Judit Polgar, la mejor jugadora de todos los tiempos

lunes, 31 de julio de 2006
México, D F, 31 de julio (apro)- Judit, la más pequeña del clan Polgar, acaba de cumplir 30 años Nació el 23 de julio de 1976 y es ciertamente la jugadora de ajedrez más fuerte de todos los tiempos Siempre insistió en jugar en los torneos para hombres, asunto que, en algún momento, era restrictivo para las mujeres, lo que ya no ocurre hoy, con el objetivo en mente de llegar a ser campeón del mundo Judit nunca compitió por el campeonato mundial femenil, que su hermana Zsuzsa lo ganó en su momento Además, Judit logró el título de gran maestro (entre los hombres, puesto que existe el título de gran maestra femenil), en 1991, a la edad de 15 años y 5 meses, batiendo el récord de Bobby Fischer, impuesto en 1958 Cabe señalar que todos los jugadores de la elite ajedrecística, incluso el ogro de Bakú, Garry Kaspárov, sufrieron derrotas frente a Judit En 2003 ella terminó en la segunda posición de uno de los torneos más fuertes de ese momento, el que se organiza en Holanda, como Wijk aan Zee (ahora Corus), terminando sin conocer la derrota y sólo a medio punto atrás de Viswanathan Anand, ahora excampeón mundial de la FIDE y adelante del campeón de ajedrez clásico, Vladímir Krámnik, al que rebasó por un punto Este desempeño por sí mismo es extraordinario Cabe destacar que el fenómeno Polgar sigue dando de qué hablar Incluso hoy, Lazslo Polgar educó a sus tres hijas en casa, enseñándoles ajedrez amén de llevar una vida académica como cualquier otro niño, aunque no yendo a clases como todos los demás La teoría de papá Polgar dice que cualquiera puede llegar a un nivel de excelencia si se educa desde pequeño al niño para esa meta Zsuzsa, Sofía y Judit son las tres grandes maestras femeninas, Zsuzsa y Judit son grandes maestros entre los hombres y Sofía es "solamente" maestro internacional entre los hombres El clan húngaro destrozó el mito de que las mujeres no podían jugar bien al ajedrez, y la prueba está en que éstos tres personajes juegan entre los mejores del mundo Además, las tres Polgar, a estas alturas, se han casado y todas tienen hijos Incluso, Judit acaba de parir a su segunda hija hace apenas pocos días Cuando a papá Polgar se le sugiere que su éxito educativo se debe a que sus hijas fueron tres niñas genios, Lazslo sonríe y contraataca: "Tener un niño genio es creíble, pero ¿tres?, demasiado improbable" El 10 de agosto de 2004 dio a luz a su hijo Olivér Dejó entonces las competencias por un tiempo y regresó al ajedrez al torneo Corus en enero de 2005 Logró 7 puntos de 13 y empató el cuarto puesto Luego jugó el torneo Mtel masters, categoría 20 (una de las más altas), y logró el cuarto lugar también Se clasificó para competir por el campeonato mundial de ajedrez, celebrado en San Luis, Argentina, en septiembre de 2005, pero terminó en el último puesto (octavo), ante los mejores del mundo Quizá fue una actuación un poco decepcionante, pero hay que destacar que, por primera vez en la historia del ajedrez, una mujer competía por el título mundial masculino El 6 de julio pasado dio a luz a su hija Hanna En lo que se refiere al nivel de ajedrez de Judit, es por mucho la jugadora más fuerte de la historia Su rating se acerca a los 2750 puntos, lo que la pone prácticamente al nivel de Fischer en su mejor momento (2780) Mientras, sus más cercanas perseguidoras de género (es decir, mujeres), tienen "apenas" poco menos de 2550 Es decir, Judit le saca 200 puntos Elo a las mejores representantes femeninas: Koneru Humpy, Alexandra Kosteniuk, Pia Cramling, Antoaneta Stefanova (excampeona mundial), Maia Chiburdanidze, Xu Yuhua, Hou Yifan, Tatiana Kosintseva y Victorija Cmilyte Hace años entrevisté a Judit Hablamos en español, idioma que domina, al igual que el ruso, el inglés y, desde luego, el húngaro Es muy amable y dista de ser lo que Kaspárov dijo de las Polgar: "Son como perros entrenados" La primera vez que la vi fue en 1988, en el torneo abierto de Hastings, en Inglaterra Era increíble Tenía sólo 12 años y despachaba a los veteranos grandes maestros sin parecer que hiciera grandes esfuerzos De hecho, apenas alcanzaban sus pies el piso cuando se sentaba a jugar Sobra decir que Judit ganó el abierto de Hastings (challengers, le dicen), y se clasificó al torneo cerrado, el de elite, que ganó pocos años después Felicidades a Judit Polgar quien, sin duda, nos dará más emociones ajedrecísticas en su corta pero extraordinaria carrera en el tablero