Chiapas: más de 20 mil los excluidos del sector salud (Primera de dos partes)

lunes, 30 de julio de 2007
* Un brote de tosferina puso al descubierto el problema en la entidad Chankolom, San Juan Cancuc, Chis , 30 de julio (apro)- El reciente fallecimiento de 14 indígenas a causa de un brote de tosferina en la región de Los Altos, derrumbó el discurso oficial sobre los logros alcanzados por las autoridades chiapanecas en materia de salud y desnudó la frágil situación sanitaria que enfrentan desde hace 13 años las comunidades zapatistas de la zona habitada por unas 20 mil personas En junio pasado, el gobierno chiapaneco presumió que la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), establecería una oficina en la ciudad fronteriza de Tapachula y, aún más, anticipó que en breve recibiría la "certificación internacional por los logros obtenidos en materia de salud" Sin embargo, la Junta de Buen Gobierno de Oventik (JBG) se encargó de quitarle el maquillaje al discurso oficial cuando, el pasado 13 de junio, dio a conocer que al menos 14 indígenas habían muerto de tosferina y 233 personas presentaban síntomas de la misma enfermedad en algunas comunidades de la cañada del municipio de San Juan Cancuc La JBG señaló concretamente las comunidades de Chankolom, Iwiltik, El Rosario, Tzajal Ukum, Yocwitz, Bakelchan y La Palma En la primera localidad se identificaron los casos más graves El brote de tosferina fue descubierto en una visita que hicieron a esos lugares 25 vacunadores, 19 promotores de medicina general, un pasante de enfermería, una doctora, un paramédico y seis traductores de las microclínicas zapatistas de Agua de León, Estación, Magdalena, 16 de Febrero, Nueva Libertad, San Juan Cancuc, Zinacantán y Oventic Los miembros de la Coordinación General del Sistema de Salud Autónomo Zapatista (SSAZ) dieron fe del fallecimiento de los 14 menores Enterado del asunto, las autoridades sanitarias del gobierno de Juan Sabines trataron de ocultar el lamentable hecho ocurrido dentro de las comunidades indígenas ante el temor de perder la ayuda federal y la certificación internacional de la OPS Sin embargo, la JBG zapatista denunció públicamente el deceso de los menores y la marginación en materia de salud en que se encuentran las comunidades indígenas en la región de Los Altos Entonces, la Secretaría de Salud estatal salió al paso y negó todo, incluidos los 14 decesos Incluso, organizó un "tour" para desmentir a los representantes de la JBG zapatista El jueves 14 de junio, personal de la Secretaría de Salud estatal se trasladó a las comunidades afectadas El que esto escribe los acompañó en el recorrido Después de una travesía de dos horas y de surcar tramos inaccesibles, el reportero encontró toda una escenografía montada: dos puestos de vacunación, personal de salud que se movilizaba de un lado a otro y maestros que impartían clases Incluso un aula fue acondicionada para recibir a los reporteros Ahí estaban Lorenzo Santís Hernández, presidente del comité de Salud de la comunidad y un grupo de promotores Todos negaron la muerte de 14 menores a causa de un brote de tos ferina Lo más que admitieron fue que más de 25 familias adheridas al zapatismo se encuentran fuera de su supervisión Ante la jefa de la jurisdicción sanitaria número dos, con sede en San Cristóbal, Leticia Montoya Liévano, y el director de Redes y Servicios de la Secretaría de Salud, Alfonso Torres Aguilar, así como otros funcionarios Santíz Hernández elogió la atención gubernamental que reciben más La caravana médica prosiguió, a pie, su camino Luego de avanzar cuatro kilómetros, se toparon con la parte rebelde de Chankolom, donde hace poco se instaló la "microclínica zapatista Santa María" Se trata de una construcción de cemento, con el piso de tierra Esta clínica es atendida por la organización francesa, denominada Médicos del Mundo Llegaron a este lugar a petición de los propios zapatistas Funcionarios y brigadistas del gobierno estatal platicaron con uno de los médicos extranjeros, quien les confirmó que ellos supieron efectivamente que 14 menores habían fallecido a causa de un brote de tos ferina en las comunidades indígenas zapatistas "Por la mañana llegaron como doce niños para que los