Un bunker, la hacienda Temozón Sur, sede de la reunión Calderón-Bush

miércoles, 7 de marzo de 2007
Mérida, Yuc , 6 de marzo (apro)- En vísperas de la reunión entre los presidentes de México y Estados Unidos, Felipe Calderón y George W Bush, la hacienda Temozón Sur, donde se realizará el encuentro, se ha convertido en un búnker Desde hace dos semanas, la tranquilidad de los casi 200 pobladores que viven en el casco de la hacienda se trastornó A un kilómetro de distancia de la entrada se instalaron retenes, y agentes del servicio secreto norteamericano vigilan la población y la pequeña comunidad de Abalá, la más cercana al lugar del encuentro, previsto para el lunes próximo Los agentes del servicio registran las placas de los pocos vehículos de Abalá para llevar un control minucioso de quienes entran y salen del lugar Incluso, a empleados se les ha impedido regresar a sus domicilios a altas horas de la noche Prácticamente, no pueden entrar ni salir sin que pasar los retenes La hacienda-hotel Temozón Sur cuenta con todos los servicios de lujo Tiene 19 habitaciones y nueve suites, con un precio diario por habitación doble de 309 y hasta 800 dólares Como la mayoría de las haciendas yucatecas, Temozón Sur fue adquirida y remozada por el grupo Gran Plan, filial de Banamex, encabezado por el banquero Roberto Hernández, quien, de tiempo atrás, ha adquirido en compraventa los mejores cascos de las viejas haciendas yucatecas con un "ambicioso" plan: reconstruirlas, sacarlas del olvido y convertirlas en "hermosos y acogedores paradores turísticos" y, luego, venderlas En tanto, en menos de seis horas, dos aviones "Globe Masters", aterrizaron en el aeropuerto internacional de esta ciudad "Manuel Crescencio Rejón" Las aeronaves traían dos helicópteros cada uno y víveres para la alimentación del presidente Bush y su equipo Anoche llegó el considerado avión más grande del mundo, "Galaxi C-5", con más equipo de vigilancia y víveres Se espera que lleguen dos más en las próximas horas El sonido ensordecedor de los aviones generó tensión entre los habitantes de la colonia Crescencio Rejón, que rodea al aeropuerto Los hoteles donde estarán unas horas los mandatarios, poco a poco empiezan a quedar en manos del Estado Mayor Presidencial y del servicio secreto estadunidense

Comentarios