Will y Sue

jueves, 23 de octubre de 2008
MÉXICO, DF, 22 de octubre (apro) - Después de su estreno en el Teatro Nacional Cervantes de Buenos Aires, Will y Sue, uno de los primeros proyectos apoyados por el programa Iberescena que se presenta en México, inició su temporada en el Teatro Orientación para ofrecer al público una particular visión de la vida y obra de William Shakespeare, con una mezcla de datos históricos, fragmentos de sus obras y mucha imaginación, que logran un buen resultado escénico, sobre todo en términos plásticos y humorísticos Luis Rivera López (autor, actor, codirector) y Haydeé Boetto (actriz, codirectora) son los protagonistas de esta obra que basa su estética visual en el papel, y la parte anecdótica en una carta que Shakespeare recibe de su hija Susana y que coincide, por lo menos en temporalidad, con el retiro como escritor del genio de Stratford Alrededor de esa carta se arma una trama en la que personajes de obras shakespeareanas como Próspero, Falstaff, Ricardo III y Hamlet, entre otros, hacen las veces de alter ego del escritor inglés, interpretados por títeres de bella e impresionante factura a los que Rivera López y Haydeé Boetto, con gran destreza de manipulación y sentido histriónico, dan vida Textos originales de Shakespeare que se escuchan en la voz de sus personajes, combinados con textos de Luis Rivera (integrante de la compañía argentina Libertablas) integran este montaje que inicia con la presencia del Bardo de Avon en sus estudio, escribiendo su última obra, La tempestad, y leyendo la carta de su querida Sue, quien entre líneas le reprocha su abandono Por momentos el texto es muy verboso, pero la actuación y el humor de los personajes sacan a flote este trabajo de excelente nivel que cuenta también con música en vivo interpretada por Sergio Bátiz (bandoneón) y Jacobo Lieberman (violonchelo), quienes ejecutan fragmentos del Sueño de una Noche de Verano de Mendelssohn El nudo de la obra es una especulación en torno a la misteriosa y prácticamente desconocida vida de William Shakespeare quien, a pesar de ser uno de los grandes autores de todos los tiempos, es prácticamente un anónimo, quizá por su discreción que rayaba en lo gris, contrario a lo que pudiera pensarse, un empresario que se dedicaba a promover sus obras sin buscar el lucimiento personal Shakespeare prefería la parte oculta del escenario, a pesar de que en algún momento fue actor Así era, según los pocos datos que se conocen de su vida, el creador literario más luminoso de la historia, por eso Will y Sue especula a partir de dos o tres aspectos de su vida que son conocidos hasta nuestros días "Will y Sue --dice Luis Rivera-- se propone hurgar en ese mundo, fantasear libremente acerca del famoso ?retiro? de Shakespeare Desentrañar el misterio de quien da vida a cientos de Pinochos, más potentes que el mismo creador y retratar esa convivencia diaria con muñecos de vida propia, esa manera de crear trascendencia desde el anonimato" Will y Sue es un espectáculo dirigido a adolescentes y adultos (duración 90 minutos) Las funciones se realizan lunes y martes a las 20:00 horas

Comentarios