juan Pablo II Los medios, "como púlpito tecnológico" Y cuestionó: "¿Así puede convertir corazones? Es una lucha por abrir la libertad en la Iglesia" Sostuvo que la Iglesia debe atravesar un proceso de democratización para lograr coherencia entre el discurso y la práctica del ejercicio del poder religioso, a través del concepto de opinión pública Si niega en su interior lo que promueve, no puede ejercer la democracia, señaló En su oportunidad, el director de la revista Proceso, Rafael Rodríguez Castañeda, enmarcó la presentación del libro haciendo preguntas al escritor, relativas a cómo ejercer la libertad de expresión en una institución como la Iglesia, representante de Dios en la tierra Rodríguez Castañeda preguntó al autor por qué no dejaba en paz a la Iglesia, a la que condena de manera brutal, no sólo en este libro sino en sus textos, algunos de los cuales ha publicado en la revista Proceso Maza respondió de manera similar: "Proceso ha criticado a México y sigue criticando a México, y ha hecho pedazos lo que es la política ¿Por qué no nos vamos de México?", respondió "Maravillosamente construido, pero es un sofisma", reviró Rodríguez Castañeda Con el libro El Arte de Callar, del Abate Dinouar, en la mano, Rodríguez Castañeda citó: "El primer grado de la sabiduría es saber callar, el segundo es saber hablar poco y moderarse en el discurso, y el tercero es saber hablar mucho, sin hablar mal y sin hablar demasiado" Con este marco, preguntó: "¿Qué importa más de estas cuatro propuestas?" Maza, respondió: "Esto depende de varias cosas La primera, de un juicio personal Digo que una frase como ésta no es universal y sirve para todos Hay que saber y eso depende de la conciencia propia, del momento que uno viva, de las circunstancias en las que esté y que la conciencia me diga que tengo que hablar y denunciar Es obvio que si veo una injusticia tengo que denunciar Ahí no es callar ni esperar el momento de denunciar Que es un poco lo que hacemos en Proceso" Por su parte, la periodista Carmen Aristegui destacó que los seres humanos se alejan de la Iglesia porque esta institución no responde a los problemas morales de los individuos, como la homosexualidad, la familia, la clonación, el divorcio, la eutanasia, la anticoncepción, etcétera "Es la iglesia reducida a un catálogo dogmático de conceptos abstractos No ha hecho las paces con la razón", apuntó "Es Enrique, en todo caso, la prueba viviente de lo que significa dentro de una institución como la Iglesia católica el ejercicio de esa libertad de expresión, de ir más allá de los cánones establecidos, traspasar fronteras, abrir ventanas, y del ejercicio de esa libertad y derecho", agregó Aristegui destacó el retrato de la Iglesia católica que Enrique Maza plasma en su libro, así como el análisis sobre la libertad de expresión en esta institución "La falta de opinión pública produce ?nos dice?, seres omisos, despolitizados, indiferentes Eso es una sociedad enferma; y lo dijo Maza Reprimir a la opinión pública en la Iglesia es una lógica de poder" Resaltó las reflexiones que el autor hace sobre los medios de comunicación, el periodismo, las preocupaciones para contener lo que se puede comunicar En la edición 1550 de la revista Proceso, actualmente en circulación, se presenta un adelanto del libro de Enrique Maza Reproduce sus conclusiones, entre las que destaca los retos que se deben de vencer para lograr la libertad de expresión en la Iglesia "Habrá que vencer la conciencia religiosa mágica, la conciencia apática, la conciencia ingenua y la conciencia convenenciera Estas cuatro conciencias facilitan la dependencia infantil, la pertenencia pasiva y la inacción", escribió