Todo listo para el pacto antidrogas México-EU: Washington Post

jueves, 9 de agosto de 2007
México, D F, 8 de agosto (apro)- Los gobiernos de México y Estados Unidos están a punto de firmar un acuerdo de colaboración para combatir el narcotráfico que, entre otros puntos, incluye la autorización a la agencia antinarcóticos del vecino país (DEA) para que pueda intervenir llamadas telefónicas y rastrear los embarques dentro del territorio nacional Según la información publicada este miércoles por el diario The Washington Post, dicho acuerdo significará la mayor alianza de su tipo desde la aplicación del Plan Colombia hace ocho años Con base en fuentes legislativas estadunidenses y del gobierno mexicano, el diario estadunidense revela que entre los aspectos por resolverse destacan el nivel de actividad que Estados Unidos desarrollará en México, pese a lo cual existe confianza en que el acuerdo se concrete pronto Según el congresista demócrata por Texas, Henry Cuéllar, citado por el diario, el acuerdo podría ser anunciado el 20 de agosto durante la reunión cumbre en Quebec, Canadá De hecho, el presidente Felipe Calderón ya solicitó permiso al Congreso para viajar a esa nación En ese encuentro se reunirán los presidentes de Estados Unidos, George W Bush, y de México, Felipe Calderón, así como el primer ministro canadiense Stephen Harper Cuéllar, quien el año pasado presentó una iniciativa para incrementar la asistencia antidrogas a México, anticipó que el acuerdo involucrará "cientos de millones de dólares" "Si vamos a tener éxito en arrancar este cáncer allá, vamos a tener que invertir una gran cantidad (de dinero)", dijo el legislador The Washington Post señaló que el plan representará un enorme giro en la relación entre ambos países, después de años de tensión y mutua desconfianza entre las agencias policiacas El diario estadunidense señaló que las pláticas se han llevado a cabo bajo un completo hermetismo, sobre todo de México, frente a los temores del gobierno de un repudio anticipado dadas las sospechas sobre la intervención de Washington en asuntos internos de ese país

Comentarios