Llama López Obrador a los magistrados a reconsiderar su decisión

martes, 8 de agosto de 2006
* "Nada se va a resolver con esa determinación legalista" * Exhorta a transformar las instituciones "sometidas al poder y al dinero" * Reitera que no permitirán la "imposición" de Felipe Calderón México, D F, 7 de agosto (apro)- Andrés Manuel López Obrador amplió las causas de su movimiento de "resistencia civil" Ya no es por el recuento de los votos de la elección presidencial, sino la transformación de las instituciones, que "han estado sometidas al poder y al dinero" Bajo una ligera llovizna, rodeado de miles de simpatizantes enardecidos contra la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), López Obrador advirtió que no permitirá la "imposición" de Felipe Calderón como presidente de México "¿Que va a pasar si ellos (los magistrados del TEPJF) convalidan la imposición? ¿Qué va a suceder?", preguntó el tabasqueño a sus seguidores, que a gritos le repitieron la nueva consigna: "Si no hay solución, habrá revolución" "Vamos a mantener nuestro movimiento; va a mantenerse la resistencia civil pacífica el tiempo que sea necesario, y ya no sólo va a ser el reclamo por el recuento de los votos Vamos a iniciar el movimiento para transformar a las instituciones de nuestro país", afirmó "No vamos a quedarnos con los brazos cruzados No vamos a permitir, que se oiga bien y que se oiga lejos, no vamos a permitir que siga triunfando el dinero sobre la moral y la dignidad de nuestro pueblo ¡Se acabó!" Estimulado por la alta asistencia de simpatizantes a pesar de ser día laborable y de la lluvia, López Obrador endureció aún más su discurso contra las instituciones establecidas "Vamos a la transformación de nuestro país, y eso se va a dar de una manera o de otra Vamos a cambiar esta realidad de injusticia y de opresión que tanto daño ha hecho al país Vamos, aunque no les guste a nuestros adversarios, a purificar la vida pública Vamos a llevar a cabo la renovación tajante, una verdadera transformación en México" Al inicio de su intervención, el candidato de la coalición Por el Bien de Todos respaldó lo dicho por Ricardo Monreal, de no aceptar el fallo del Tribunal Electoral, el cual sólo admitió la revisión de una parte de las casillas impugnadas "No aceptamos el recuento parcial El pueblo de México no quiere sólo una pequeña parte de la verdad No queremos un diezmo democrático; queremos democracia al 100% en nuestro país", dijo López Obrador, al llamar a los magistrados a reconsiderar su decisión, y que "piensen que nada se va a resolver con esa determinación legalista y estrecha, que no atiende la demanda en lo general; que no atiende la necesidad que tenemos todos los mexicanos de conocer realmente cuál es realmente el resultado de la elección" El tabasqueño pidió a los magistrados no reducir su resolución a lo que ocurre en cada casilla, sino atender las "demandas fundamentales de nuestro pueblo", porque no son una agencia del Ministerio Público Luego, López Obrador descalificó a quienes están al frente de las instituciones de México, que señaló no actúan con justicia ni a favor del interés colectivo "¿Cuándo ha habido justicia? ¿Cuándo los jueces magistrados han hecho justicia, han hecho valer el poder constitucional para proteger a los ciudadanos? Todo es la negociación en corto con los abogados de los poderosos para resolver querellas que tienen que ver con los intereses creados pero, cuando se trata del interés colectivo, no hay ninguna solución a las demandas que se plantean", aseguró Sin embargo, aclaró que no está en contra de las instituciones, sino en contra de "quienes tienen en sus manos las instituciones; que no han sabido actuar con rectitud y patriotismo, y no han sabido actuar a la altura de nuestro pueblo Siempre las instituciones han estado sometidas al dinero y al poder" También desacreditó las declaraciones del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Mariano Azuela, en vísperas de que el TEPJF resolviera no abrir todas las casillas, en las que rechazó cualquier acto de presión contra las instituciones de impartición de justicia, hecho que para López Obrador fue "por lo menos imprudente" Insistió en que está de acuerdo con que haya "instituciones fuertes en nuestro país, pero no queremos que sigan las instituciones en manos de hombres sin decoro", por lo que hizo un nuevo llamado a los magistrados del TEPJF para rectificar y atender su reclamo de hacer el conteo total de votos una vez más Dijo no estar dispuesto a permitir la "imposición del candidato de la derecha" que, "de manera cínica, anda diciendo que ganó" Admitir eso, apuntó es "aceptar la democracia simulada, la de mentiras, la democracia para justificar el mando y el predominio de unos cuantos" Advirtió que sus adversarios se equivocan si creen que se va a rendir, que su movimiento se va a desgastar o que va a impactarle el ambiente de "linchamiento en medios de comunicación" Al pedir a sus simpatizantes no caer en provocaciones y mantener pacífico su movimiento, López Obrador sostuvo que su visión va más allá que el conteo de votos: "No tenemos una visión estrecha Vamos pensando en la transformación del país como un objetivo superior por nosotros y los que vienen detrás de nosotros: se va a hacer valer la justicia más temprano que tarde" Y concluyó: "No vamos a permitir la imposición México no merece un presidente espurio, ilegitimo Necesita un presidente con autoridad moral y política para iniciar la transformación del país"