Cristo en la pantalla grande

lunes, 9 de abril de 2007
México, D F, 9 de abril (apro)- Si la Biblia es el libro más vendido de la historia de la humanidad, resulta obvio que los artistas del cine se hayan inspirado en ella para recrearla en la pantalla Y si bien su narrativa invita a contar historias de enorme belleza, ha sido el Nuevo Testamento la sección que más a dado pie a la creación de películas El cine de arte y el cine hollywoodense han compartido éxitos y fracasos Las polémicas alrededor de la figura de Jesús han sido múltiples La última de ellas alrededor del filme de Mel Gibson, La Pasión de Cristo, causó un gran escándalo La violencia de las escenas, el derroche por el detalle explícito de la tortura y la mutilación --similar a los recursos que utiliza Tarantino-- le valieron al estadunidense el repudio de múltiples comunidades religiosas y muy en especial de la judía Pero ha habido otros filmes con temáticas similares que incluso han sido tachados por las comunidades católicas como "blasfemos" y "aberrantes" Algunos de ellos permanecieron enlatados durante años antes de romper con la censura mundial y ser exhibidos Los controvertidos La película de Gibson generó una trifulca de alcance mundial, pues en ella muestra las últimas doce horas de vida de Jesús y enfatiza --con un excesivo regodeo-- la tortura criminal que sufre previa y durante el Calvario hasta llevarlo a una muerte más que espantosa Periodistas y críticos especializados cuestionaron la producción, a la que señalaron como dirigida a crear antisemitismo Tanto romanos como líderes de la comunidad judía son responsables en la película de la brutalidad con la cual el Mesías es castigado Un tanto irreverente pero no como para ser censurable, Jesús de Montreal (1989) es una película canadiense que muestra a un actor contratado por un sacerdote para representar el papel de Jesús El joven se imbuye de tal forma en su personaje que encuentra simbolismos en todo lo que le rodea A pesar de que fue catalogada como herética, se exhibió en la Ciudad de México durante la Muestra Internacional de Cine Ganador este año de dos premios Oscar en las categorías de Mejor director y Mejor película con Los infiltrados, Martin Scorsese puso a temblar a la industria cinematográfica mundial con La Última Tentación de Cristo<(/i> (1987); la película estuvo censurada en México --y en otras partes del mundo-- durante más de diez años, debido a que mostró a un Jesús rebelde y desobediente que se niega a sacrificar en una cruz y asume el amor a su mujer como senda de vida Un ángel tierno y bonito es el diablo en persona Culpas, miedos y pecados de un Jesús totalmente humano son parte de de la gran superproducción Jean-Luc Godard hizo el filme Yo te saludo María (1979), que fue catalogado como herético y sistemáticamente censurado en todo el mundo En esta versión María es hija del propietario de un garage, espera un hijo y aún es virgen Comunidades ultraconservadoras hicieron un boicot para impedir su exhibición, sobre todo porque mostraba a Judas como un héroe El legendario grupo inglés Monty Python se caracterizó por hacer propuestas fílmicas y televisivas irreverentes Con un corrosivo humor y una absoluta libertad hicieron Monty Python: La vida de Brian (1979), una comedia que narra las vicisitudes de Brian, un hombre que nació en un pesebre, justo al lado del de Jesús, casi a la misma hora y en el mismo día que el propio Cristo La sátira incluye el error de los Reyes Magos que se confunden y bendicen a Brian y a una multitud de fanáticos que le exigen ser el Mesías cuando él simplemente es Brian En 1976, el padre del neorrealismo italiano, Roberto Rossellini, llevó a cabo su último film, El Mesías, una producción con una narrativa histórica rayando en lo didáctico y que no salió tan bien librada Rossellini, ateo declarado, tuvo que pedirle permiso al Papa para realizar su proyecto En El Evangelio según San Mateo (1964), Pier Paolo Passolini presentó a un joven estudiante buscando reformar el mundo que lo rodeaba Militante marxista y de la comunidad gay con una amplia trayectoria de escándalos, Passolini se caracterizó por su cinematografía feroz, directa y desprovista de escarceos complacientes con el público Con semejantes antecedentes era de esperarse que se diera una fuerte respuesta por parte del Vaticano No obstante, fue exactamente al revés Y la Iglesia católica celebró que la cinta apareciera, describiéndola durante la llamada Guerra Fría como "instrumento de diálogo entre el marxismo y el cristianismo" Las ligth Quién puede olvidar Jesús de Nazareth (1977), de Franco Zefirelli, hecha especialmente para la televisión italiana (RAI) Preciosista y pasada por todo tipo de filtros, sigue siendo el caballito de batalla de las televisoras y cinematecas que la proyectan cada Semana Santa En esa misma fórmula se destacan Barrabás (1962), con Anthony Quinn y Silvana Mangano, basada en la novela de Pär Lagervist; Rey de Reyes (1961), con el atlético gringote Jeffrey Hunter; Ben-Hur (1959), en cuya mítica escena Charlton Heston le da de beber a Jesús un poco de agua durante su Calvario; El Manto Sagrado (1953) que protagoniza Victor Mature en el papel de Demetrio, un romano sin valores que se ilumina ante la presencia de Jesús y se hace cargo de resguardar el manto ensangrentado También Quo vadis? (1951), primera película hecha en el concepto cinemascope que incluía color más definido y la ampliación de la pantalla, basada en la novela de Henryk Sienkiewick Otra mirada A estas películas se unen otras filmadas como musicales como Godspell, cuyo guión fue escrito siguiendo el Evangelio según San Mateo, y Jesucristo Superestrella (1970), ambas estructuradas originalmente como espectáculos teatrales en Broadway Los mexicanos no han logrado hasta ahora tomar el tema de la vida de Cristo sin caer en el melodrama No obstante se destaca por cuestiones sentimentales El Mártir del Calvario (1952), con Enrique Rambal y Manolo Fábregas Pero acaso ninguna tan "fresa" como Jesús de Nazareth, de Zefirelli, si nos atenemos a esta anécdota contada por el escritor Carlos Fuentes durante el estreno de la película en México: cuando Satanás apareció en la escena de las tentaciones mostrando la ciudad a Cristo para entregársela con todos sus placeres, el cineasta Luis Buñuel abandonó la sala diciendo al escritor: "Ahora va a ofrecerle Disneylandia"

Comentarios