Suman cinco, los cuerpos descubiertos en narcofosa, en Reynosa

viernes, 23 de mayo de 2008
Reynosa, Tamps , 22 de mayo (apro)- Cinco cadáveres han sido localizados hasta ahora en un predio ubicado a las afueras de esta ciudad y que, según denuncias recibidas por la PGR, era utilizado por grupos delictivos como cementerio clandestino La Procuraduría General de la República informó que en cumplimiento de la orden judicial 16/2008-2, otorgada por el juzgado octavo de sistrito, dentro de la averiguación previa AP/PGR/TAMPS/REY-II/1415/08, el Ministerio Público federal, con el apoyo de elementos de la AFI, del Ejército Mexicano y peritos especializados, ha realizado inspecciones en el terreno ubicado a unos cinco kilómetros de esta ciudad Desde el 15 de mayo las fuerzas federales han mantenido cerrado el paso hacia este rancho, de aproximadamente media hectárea de extensión, donde se presume que pueda haber aún más cuerpos sepultados La dependencia federal informó que, con apoyo de maquinaria y de personal especializado, localizaron bajo las caballerizas ?a un metro de profundidad-- restos humanos, que son analizados por peritos especialistas en antropología, genética, medicina forense y criminalística, entre otros, para lograr su identificación Uno de los cuerpos ya fue identificado por sus familiares como Carlos Alejandro Rivera Villa, de 26 años Celinda Guzmán, esposa de la víctima, dijo que Rivera trabajaba como taxista, y que desde el 6 de mayo había salido a trabajar normalmente, pero que ya no regresó a su casa y días después su taxi fue encontrado, abandonado, en una calle de la colonia Lampacitos de esta ciudad El cuerpo de Rivera fue el segundo en ser localizado por la PGR en ese predio y fue identificado por los tatuajes que tenía, dos de ellos de la Santa Muerte La Procuraduría ha divulgado en los medios locales las características de cada uno de los otros cuatro cuerpos, así como de la ropa que portaban, para pedir ayuda de la ciudadanía para identificarlos Las víctimas hasta ahora encontradas, todas del sexo masculino, tenían señas de haber sido torturadas, con trapos en la boca, vendajes en la cara o atados de manos, y presentaban distintos grados de descomposición Los informes que tenía la PGR es que en ese rancho podría encontrarse el comandante de la AFI en Tamaulipas, Francisco Javier Hernández Zamorano, quien fue secuestrado el 1 de mayo de un centro comercial Pero hasta ahora, ninguno de los cuerpos corresponde con sus características, señalaron fuentes de la dependencia

Comentarios