La sombra del interinato

domingo, 9 de julio de 2006
Ante el impugnado triunfo del panista Felipe Calderón, el hijo del general Lázaro Cárdenas se abstiene de apoyar las manifestaciones a favor de López Obrador Continúa imparcial, agazapado Un viraje político puede sentar en la silla presidencial a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, según un análisis presentado en el número 1549 de la revista Proceso El investigador Marco Aurelio Sánchez, estudioso de la figura de Cárdenas y del PRD, no descarta esta posibilidad: "Aprovechando el conflicto poselectoral, Cárdenas quiere erigirse en el salvador de la patria Y sí, gracias a su apellido, puede llegar a ser presidente interino" --¿Será difícil que Felipe Calderón ocupe la Presidencia, en diciembre próximo? --Su victoria es muy impugnable, puesto que ganó por un margen muy cerrado Y aunque será difícil que sus adversarios le comprueben un fraude, el caso se va a los tribunales y ya comienzan las movilizaciones en contra de su designación El país quedó muy dividido Así no se podrá gobernar "Por eso, no veo otra figura que pueda garantizar la gobernabilidad más que la de Cárdenas, quien ya empieza a jugar su papel de árbitro; no se pondrá abiertamente a favor de Felipe Calderón, ni tampoco de López Obrador y su resistencia civil ¡No le conviene! Su ambición siempre ha sido llegar a Los Pinos, y sabe que ahora puede lograrlo, así sea a través de un interinato" --publica la revista Proceso que circula a partir del domingo 9 de julio

Comentarios