Impune, el crimen de Posadas Ocampo, afirma Guzmán Pérez

sábado, 24 de mayo de 2008
Guadalajara, Jal , 23 de mayo (apro)- El secretario Gobierno de esta entidad, Fernando Guzmán Pérez Peláez, reabrió una vieja herida al exhortar a las autoridades federales a citar a declarar al expresidente Carlos Salinas de Gortari en relación con el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, cuyo caso, dijo, sigue impune a 15 años de distancia Según el funcionario estatal, Salinas de Gortari "conoce" sobre el crimen del cardenal ocurrido en el aeropuerto internacional de esta ciudad El pasado miércoles 21, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), a través de su secretario general, José Leopoldo González, exigió a las autoridades federales que citen a declarar a Salinas Añadió que la primera declaración que hizo Salinas de Gortari el 2 de agosto de 2006, estuvo "llena de omisiones" Guzmán Pérez secundó dicha petición: En entrevista, dijo: "Creemos que el expresidente puede aportar mucha más información al caso, porque era el hombre más informado del país en el momento de los hechos A él le reportaban el procurador General de la Republica (Jorge Carpizo); el secretario de Gobernación (Patrocinio González Garrido) e, incluso, el Ejercito mexicano, como comandante supremo de las Fuerzas Armadas" Según el exasesor del arzobispado en el caso Posadas, este "crimen de Estado" se mantiene impune, además de que "se alteraron pruebas y hubo una clara obstrucción de las averiguaciones" Además, rechazó la "teoría de la confusión" de Carpizo, según la cual Posadas Ocampo murió de manera accidental durante un enfrentamiento entre bandas de los hermanos Arellano Félix y Joaquín "El Chapo" Guzmán, en el aeropuerto Internacional de Guadalajara Guzmán señaló que esa hipótesis fue descartada "desde el primer momento del análisis de las pruebas", y afirmó: "Se pretendió ocultar lo que realmente ocurrió la tarde de ese día en el aeropuerto, no obstante que testigos dieron fe de la forma como los sicarios actuaron en forma directa contra Posados Ocampo y su chofer" Dijo que las declaraciones del entonces director del Servicio Médico Forense, Mario Rivas Souza, quien afirmó que Posadas Ocampo recibió directamente 14 disparos, "son una prueba irrefutable de que se trató de un crimen fríamente planeado" Añadió: "Ni siquiera se ha llamado ante un juez al primer detenido Fue un crimen de estado Se perdieron evidencias claves que podrían ayudar a esclarecer el crimen Además, se robaron objetos claves en el escenario del crimen y se distrajo la atención con el argumento de que fue un fuego cruzado, cuando todo mundo sabe que es una hipótesis falsa"

Comentarios