Reclamos de seguidores de AMLO empañan conferencia de Ugalde

viernes, 19 de enero de 2007
Jalapa, Ver , 18 de enero (apro)- La sombra del fraude y reclamos de seguidores de Andrés Manuel López Obrador empañaron este día la presentación de la colección de cuadernos de las elecciones 2006, a cargo del consejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde "Ugalde, Ugalde, eres un fraude", se leía en las cartulinas de un pequeño grupo de perredistas que se apostó a la entrada de las instalaciones del Colegio de Veracruz, en que el consejero presidente del IFE presentaría el diagnóstico del proceso electoral pasado Aunque personal de vigilancia les impidió el acceso y arrebató algunas cartulinas, casi a la mitad de la exposición de Ugalde el grupo de manifestantes irrumpió en el auditorio al grito de "Obrador, Obrador, Obrador" En este escenario, Ugalde habló de la necesidad de "reflexionar" sobre la controversia y la insatisfacción que existe en algunos segmentos de la población en torno a los resultados del 6 de julio del 2006 "Hay que ver cómo se ajusta la ley para empatar la realidad de los hechos con lo que ésta le da al IFE para vigilar los procesos", dijo al referirse a nuevos escenarios, "como el fenómeno de las campañas masivas de propaganda negativa en televisión y radio" Sostuvo que "podemos abordar si es deseable o indeseable para una democracia el hecho de que exista este tipo de publicidad" También, refirió, hay quien ha dicho que si se va a prohibir la propaganda negativa en spots de televisión, habría que hacerlo también en los discursos de los políticos y en el contenido de las entrevistas "Esa reflexión nos debe mover a lo que queremos ver en la calidad democrática y qué tipo de instrumentos se pueden utilizar" Pero, alegó, en la ley no está explícitamente establecido cómo definir una campaña negativa ni tampoco existen mecanismos sancionadores inmediatos, a fin de que "el IFE pudiera detener una contienda de esa naturaleza", así como tampoco está facultado "para prohibir las expresiones del presidente de la República" Tanto el IFE como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), señaló, "han establecido que para el momento político del país son expresiones innecesarias e indeseables", sin embargo, "como autoridad electoral nosotros nos quedamos con las facultades que nos manda la ley" En las elecciones del 2006, explicó luego en conferencia de prensa, "surgió un área nueva de condiciones de la competencia que no existían en 1996, cuando la ley fue aprobada", como es el caso de la propaganda negativa y la participación de funcionarios públicos en las contiendas Revisar la ley Insistió en que "nuestra ley requiere una revisión para empatarla con lo que demanda la sociedad" Admitió que ésta contiene omisiones, como es el caso de las precampañas, y la insuficiencia de sus instrumentos de fiscalización Sin embargo, negó que la edición de estos cuadernos tenga la intención de "limpiar" los comicios que le dieron el triunfo al panista Felipe Calderón, "pues cada tres años el IFE publica las memorias de las elecciones, y en este año nos pareció importante dar una visión integral de datos" En estos cuadernos, explicó, hay gráficas, cuadros, estadísticas comparadas con 2000 y 2003, "el trabajo ahora será de los académicos, los analistas, los legisladores y medios de comunicación para revisar las cifras, ya que la responsabilidad de los consejeros es acreditar la legalidad del trabajo del IFE" En torno a las expresiones de protesta, alegó que "la polémica me parece que también es parte de lo que tenemos que entender, ya lo he dicho, se trata de una elección que ha sido muy controvertida y muy polémica" Dio sus razones: "La primera es el margen tan estrecho que definió la elección: once veces menor que en el 2000; la segunda, el contexto previo que generó un ambiente de polarización, sobre el cual el IFE no tenía el control y, tercero, la ley de 1996 no responde con instrumentos eficaces para poder arbitrar una contienda" Aunque reconoció el impacto negativo que sufrió el IFE en el proceso electoral pasado, aventuró que "de acuerdo con encuestas, la mayoría de los mexicanos (aún) sigue teniendo confianza en el instituto, mucha más confianza que en la mayoría de las instituciones públicas y políticas de este país" --¿No lo irritan este tipo de protestas? --De ninguna manera, me parece que en una polémica elección debemos entender que esto es parte del diálogo democrático, eso ha sucedido en México y en todos los países del mundo que enfrentan elecciones muy estrechas, donde hay controversia, lo entendemos así y como autoridad trataremos de responder con respeto, apertura y formalidad --¿No le pesa el supuesto fraude que reprocha la mitad de la población? ¿No le intimida ver este tipo de manifestaciones? --Creo que tenemos que reflexionar sobre la causa de la duda, la cual puede tener varios orígenes, pero nuestra obligación es explicar el desempeño del IFE que hoy estamos transparentando Si es la ley la que puede ser insuficiente, si es el comportamiento de los actores políticos o si es la expectativa de la población, tenemos que reflexionarlo en conjunto "Tenemos que reflexionar que probablemente el contexto del país sería muy diferente si la elección del 2006 se hubiera resuelto por 7 puntos de diferencia, como fue en el 2000, o qué habría pasado si en esa elección el candidato en el gobierno hubiera ganado 58%", agregó --Pero no le dio a Proceso la información para el recuento ciudadano de votos que les estuvo solicitando? --No es nuestra función, es cosa del tribunal haber definido este tipo de situaciones --respondió Ugalde, para luego dar por concluida la conferencia y con ello poder evadir también cuestionamientos a la ley electoral veracruzana, en que se permite a los ministros de culto participar como candidatos en los comicios locales

Comentarios