Calderón ofrece "todo el apoyo" del gobierno federal

jueves, 1 de noviembre de 2007
Villahermosa, Tab , 31 de octubre (apro)- El presidente Felipe Calderón anunció todo el apoyo del gobierno federal para atender, "la peor catástrofe que haya sufrido Tabasco" por las intensas lluvias y que han dejado ya más de 500 mil damnificados en toda la entidad El Ejecutivo federal, acompañado de su esposa Margarita Zavala y secretarios de Estado, arribó a Villahermosa a las 15:30 horas para encabezar una reunión de evaluación sobre la tragedia que vive Tabasco y visitar albergues de damnificados Junto con el gobernador Andrés Granier Melo, recorrió vía aérea parte de la zona devastada y, posteriormente, en tierra, visitó a damnificados en el Centro de Convenciones y colocó sacos de arena en el malecón Carlos Alberto Madrazo para contener el desbordamiento del río Grijalva frente al centro de Villahermosa En este sitio, sucedió un incidente que refleja el drama que viven los tabasqueños: Cimbrado por los cientos de voluntarios que aún colocan costales de arena en el malecón para "salvar" de la inundación lo que queda de Villahermosa, el gobernador Granier Melo les dijo que así era posible salir adelante, pero se le quebró la voz y brotaron algunas lágrimas, lo que aprovechó el presidente Felipe Calderón para reclamar a decenas de personas, que a distancia observaban desde un puente, que no ayudaran y sólo miraran cómo otros tabasqueños intentaban contener el desbordamiento del río Grijalva Mientras llenaba un saco de arena que sujetaba su esposa Margarita, el presidente gritó a los mirones: "¡bájense o mando por ustedes!", e inmediatamente ordenó a los militares que fueran por los hombres para ayudar a llenar los sacos de arena Ya en la reunión de evaluación de daños, el presidente Calderón coincidió con el gobernador Granier Melo de que esta es la peor catástrofe que sufre Tabasco en los últimos 50 años; y anunció todo el apoyo de su gobierno para auxiliar a los tabasqueños Previamente, el gobernador recordó que en la inundación de 1999 los tabasqueños creyeron que era lo peor que les había ocurrido, pero lo de hoy, dijo, no se había vivido en 50 años Se encuentran devastados, afirmó, el campo, los pueblos, rancherías, villas, cabeceras municipales y su capital Villahermosa, "devastado en lo físico pero no en lo moral porque Tabasco no se va a rendir jamás", aseguró Granier Melo dijo que 80 por ciento del territorio estatal se encuentra bajo el agua; y demandó "justicia social" del gobierno federal para salir adelante "de este gran desastre", sobre todo porque Tabasco aporta petróleo, gas y energía eléctrica, y su pueblo sigue siendo pobre, con presupuesto escaso y 9 mil millones de pesos recortados por la Federación en este año Granier Melo insistió que Tabasco necesita obras hidráulicas por más de dos mil 500 millones de pesos para evitar inundaciones cada vez que la presa Peñitas se sobrecarga y vierte sus aguas sobre la planicie tabasqueña Lamentó que sólo se pretenda aprobar 360 millones de pesos, los cuales, reclamó, sólo alcanzan para terminar la compuerta de Macayo, obra que el gobierno federal abandonó y debió terminar el pasado mes de mayo, con la cual se pudo evitar gran parte de esta inundación al distribuirse las aguas de Peñitas sobre los ríos Samaria y Carrizal El gobernador pidió al presidente Calderón que ordene a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) reactivar los proyectos "para resolver el problema hidráulico de este estado tan generoso con México", y cuyo costo, resaltó, "no es nada a lo que perdimos en 72 horas" El presidente Felipe Calderón "tomó nota" de las demandas del ejecutivo estatal sobre las obras hidráulicas; anunció que la Secretaría de Hacienda "auxiliará" con recursos al gobierno tabasqueño y que los agricultores y ganaderos recibirán apoyos extraordinarios por las cuantiosas pérdidas; además, habrá recursos federales para restituir enseres domésticos a los damnificados Lamentó con "profundo pesar la peor catástrofe" de Tabasco; y convocó al pueblo de México a solidarizarse con los tabasqueños recolectando fondos, víveres y medicinas, pero insistió que la prioridad era la evacuación y el rescate de miles de personas que permanecen atrapadas en sus casas sin poder salir; y evitar el desbordamiento del ríos Grijalva, frente al centro de Villahermosa En su turno, los secretarios de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña; de la Defensa Nacional, Guillermo Galván; Marina, Mario Francisco Saynez; del Medio Ambiente, Rafael Elvira Quesada; y el director de la Comisión Federal de Electricidad, Alfredo Elías Ayub, informaron sobre las labores de auxilio a la población civil

Comentarios