Minimiza Aznar la violación a la constitución; afirma que provocó "un pequeño jaleo" en México

martes, 19 de junio de 2007
México, D F, 18 de junio (apro)- José María Aznar, exjefe del gobierno de España, cumplió hoy su primer día de actividades en México sin acometer en temas polémicos sobre México y América Latina, como lo hizo en el contexto electoral del año pasado, cuando violó la Constitución al pronunciarse en favor del triunfo de Felipe Calderón, con quien hoy se reunió en privado Aznar, quien llegó a México a promover el documento "América Latina: Agenda de libertad", dialogó con Calderón en la residencia oficial de Los Pinos Ambos intercambiaron puntos de vista sobre diversos temas en materia de política exterior de México Antes de reunirse, por la noche, con el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Manuel Espino, quien también encabeza la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), quien lo invitó, Aznar dialogó con Calderón y ambos se congratularon "por la riqueza de los nexos" entre México y España "El mandatario mexicano reiteró su beneplácito por el XXX aniversario del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre México y España, que se conmemoró el pasado 28 de marzo", informó escuetamente un comunicado de la Presidencia de la República Aznar, quien mañana se entrevistará con el expresidente Vicente Fox y ambos compartirán micrófono en la sede de la ODCA, en las Lomas de Chapultepec, asistió por la noche a una cena en las instalaciones del PAN, a la que asistieron los miembros del Comité Ejecutivo Nacional y numerosos invitados identificados con la derecha mexicana, cuyo partido padece una convulsión intestina Antes de desahogar las entrevistas con Calderón y Espino, el también presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FEAS), Aznar concedió una breve entrevista al diario Reforma, en la que minimizó la violación a la Constitución y a la ley electoral, por lo que el PAN fue multado por el Instituto Federal Electoral (IFE) y la Secretaría de Gobernación lo reconvino El expresidente español aseguró que la polémica que concitó, en febrero del año pasado, al pronunciarse a favor del triunfo de Calderón, fue apenas "un pequeño jaleo", expresión española para referirse a un alboroto "Fue un pequeño jaleo, ¿no? Pero eso hay que entenderlo Es absolutamente normal y natural en toda Europa y en muchos países", expresó "Pero, vamos, yo entiendo también que, por las circunstancias, se ha generado, sí, un pequeño jaleo, y también sé lo que es la legalidad mexicana" Aseguró que, en su visita del año pasado, el PAN no le recordó que el artículo 33 constitucional establece que ningún extranjero puede inmiscuirse en asuntos políticos y por eso expresó sus simpatías por Calderón, candidato de la derecha de México "Mire, yo he hecho muchas declaraciones de apoyo a muchos candidatos, y eso es lo normal No, no pasa nada", dijo, riéndose --¿Le sirvió a Calderón este apoyo? --Calderón ganó las elecciones porque los mexicanos decidieron que era el que tenía que gobernar, y eso es lo más importante, que la gente pueda decidir, que la gente decida en libertad

Comentarios