Aprueba Cámara de Representantes cláusulas menos duras para la Iniciativa Mérida

miércoles, 11 de junio de 2008
* Otorgaría a México mil 100 mdd en tres años Washington, 10 de junio (apro) - En respuesta a la determinación del gobierno de México de rechazar cualquier apoyo para combatir el narcotráfico bajo condiciones injerencistas, la Cámara de Representantes del Congreso federal estadunidense aprobó una nueva versión para financiar los tres años de instrumentación de la Iniciativa Mérida La nueva propuesta contiene términos menos rigurosos que la versión original, con la idea de que el gobierno de Felipe Calderón las acepte El paquete de financiamiento para la Iniciativa Mérida, que aprobó la Cámara de Representantes por 331 votos contra 106, otorgaría a México, en un plazo de tres años, mil 100 millones para la adquisición de equipo militar, tecnología de espionaje, vigilancia aérea, escaneo terrestre en los puertos marítimos y puestos aduanales, así como adiestramiento especializado para militares y policías dedicados a combatir al crimen organizado y al narcotráfico La Cámara de Representantes eliminó del proyecto de ley las certificaciones que debería hacer el Departamento de Estado para garantizar que México, en lugar de procesar a su personal militar en una corte marcial ?como marca la Constitución-- lo hiciera ante un ministerio público Esto, en caso de que algún soldado mexicano que usara el equipo entregado por Estados Unidos, cometiera violaciones a los derechos humanos escudándose en la guerra contra el narcotráfico "Además de los mejoramientos en la capacidad de esforzar las leyes y mejorar la cooperación, la iniciativa ofrecerá fondos para hacer más eficientes los sistemas judiciales en estos países para reforzar las leyes y sus sistemas democráticos", declaró la representante por el estado de Florida, Ileana Ros-Lehtinen, la republicana de más alto rango en el Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes En la nueva versión del proyecto de ley de la Iniciativa Mérida, la Cámara de Representantes, aunque no acogió las condiciones injerencistas impuestas por la Cámara de Senadores, si mantuvo la necesidad de que el Departamento de Estado certifique que los fondos que en esta materia se entregaran al gobierno mexicano, no se vean involucrados en incidentes relacionados con violaciones a los derechos humanos Bajo esta premisa, el gobierno estadunidense vigilará el uso del equipo militar y el proceder de los militares y policías mexicanos adiestrados por el Pentágono y personal de las agencias federales de Washington "Queremos asegurarnos que el dinero de los contribuyentes de Estados Unidos sea destinado para respaldar prácticas consistentes con nuestros valores", señaló, en un comunicado, Howard Berman, representante demócrata del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes La versión aprobada por la Cámara de Representantes tendrá que discutirse con la de la Cámara de Senadores, que estipula también la entrega de 350 millones de dólares para el año fiscal 2008, que inició el 1 de octubre del año pasado, pero que establece las condiciones injerencistas que rechaza el gobierno de Calderón Por la amenaza de contagio en Estados Unidos de la narcoviolencia que priva en el norte de México, en el Capitolio los legisladores se están sensibilizando más con la posición del gobierno de Calderón, que lo que busca, más que apoyo de Estados Unidos, es hacer sentir responsable al gobierno federal estadunidense en términos de la guerra contra el narcotráfico Estados Unidos sigue siendo el principal mercado de consumo de drogas en el mundo, el principal centro de lavado de dinero procedente del trasiego de narcóticos, y es el proveedor número uno de las armas que usa el crimen organizado mexicano para cometer los ilícitos Fuentes del gobierno mexicano aseguran que es posible que en la Cámara de Senadores, Patrick Leahy, el demócrata del estado de Vermont, presidente del Comité Judicial y autor de las condiciones injerencistas, desista de la idea de imponer certificaciones anticonstitucionales al gobierno de Calderón, con base precisamente en que el problema del tráfico de drogas es compartido Los mil 100 millones para México incluidos en el nuevo paquete de financiamiento de la Iniciativa Mérida, incluye además 405 millones de dólares para respaldar a los países centroamericano, y 74 millones que el Departamento de Justicia deberá usar estrictamente para contener el flujo de armas a México Con la decisión de Calderón de rechazar asistencia condicionada de Washington, se habla en el Capitolio de la creciente posibilidad de que la versión final de la Iniciativa Mérida saldrá sin condiciones injerencias, sino con unas más razonables, que estaría dispuesto a asumir el gobierno mexicano

Comentarios