Se opone el GDF a que La Reina del Pacífico permanezca recluida en Santa Marta

martes, 2 de octubre de 2007
México, D F, 1 de octubre (apro)- Por representar un "grave riesgo para la estabilidad y la seguridad del penal" de Santa Marta Acatitla, el Gobierno del Distrito Federal solicitó el traslado de Sandra Ávila Beltrán, La Reina del Pacífico, a un centro de reclusión federal El gobierno de Marcelo Ebrard advirtió que San Marta Acatitla no cuenta "con las medidas adecuadas y suficientes" para que La Reina del Pacífico permanezca en dicho penal En cartas dirigidas al secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna; al procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, y al juez Décimo Octavo de Distrito de Procesos Penales en el Distrito Federal, Alejandro Javier Hernández Loera, quien lleva la causa penal que se le sigue a Ávila Beltrán, Ebrard argumentó razones de seguridad y pidió al gobierno federal "redefinir" la política carcelaria para presos de orden federal Posteriormente, en entrevista, el funcionario capitalino reiteró que las cárceles locales no cuentan con las condiciones de seguridad para recluir a delincuentes considerados de alta peligrosidad Según el subsecretario de Gobierno capitalino, Juan José García Ochoa, el pasado viernes 28 de septiembre, luego del arresto de Sandra Ávila Beltrán, agentes de la Policía Federal Preventiva, "la ingresaron sin avisar" "Llegaron con una orden del juez 18 de Distrito, lo que para nosotros es un problema porque qué hubiera pasado si no teníamos donde ponerla, es un asunto de elemental comunicación previa", se quejó Ante esta situación, García Ochoa envió una carta al secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, mientras el director General de Prevención y Readaptación Social, Antonio Hazael Ruiz Ortega, dirigió otra al juez 18, que lleva el expediente 6/2004, que se sigue contra Ávila Beltrán, para que La Reina del Pacífico sea trasladada a otro centro de reclusión "por medidas de seguridad" En la carta, García Ochoa recuerda al secretario de Seguridad Pública que la clasificación de los centros de readaptación social del Distrito Federal es de mediana seguridad, por lo que la permanencia de personas como Ávila Beltrán representa "un grave riesgo para la estabilidad y seguridad de estos establecimientos penales" Pidió al funcionario federal realizar "las gestiones correspondientes para llevar a cabo el traslado de Sandra Ávila Beltrán del Centro Femenil de Readaptación de Santa Martha Acatitla del Distrito Federal a otro centro de reclusión, por motivos de seguridad institucional" Sin embargo, añadió que mientras La Reina del Pacífico permanezca en Santa Marta, es necesario que "se garanticen las condiciones de seguridad adecuadas y suficientes en el exterior del citado establecimiento penal por agentes federales que se sirva a bien instruir" En tanto, el director general de Prevención y Readaptación Social, Antonio Hazael Ruiz Ortega, recordó al juez Alejandro Javier Hernández Loera que los centros penitenciarios del Distrito Federal "no cuentan con la medidas adecuadas para el internamiento y permanencia de persona con las características de la reclamada, aunado a que el modelo de Tratamiento Técnico Penitenciario en los Centros de Reclusión del Distrito Federal, no corresponde al perfil de la interna, con independencia del riesgo que representa para la seguridad del Centro Femenil de Readaptación Social Santa Marta Acatitla y en cualquier otro" García Ochoa destacó que en los penales capitalinos se encuentran recluidos 3 mil 873 reos de fuero federal; por cada uno la Federación aporta 38 pesos diarios, pero al Gobierno del Distrito Federal gasta mil pesos al día por cada uno de ellos, debido a las medidas de seguridad que debe de tomar, como el aislamiento y la disposición de mayores custodios La manutención de un preso común cuesta 140 pesos García Ochoa puntualizó que para el gobierno capitalino resulta "muy problemático atender a personas de alta peligrosidad, porque se trata de reos con liderazgo que crean círculos de poder entre los reos y los custodios que nos rebasa" Apuntó que es necesario "discutir la política de traslados y los criterios, hasta dónde el Distrito Federal puede permitir, en la media de lo posible, la estancia de reos de alta peligrosidad "Tenemos un límite institucional", aclaró

Comentarios