"La danza contemporánea en México no es negocio": Mancillas

lunes, 25 de junio de 2007
México, D F, 25 de junio (apro)- Es imposible vivir de la danza bajo las actuales condiciones fiscales del país Así lo afirma el coreógrafo y bailarín de origen sonorense Miguel Mancillas "La miscelánea fiscal no nos presenta condiciones elementales para obtener ventajas para el grupo Es imposible obtener donativos, tenemos que pagar grandes sumas por impuestos por subsidios que el gobierno nos da, y nos hemos convertido en intermediarios para que otros ganen y nosotros no" En pleno festejo por los veinte años del grupo "Antares" fundado por él en compañía de Isabel Romero, David Barrón y Adriana Castaños, Mancillas, premio nacional de danza y poseedor del apoyo "México en Escena" del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), explica: "La danza contemporánea no es negocio No tiene obligación de serlo Promoverla es una obligación del Estado y lo ha sido durante mucho tiempo Pero en la práctica, a pesar de lo que se ha hecho, cuando menos en provincia, es prácticamente imposible que yo convenza a los jóvenes de que se dediquen a bailar cuando ellos mismos saben que no van a poder vivir de su trabajo" Para él, al no ser la danza contemporánea un producto comercial, es imposible pensar que las compañías se tengan que convertir en pequeñas empresas para poder sobrevivir "Nuestra finalidad no es ser empresarios Lo nuestro es un servicio que va hacia la sociedad De inicio tenemos un problema de vocabulario Y tal parece que en lugar de dedicarnos a nuestro trabajo, tenemos que aprender el vocabulario de la empresa y del tipo de trámites que se hacen, y nos la pasamos generando empleos a otros aunque el grupo en sí mismo no tenga empleo fijo "No soy tonto Mi padre es agricultor Yo podría trabajar con él y me iría económicamente muy bien Isaac Chau (otro de los miembros del grupo) estudió diseño gráfico y comunicación, podría ganar más dinero así Mis bailarines deciden bailar porque les parece indispensable Bailamos porque no podemos evitarlo, nos gusta y es lo que queremos hacer" Y medio en broma y serio, dice: "No soy Alejandra Guzmán La respeto muchísimo y me encantaría cobrar lo que ella cobra, pero a un grupo artístico no nos ven dignos de un sueldo alto No te quieren pagar ni 20 mil pesos por una función Y por supuesto no tenemos temporadas largas en el año Además, uno mismo tiene que hacer la promoción, y en algunos casos hasta el teatro y la tramoya tienes que pagar" Francamente decepcionado, Mancillas advierte: "Trabajo de ocho a ocho, formo bailarines, entreno mi compañía A qué horas voy a hacer el trabajo de un empresario Simplemente me he convertido en un intermediario Siendo racionales cualquiera te diría ?deja ese trabajo No vale la pena?" Sin embargo, la pasión del grupo ha podido más

Comentarios