PNUMA: Empresarios, detrás de la deforestación en México

martes, 17 de abril de 2007
México, D F, 16 de abril (apro)- Aproximadamente entre el 90 y 95 por ciento del territorio nacional está deforestado, afirmó Enrique Leff, coordinador del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) en México Luego de que diera a conocer el programa "Plantemos para el planeta: campaña de los mil millones de árboles", Leff reveló México ocupa uno de los primeros sitios entre las naciones con mayores índices de deforestación en el mundo, junto con Haití y El Salvador De acuerdo con sus números, alrededor de 90% del territorio nacional está deforestado y en algunas áreas el deterioro alcanza, dijo, hasta 95% Leff afirmó que con frecuencia se le "carga la mano" a los más pobres, responsabilizándolos principalmente de este mal, cuando los sectores empresariales, sus intereses económicos y su resistencia a revertir la actual crisis ambiental son un factor importante en esta problemática No obstante, dijo que también se han registrado "avances importantes" en la concienciación sobre el desarrollo sustentable, por lo cual el gobierno mexicano se comprometió con la ONU a plantar durante la presente administración 250 millones de árboles, aunque el funcionario dijo desconocer las regiones donde se realizarán dichas acciones y el monto que se destinará para ello El representante del PNUMA felicitó esta iniciativa y confió en que sirva de ejemplo a otros países Sin embargo, expresó que "todos los problemas ambientales no se van a solucionar con que se planten 250 millones de árboles" A juicio del representante de la ONU, los estados mexicanos que deberían tener una atención prioritaria en esta campaña de reforestación son los situados al sureste del país, como Puebla, Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Tabasco y Guerrero Aseguró que éstas son las zonas "más urgentes" para reforestar todo el trópico húmedo, "que ha sido tan deforestado y donde la deforestación tiene implicaciones ecosistémicas (sic) más importantes, porque los ecosistemas tropicales son los más frágiles" Señaló que no basta con poner árboles para revertir el cambio climático, sino que "hay que emprender una diversidad de acciones que tienen que ver con las formas más generales de uso de la tierra, de todo el territorio nacional" "¿De qué serviría plantar 250 millones de árboles si la agricultura sigue siendo insustentable, mientras nuestra estrategia energética no se oriente al uso de combustible y energías alternas renovables?", cuestionó Como retos impostergables citó la necesidad de una transición energética, de un cambio en las formas de producción y consumo, el de crear una agricultura realmente sustentable, y tener un sistema de áreas protegidas "No podemos estar protegiendo 5% del territorio mientras 95% sigue prácticas insustentables", añadió "Los índices han bajado porque queda menos por deforestar y porque hay más conciencia de proteger reservas de biodiversidad; han bajado en un momento donde ya estamos muy cerca de un límite de deforestación", concluyó Leff

Comentarios