atendiéramos, todos tenían el síndrome coqueluchoide, los síntomas de la tosferina", confió al reportero el médico que, por instrucciones de la JBG, se reservó su nombre Antes de continuar su camino, los enviados del gobierno estatal fueron testigos de la cruda realidad que priva en dichas comunidades Y es que intempestivamente llegó a la microclínica el indígena Antonio Mendoza Hernández con su tragedia a cuestas: comentó que sus hijos tenían tos y que incluso un par de ellos habían muerto por la tos El drama personal de Mendoza Hernández es común en estos lugares, donde el agua es un artículo de lujo No hay un solo arroyo o río de dónde obtener agua Debido a esa situación, el tracoma es un mal endémico en esta zona Una infección en los ojos, termina por dejar ciegos a los indígenas Los médicos extranjeros traen el agua desde San Cristóbal, pero lamentan que la población tenga que buscar entre las montañas pequeños manantiales o, de plano, esperar a que llueva para tener agua La Cañada de los Altos es la más pobre de Chiapas, entidad que tiene 17 de los 100 municipios más pobres del país Chiapas, de "alta prioridad" Según un diagnóstico de la Secretaría de Salud, elaborado en los primeros seis meses de este año, Chiapas es de los "estados prioritarios", con cifras históricamente altas de marginación, analfabetismo, fecundidad y población indígena Incluso la situación fronteriza condiciona flujos migratorios que frecuentemente traen consigo riesgos de transmisión de enfermedades; también están presentes los riesgos a la salud por contingencias ambientales, a consecuencia de la presencia de dos volcanes activos, de incendios forestales, sismos o fenómenos hidrometeorológicos Consigna el documento que hasta hace pocos años las diarreas, las neumonías y el sarampión, entre otras enfermedades transmisibles, ocupaban los primeros lugares en mortalidad, aunque ahora, dice, éstos los encabezan los padecimientos derivados de la modificación de los estilos de vida, como la diabetes, enfermedades del corazón, tumores malignos y los accidentes Los motivos más frecuentes de demanda de servicios médicos son las infecciones respiratorias e intestinales "Chiapas es de alta prioridad por algunos indicadores de salud de alto impacto social, como la muerte materna, el cáncer cérvico-uterino, mortalidad infantil y preescolar y, recientemente, el VIH/sida", revela el informe También coexiste otro grupo de enfermedades que si bien no son de alta mortalidad ni de demanda de atención, son relevantes por ser casi exclusivas del estado, entre ellas, la oncocercosis, tracoma, leishmaniasis y enfermedad de Chagas Todas ellas se encuentran en la zona Altos de Chiapas, donde se ubica la mayoría de los 17 de los 100 municipios más pobres de México Los excluidos Roberto es un indígena tzotzil que se encarga de coordinar la clínica zapatista en Chankolom En entrevista, él confirma la existencia de un brote de tosferina en las comunidades zapatistas Aún así, la Secretaría de Salud quiso poner punto final a la controversia con la difusión de un comunicado, en el que consignaba que lo único que se encontró en la región de Los Altos fue "enfermedades de tipo respiratorio" "En esta zona no existen casos de tosferina, toda vez que de la evaluación de los exámenes, resultó negativo a este padecimiento y positivo a enfermedades respiratorias", señala el comunicado, con base en el diagnóstico de Adriana Gómez Bustamante, encargada del Laboratorio Estatal de Salud A Roberto no le interesan los resultados de laboratorio El vive todos los días el drama de muertes maternas y muertes infantiles También tiene claro que el gobierno los tiene olvidados y que su salud y la de los habitantes de las comunidades indígenas de Los Altos, depende de los "servicios autónomos", como llaman al sistema de salud zapatista Agrega que el gobierno "pretende tapar el sol con dedo", cuando es una realidad que en las comunidades se sigue muriendo muchos niños por enfermedades que podrían ser curables con una pronta atención médica "Ese invento de que son enfermedades derivadas de las quemas forestales es una mentira, pues cada año los campesinos queman y no hay brotes de tosferina como los que están ocurriendo ahora", termina

Comentarios